Categories
Esoterismo OC Medicina Natural OC

Hiperlongevidad: los Pilares 6 y 7. La Reducción a Cero de las Emociones y el Entendimiento del Gran Juego

La Orden Militar y Esotérica del Cetro, utiliza escenas de la película Matrix I para explicar en forma sencilla la Teoría de “Las Cargas de los Constructos Mentales”, que rigen toda la red Mental del Gran Juego.

“Una bala es letal, si uno asume su letalidad como tal”. Esta sencilla frase nos habla del poder interior de cada uno para sobreponerse a todas las “cargas2 por más letales que estas sean y seguir al camino de la hiperlongevidad.

Todos estos conocimientos son comunes en todas las organizaciones esotéricas, desde la antiguedad. La Masonería que señorea en los ambientes hollywoodenses, una vez más, los da a conocer en forma encubierta.

 

Categories
Medicina Natural OC

Parte II: Erradicación Exitosa de la Bacteria Helicobacter Pylori, Causante de Ulceras y Cánceres

Antecedentes

A principios de Junio de 2017, uno de los miembros de la Orden del Cetro, desarrolló los síntomas de esta bacteria con fuerte reflujo y aceleración del ritmo cardiaco. Consultado el Médico Cirujano y Jefe de Investigaciones de nuestra Cátedra de Experimentación de la Medicina OC,  se decidió un tratamiento provisional , basado en medicamentos alopáticos, para contener los síntomas, disminuir los dolores y hacer poco favorable el medio gástrico para el desarrollo y difusión de esta resistente y muy dañina bacteria, puesto que se sabe que la tasa de curación basada en combinaciones de antibióticos y en la bomba de protones no supera el 50%.

Esta estrategia alopática previa permitió ganar un mes de tiempo para la la búsqueda de una solución integral aplicando los métodos de la OC, ya relatado en los

https://www.artemarcialdelcetro.com/2017/10/31/los-7-pilares-la-hiperlongevidad/

 

El objetivo principal fue pues dar tiempo para la investigación y buscar entre las formulas oc, soluciones basadas en plantas.

Estrategia Alopática aplicada exitosamente en la Contención de la Enfermedad para dar Tiempo a la Aplicación de los Principios Curativos OC

La estrategia alopática dio muy buenos resultados y permitió contener la enfermedad. Los remedios alopáticos de contención utilizados fueron

A) Trimebulina: está indicada en el tratamiento de náuseas, vómitos, regurgitación, hipo, disfagia, pirosis, ardores retro esternales, epigastralgias, dispepsias, gastritis, úlcera gastrointestinal, secuelas de gastrectomía, discinesias hepatobiliares, colitis, colopatías, alternancia diarrea constipación, restablecimiento del tránsito gastrointestinal en el postoperatorio, gastroenteritis agudas.

B) Malgadrato: está indicado en el tratamiento sintomático de la acidez de estómago, en aquellos casos en los que se desee obtener un elevado efecto tamponado de ácido, y de las regurgitaciones ácidas asociadas con dolor de estómago, molestias gástricas, inflamación aguda o crónica de la mucosa gástrica (gastritis, dispepsia no ulcerosa), inflamaciones esofágicas (esofagitis por reflujo), úlceras gastroduodenales.

C) Raniditina: la ranitidina (inn) es un antagonista h2, uno de los receptores de la histamina, que inhibe la producción de ácido gástrico (ácido estomacal), comúnmente usado en el tratamiento de la úlcera péptica (pud) y en el reflujo gastroesofágico (erge).

D) Lanzoprasol: es un medicamento del grupo de inhibidores de la bomba de protones que actúa a nivel del tracto gastrointestinal, reduciendo la secreción del ácido gástrico inhibiendo la atpasa de la membrana celular de las células parietales del estómago. Por ello está indicado en el tratamiento de la dispepsia, úlcera péptica (en el estómago o duodeno), reflujo gastroesofágico y el síndrome de zollinger-ellison, así como terapia coadyudante en el tratamiento de las infecciones por el helicobacter pylori.

 

El Tratamiento Natural Utilizado para la Cura de la Enfermedad Gástrica y la Erradicación de la Helicobacter Pylori

El procedimiento fue completo y radical, aplicando 4 de los 7 Pilares de longevidad que son:

 

  1. Pilar del Agua
  2. Pilar de la Frugalidad
  3. Pilar de la Ingesta de Plantas Medicinales
  4. Pilar de las Vaporizaciones Pulmonares

 

Nota 1. El Cuarto Pilar se aplicó porque la paciente evidenció simultáneamente a los síntomas de Helicobacter Pylori un cuadro de Bronquitis Crónica, el cual fue tratado exitosamente en un plazo de 5 meses (ver art

Nota 2: La posible relación entre cuadros pulmonares y gastricos por infección de Helicobacter es cada vez más evidente. Un reciente estudio llevado a cabo por los investigadores de la Universidad de British Columbia y publicado recientemente en la revista Thorax. Según sus resultados, los niveles de bacteria Helicobacter pylori sería hasta 3 veces mayor en los individuos que sufren EPOC (en pruebas de aliento), en comparación a los que no sufren tal enfermedad. La teoría que manejan estos científicos es que la infección de esta bacteria en la infancia podría afectar al correcto desarrollo pulmonar, haciéndonos más propensos a las enfermedades pulmonares, como el EPOC.

 

Procedimiento

1. Se recomendó a un cambio integral de los hábitos de ingesta de líquidos de la paciente, eliminándose todo consumo de aguas comerciales, gaseosas, café y aguas de todo tipo que no fueran Agua de Lluvia o de Surgente sin flúor ni cloro. La OC considera de capital importancia para el éxito de cualquier tratamiento médico y la restauración de la salud, el uso de agua sin aditivos, especialmente sin flúor ni cloro.
2. Se decidió una eliminación de toda ingesta de harinas de trigo, maíz y de cualquier tipo de harina, sobre todo las industrializadas por la gran cantidad de tóxicos empleados en su elaboración (pesticidas, conservantes, etc) y partiendo de la base que los granos utilizados son transgénicos, lo cual está mas que demostrado que son malos para la salud. Se incluyó también, más que obvio, todos los derivados de las harinas tales como tortillas, galletas, pasteles, snacks, etc.
3. Se sugirió una reducción total de azúcares industrializados incluyendo hasta las mieles de abeja supuestamente “orgánicas”, que en realidad no lo son porque siempre son rebajadas con distintos compuestos, fáciles de detectar al gusto entrenado. En reemplazo solo se autorizó el consumo de hojas de stevia, no las industrializadas, sino extraidas directamente de la plantas cultivadas en el hogar.
4. Se redujo a cero todo consumo de ácidos cítricos y de frutas “ácidas” tales como ciruelas, piña, fresas, etc. Autorizándose solamente frutas como manzanas, bananas, etc.
5. Se introdujo el hábito de consumir al menos un plato diario de sopas de mezcla de crucíferas tales como coliflor, broccoli, coles de bruselas, etc. Y, por supuesto se erradicó el consumo de carne de cerdo, vacunos, pollo, etc, permitiéndose solamente el consumo esporádico de algunos pescados marinos de bajo porte. Por supuesto no de granja.
6. Se aplicó una toma diaria de 30 mililitros de una mezcla de 256 tinturas de plantas medicinales, despues de la cena y una ingesta de 20 mililitros de una mezcla de 32 tinturas despues del almuerzo. Las tinturas básicamente consisten en macerar en alcohol natural de 96 grados, durante al menos un mes, plantas de reconocido valor por sus principios activos medicinales.
7. Se introdujo además el consumo de al menos 1 litro diario de una infusión (“té”) mezcla de 101 plantas medicinales.
8. Simultáneamente se aplicaron 4 vaporizaciones diarias de eucalipto bugambilia y mezcla abango para mejorar (fue con éxito) y erradicar el cuadro de bonquitis crónica.

RESULTADOS

Tras 5 meses de disciplina alimentaria, de consumo de tinturas e infusiones y vaporizaciones, la Helicobacter Pylori y el cuadro pulmonar simultáneo, fueron erradicados.

 

“Post médico (copiado de la Cátedra de Medicina Experimental OC)

Referente a la excelente evolución del padecimiento gástrico

Como podrán recordar hace varios meses se hizo la descripción de la bacteria Helicobacter Pilory responsable de muchos casos de gastritis crónica. La paciente se presentó con serios problemas gástricos y digestivos cuyo conjunto de síntomas me hicieron pensar en la posibilidad de padecer esta bacteria.

Se inició la terapia ya mencionada y documentada en su respectivo post.
Se hizo un seguimiento semanal, se cambio de forma radical la dieta y se comenzó una ingesta especifica de tinturas.

Tras meses de vigilancia comenzamos a “tentar al diablo”, se hicieron pruebas que consistían en ingerir alimentos “prohibidos”; como pastas, carnes, harinas, etc; alimentos que para quienes siguen esta cátedra entenderan son prohibidos. Ni un dato de recaida, tolerancia perfecta, sensación franca de vitalidad, datos francos de buena digestión ( por ejemplo, las borracheras que comenzó a tener Sil gracias a la completa absorción de las tinturas).

Una mejoría real y franca y aunque en estos tipos de padecimientos siempre hay que tener prudencia en la evaluación todo  hace pensar que hay una curación completa y hasta una erradicación de dicha bacteria. Para eso haremos en un futuro un examen de laboratorio de confirmación.

Otro éxito mas de esta investigación, fruto de la decisión, coraje, disciplina y ganas de querer recuperar la salud por parte de la pacientel.

Y aunque esto aún no acaba tengo la certeza de que la batalla está ganada.
Saludos.

José Luis Díaz Quinteros, Médico Cirujano. Univesidad de Guadalajara” 

 

Nota: Posteriormente a este post, se continuó con la misma metodología por 2 meses más, sin variar un ápice la misma y, sometida a pruebas de ingesta de alimentos “prohibidos”, la paciente continuó sin presentar síntoma alguno.

 

Autores:
Dr. José Luis Díaz Quinteros / Alejandro Vega Ossorio

Categories
Actualidad OC Medicina Natural OC

Poderoso Anestésico Natural da a Conocer la Orden del Cetro

Cabello de Angel o Pelo de Angel ( calliandra grandiflora Benth).

cabello de angel

Usos Tradicionales en la Medicina Mexicana:

Comúnmente se usa esta especie en la medicina ancestral mexicana, en afecciones dentales. Así, en el estado de Chiapas en México, por ejemplo, se le emplea como calmante, masticando cualquier parte joven de la planta (raíces, corteza, frutos, hojas y ramas apicales) y después se coloca en la cavidad de la pieza infectada. En el estado de Puebla, es recomendada para amacizar la dentadura (dientes flojos).

También se tratan otros padecimientos con esta planta.

En Guerrero, cuando ocurren rasgaduras durante el parto, se prescribe la siguiente preparación: tres cabellitos de ángel hervidos en una poca de agua y machacados se untan en la zona afectada, después de tres días se retira la unción durante el baño.

En Tlaxcala, la decocción se utiliza para realizar lavados vaginales. Cuando se presenta fiebre, se baña al paciente con la cocción de las hojas diluida en agua; este mismo preparado se emplea también para las canas y evitar la caída del cabello, en estos casos se lava a manera de enjuague la cabeza.”

El Procesamiento de la Planta en Tintura, con alcohol natural de 96 grados, genera un potente anestésico

La Cátedra de Medicina Experimental de la Orden del Cetro y su equipo de procesamiento y estudio de plantas, produjo tintura de esta planta para investigar que otros usos podrían derivarse, más allá de ser un calmante natural con varios siglos de uso.  Pronto se estableció que es un potentísimo anestésico.

La detección casual de sus propiedades anestésicas en la boca, indujo a la experimentación:

Se probó en mucosa oral y el efecto fué inmediato y se prolongó en promedio de 10 a 15 min.

Se ensayó en piel sana y el efecto anestésico se hizo presente, a pesar de no ser mucosa, aunque no al 100% . Hubo una reducción de la sensibilidad en un 60% y su efecto se mantuvo                          20 min.

Se experimentó en heridas de piel abiertas ( raspones ) y el efecto fué el mismo que en mucosas, un efecto inmediato y de anestesia total …. el inconveniente fué que al ser una base de alcohol hubo ardor, viendo esto se hizo una pequeña dilusión en agua y de esa forma se hizo mas tolerable (sin dejar de haber cierto ardor ) y el efecto anestésico no disminuyó.

Pudimos demostrar en primera persona este efecto que ni los libros de botánica han tomado en cuenta, la ANESTESIA, excelente anestésico de corta duración.

 

Autor: Medico Cirujano Jose Luis Diaz Quinteros 

Categories
Actualidad OC Medicina Natural OC

Parte I: Helicobacter Pylori, Causante de Ulceras y Cánceres. Entendiendo al Enemigo

Uno de los grandes problemas de nuestro tiempo son los problemas digestivos, derivados de la pésima alimentación y de la gran cantidad de tóxicos contenidos en la comida basura y en el agua deplorable que ingerimos.

Es así que nuestro Sistema Inmune, cae verticalmente en su capacidad defensiva y somos presas fáciles de un sin número de bacterias, virus, hongos y parásitos; entre ellos la Helicobacter Pylori, una bacteria causante de serios problemas, por su capacidad extraordinaria de resistir medios fuertemente ácidos como el del jugo gástrico en el estómago, compuesto de agua, ácido clorhídrico, trazas de cloruro de potasio, cloruro de sodio, bicarbonato, enzimas y mucus. Gracias a la acción de los jugos gástricos, el bolo alimenticio pasa a formar una sustancia pastosa denominada quimo.

1. Comprendiendo el Problema

El Helicobacter pylori (H. pylori) es un tipo de bacteria que causa infecciones en el estómago. Se encuentra, aproximadamente, en dos tercios de la población mundial. Es posible que se transmita por agua y alimentos contaminados, pero los investigadores no están seguros. Puede causar úlceras pépticas y cáncer de estómago.

Una úlcera péptica es una llaga en la mucosa que recubre el estómago o el duodeno, que es la primera parte del intestino delgado. El síntoma más común es un ardor en el estómagoSi usted tiene síntomas de una úlcera péptica, el médico le hará pruebas de sangre, aliento o heces para ver si contiene H. pylori. El mejor tratamiento es una combinación de antibióticos y medicamentos que reducen el ácido estomacal (llamados antiácidos).

En cuanto al cáncer de estómago es difícil diagnosticarlo en sus primeras etapas. La indigestión y la molestia estomacal pueden ser síntomas de una etapa temprana del cáncer, pero otros problemas también pueden causar los mismos síntomas. En los casos avanzados, puede haber sangre en las heces, vómitos, pérdida de peso inexplicable, ictericia o dificultades para tragar. Los médicos diagnostican el cáncer de estómago con un examen físico, pruebas de sangre y de imagen, una endoscopia y una biopsia.

Sin duda se aceptó siempre que la vida celular del organismo humano implica la necesidad de un pH alrededor de 7, interno y externo, por lo que por extensión y deducciones lógicas, se aceptó que por la acidez de la secreción gástrica con pH de 1.5, el medio era necesariamente destructor de microorganismos y casi se le consideró como un medio estéril y sólo modificable por circunstancias patológicas, que abatieran la acidez como en las gastritis crónicas y con atrofias de la mucosa, en donde un ambiente menos ácido, si permite o facilita la presencia de bacterias e incluso hongos .

Pero se presentó un hecho histórico, un descubrimiento científico que cimbró el ambiente científico de la medicina, de la bacteriología y sobre todo de la gastroenterología y de otras ciencias, y que fue la demostración indiscutible de que en el estómago y sobre la mucosa gástrica, viven bacteriasque colonizan y lesionan al epitelio y afectan a toda la economía.

El aporte científico, indiscutible, contundente de la presencia de cepas bacterianas en la mucosa gástrica, preparadas para tolerar condiciones extremas de pH de 2 o menos, colonizar y llenar por lo menos dos de tres posibilidades en las relaciones de un hospedero (cuerpo humano y su estómago) y de un huésped (bacteria), comensalismo, parasitismo o simbiosis, lo dieron los investigadores australianos Barry Marshall patólogo-biólogo y Robin Warren gastroenterólogo-clínico, en 1982 que identificaron y cultivaron una bacteria, gram negativa, microaerofílica, de forma espiral y cuya colonización y desarrollo en la mucosa gástrica, representa un factor etiopatogénico indiscutible para ocasionar dispepsias , gastritis, úlceras duodenales y gástricas, procesos linfoproliferativos parecidos a los linfomas e incluso ser un factor facilitador de adenocarcinoma.

A esta comunicación científica se le reconoce como uno de los fenómenos extraordinarios de las investigaciones biomédicas modernas y que su bacteria la de Marshall y de Warren, ocupara un papel protagónico en el interés progresivo de investigadores de todo el mundo, en diversos campos: clínico, bacteriológico, de anatomía patológica, epidemiológico, farmacológico, inmunológico, genético, etc. como lo demuestra el hecho de que basta solicitar en un servidor de internet información sobre las palabras Helicobacter pylori, para que la repuesta inmediata sea de miles de publicaciones en los últimos 25 años, e incluso de que la bacteria tenga el privilegio de una publicación propia y exclusiva.

2. Diagnóstico y Tratamiento Médico Habitual

Las úlceras pépticas ocurren cuando los ácidos que lo ayudan a digerir los alimentos dañan las paredes del estómago o del duodeno. La causa más común es la infección es la Helicobacter pylori. Otra causa es el uso prolongado de antiinflamatorios no esteroides, tales como la aspirina y el ibuprofeno. El estrés y las comidas picantes no causan úlceras, pero pueden empeorarlas.

Para detectar una infección por Helicobacter pylori, el doctor realizará exámenes de sangre, de aliento o fecales. También podrá examinar dentro del estómago y del duodeno haciendo una endoscopía o rayos X.

Las úlceras pépticas empeorarán si no se tratan. El tratamiento puede incluir medicinas para reducir los ácidos del estómago o antibióticos para matar el Helicobacter pylori. Los antiácidos o la leche no curan las úlceras aunque pueden aliviarlas temporalmente.

¿Cuáles son los síntomas de la úlcera péptica?

Malestar abdominal es el síntoma más común, tanto de las úlceras duodenales como las gástricas. Este malestar se siente en cualquier lugar entre el ombligo y el esternón y usualmente

  • es un dolor sordo o ardiente
  • se presenta cuando el estómago esta vacío—entre las comidas o durante la noche
  • se puede aliviar brevemente al ingerir alimento, en el caso de las úlceras duodenales, o al tomar antiácidos tanto para la úlcera péptica como la duodenal
  • dura de minutos a horas
  • va y viene por varios días o semanas

Puede haber otros síntomas que incluyen

  • pérdida de peso
  • falta de apetito
  • hinchazón
  • eructos
  • náuseas
  • vómitos

Algunas personas presentan tan sólo síntomas leves o no presentan síntomas.

Síntomas de emergencia

Una persona que tenga cualquiera de los siguientes síntomas debe llamar inmediatamente a un médico:

  • dolor de estómago agudo, repentino, persistente e intenso
  • heces sanguinolentas o negras
  • vómito con sangre o vómito que parece poso de café

Estos síntomas de “alarma” pueden ser señales de un problema grave, tal como

  • hemorragia—cuando el ácido o la úlcera péptica rompe un vaso sanguíneo
  • perforación—cuando la úlcera péptica perfora totalmente la pared del estómago o el duodeno
  • obstrucción—cuando la úlcera péptica bloquea el trayecto de los alimentos tratando de salir del estómago

Tratamiento y Medicamentos Habituales empleados

 

¿ QUIÉN DEBE DAR EL TRATAMIENTO ?
La responsabilidad de tratar a los pacientes infectados por H pylori y con sintomatología atribuible a la bacteria, al principio se centró en el internista y en el gastroenterólogo, en un ámbito de atención muy especializado, de donde han surgido los trabajos formales relacionados a la efectividad de los esquemas de tratamiento; pero el interés sobre la infección se extendió a los médicos de atención primaria, por lo que actualmente se acepta que el tratamiento también lo deben aplicar los médicos generales que hubieran adquirido la información y la preparación adecuadas, siguiendo ciertas pautas relacionadas a la utilización ordenada de pruebas diagnósticas, principalmente las no invasivas como la prueba de aliento y la investigación de antígeno en heces fecales .

 

¿ CON QUÉ ?

 

El enfoque terapéutico de la infección por H pylori, ha sido revisado constantemente, considerando que aún cuando la bacteria es sensible a un número importante de antibióticos y no antibióticos in vitro, no siempre lo son in vivo, debido a varios factores como son: a que el antibiótico no alcance las zonas del epitelio gástrico colonizado, a que sea inactivado por el pH gástrico, a que las condiciones del habitat de la bacteria no son reproducibles en el laboratorio y sobre todo al desarrollo de resistencias por el uso indiscriminado de antibióticos. La infección actualmente se ha tratado con: antibióticos, antimicrobianos y antisecretores del ácido gástrico.

ANTIBIÓTICOS.-

Seleccionando a los que han mostrado utilidad in vitro y sobre todo in vivo con tolerancias adecuadas y menores resistencias.

Betalactámicos.-

De estos en primer lugar la amoxicilina, que se ha utilizado con éxito en esquemas triples y cuádruples, además de que es el antibiótico al que se le han reportado las menores resistencias bacterianas, de 0 a 0.9 % en el mundo y en México de 0 a 18 %. Macrólidos.- La claritromocina ha tenido gran aceptación, sobre todo en esquemas triples, es bien tolerado, y los reportes de resistencias bacterianas llegan a cifras de 4 % a 32 % en el mundo y en México de 8 a 25 %.

Tetraciclinas.-

La limitación de su uso es la intolerancia y no poderse utilizar en esquemas de erradicación en pediatría; las resistencias son raras y se reportan cercanas a las de la claritromicina, pero menores. Se ha utilizado en pacientes que son alérgicos a las penicilinas sustituyendo a la amoxicilina, a dosis de 500 mgms. cuatro veces al día, reportándose resistencias bacterianas de de 0 a 5.3 % en el mundo, desconociéndose las cifras en México.

Otros antibióticos.- Se han utilizado ciprofloxacinas y azitromicinas, que son más caros y no han mostrado ser superiores a los mencionados. Últimamente se ha utilizado el levofloxacino que es un antibacteriano sintético perteneciente al grupos de las fluorquinolonas, con resultados más prometedores ( 112, 113 ).

Nitroimidazoles.

El más utilizado el metronidazol, y desde que se iniciaron los esquemas de tratamiento, sólo y en esquemas dobles, triples y cuádruples, pero los reportes de resistencias muestran un aumento progresivo con los años, desde que se inició su utilización, con cifras de 15 a 62 % en el mundo, y en México de 40 a 76 %, lo que justifica que en México ya no debe ser prescrito y ser sustituido, utilizando el tinidazol y la furazolidona ( 105 ).

ANTIMICROBIANOS.-

Que actúan en forma tópica sobre la mucosa gástrica.

FURAZOLIDONA.-

Es un nitrofurano sintético de amplio espectro, que se ha utilizado por su efectividad sobre cepas resistentes al metronidazol y en esquemas de recuperación cuando se han detectado recidivas. Se ha utilizado en dosis de 100 mgms. cuatro veces al día y por compartir algunos efectos adversos del metronidazol, amerita más estudios para conocer su verdadera valía clínica.

SALES DE BISMUTO.-

Se tiene experiencia con subsalicilato y principalmente con el subcitrato de bismuto, siendo útiles en esquemas triples y cuádruples, con la ventaja de que no se han informado resistencias. Fármacos que mostraron su utilidad desde el inicio de la era del H pylori, incluso en esquemas iniciales como monoterapia, pero las tasas de éxito de erradicación, no pasaron de 50 %, por lo que rapidamente se asoció a otro fármaco, apareciendo la conocida asociación de bismuto-ranitidina, y que ctualmente se aplica asociada a uno o dos antibióticos, sobre todo en sistemas de atención que no cuenten con bloqueadores de bomba de protones, representando una acción útil, ya que aun cuando se pierde eficacia en la supresión del ácido, se gana por el efecto bactericida del bismuto. ( 105, 114 )

ANTISECRETORES.-

Los bloqueadores de receptores H2 de la histamina se utilizaron desde los trabajos de de Henstschal en 1993, en que comunicó los resultados del tratamiento erradicador del H pylori empleando un esquema triple: ranitidina, amoxicilina y metronidazol, obteniéndo éxito en el 89 % de los pacientes tratados, resultados que no se alcanzaron en publicaciones posteriores. Después se utilizaron los bloqueadores de la bomba de protones, iniciándose la experiencia con el omeprazol, con la ventajas de ser primero un potente antisecretor del ácido gástrico, pero también por tener un efecto directo sobre la bacteria, al bloquear la bomba de protones de la misma bacteria. A partir del omeprazol, se han utilizado otros tipos de inhibidores de la bomba de protones ( en relación a factores de competencia por las empresas farmacéuticas ): pantoprazol, lansoprazol, rabeprazol, esomeprazol, los cuales no tienen diferencias significativas en su utilización en esquemas asociados a otros dos o tres fármacos ( 107 ).

¿ CÓMO TRATAR ?

El objetivo de los tratamientos debe ser la erradicación de la bacteria, que representa una infección, independiente a que esté ocasionando una enfermedad o condición patológica. Desde que se iniciaron los esquemas terapéuticos, se recomendaron normas como simplicidad, tolerancia, fácil cumplimiento y sobre todo una eficacia erradicadora por arriba del 85 % en un análisis de intención de tratar, o de 90 % en trabajos de protocolo, y con duraciones de 10 a 14 días. Actualmente los esquemas que cumplen con la normatividad derivada de consensos son los triples de inicio y cuádruples en situaciones de fallas por resistencias y/o recidivas ( 109 ).

El esquema triple de primera línea y que más se ha utilizado en México, está avalado por dos hechos: uno, que las cepas infectantes en el país son más resistentes al metronidazol y a la ampicilina, que las infectantes en EEUU y Europa, como lo demostró Margarita Dehesa desde 1997; y el segundo hecho, de que los antibióticos que efectivamente eliminan a la bacteria no son muchos, por lo que se debe ser muy cuidadoso en la elección. Como ya se mencionó el metronidazol ya no debe formar parte de los esquemas terapéuticos, y por las publicaciones que se tienen a nivel nacional, el esquema con el que se tiene más experiencia se integra con: inhibidor de bomba de protones: omeprazol 20 mg, pantoprazol 40 mg, lansoprazol 30 mg, esomeprazol 40 mg, o rabeprazol 20 mg cada doce horas y dos antibióticos: amoxicilina 1 gmo y claritromicina 500 mg cada 12 horas y por 14 días. Otro esquema de primera aplicación recomendable se integra por ranitidina bismutada ( ranitidina 150 mg y citrato de bismuto 250 mg ) cuatro veces al día, amoxicilina 1 gm dos veces al día y claritromicina 500 mg dos veces al día, y también por 14 días. En general se recomienda al terminar el esquema de primera línea, continuar tratamiento con ranitidina o bloqueadores de la bomba de protones por cuatro semanas, suspenderlos por dos antes de efectuar una prueba de control de erradicación no invasiva, de preferencia prueba de aliento ( 107 ).

¿ CON QUE CONTROLES ?

El criterio de eficacia para valorar la respuesta al tratamiento de erradiación empleado, está dado por tres hechos: uno, la patología que acompañó a la infección, como la cicatrización de la úlcera duodenal o gástrica, la mejoría de las alteraciones histopatológicas en caso de las gastritis crónica cuando no habían llegado a las no reversibles y la regresión de los linfomas gástricos de bajo grado tipo MALT; el segundo representado por la mejoría de clínica que manifieste el paciente y la más importante por tratarse de un tratamiento de una infección por la desaparición de la bacteria. Esto se realiza mediante pruebas no invasivas, correspondiendo a la más recomendada y utilizada, que es la prueba de aliento efectuada de cuatro a seis semanas de haberse terminado el tratamiento; una prueba negativa implica curación, y lo contrario un resultado positivo implica fracaso y que debe investigarse. La otra prueba no invasiva que se recomienda como control de erradicación, esta representada por la investigación de antigenos del H pylori en heces, cuya máxima utilización es actualmente en pediatría, para edades en que no es fácil realizar una prueba de aliento; la limitante principal es la necesidad de laboratorios especiales, lo que incrementa los costos y disminuye su utilidad ( 109, 115 ).

¿ POR QUÉ FALLAN LOS TRATAMIENTOS ?

Los factores relacionados a los resultados de fracaso y que más se mencionan son: falta de apego al tratamiento por incumplimiento del paciente, falta de supervisión y de orientación por parte del médico, por efectos adversos de los medicamentos y por resistencias bacterianas. Los efectos adversos a los medicamentos son frecuentes, pero sólo en el 10 % de los casos son motivo de la suspensión del tratamiento; los más mencionados se relacionan al metronidazol, con sabor metálico, neuropatía periférica, cefalea y mareo; trastornos dispépticos por claritrominina, alergias y diarreas por amoxicilina, fotosensibilidad y problemas del esmalte dentario por tetraciclinas; los efectos adversos a las sales de bismuto a las dosis terapéuticas son realmente raros. El último factor como falla en el tratamiento de primera intención, relacionado a las resistencias bacterianas, se reporta del 5 % al 12 % de los trabajos al respecto y obliga a un segundo esquema de tratamiento ( 113, 115 ).

¿ QUE SE HACE CUANDO FALLAN LOS TRATAMIENTOS ?

En todos los esquemas de tratamiento de primera línea, se reportan fallas de erradicación, por lo que un segundo esquema debería basarse en estudios de cultivos y de resistencias bacterianas, lo cual en la práctica clínica diaria no es fácil de lograr, pero sí se está de acuerdo, en que no deben repetirse los antibióticos del primer esquema ( amoxicilia y claritromicina ), ya que las cifras de erradicación difícilmente pasarían de 50 %. También se está de acuerdo en utilizar los esquemas cuádruples a base de un antisecretor a dosis dobles, tetraciclinas 500 mg cuatro veces al día, furazolidona 100 mg cuatro veces al día con duración de 14 días, lo que permite cifras de erradicación hasta del 77 % ( 116 ). Al considerarse que los esquemas cuádruples son complicados para un correcto cumplimiento, actualmente se han propuesto nuevos esquemas triples para, eliminar cepas resistentes a los antibióticos más utilizados, recomendándose esomeprazol 40 mg, moxifloxacina 400 mg y rifabutina 300 mg dos veces al día y por 7 a 14 días; otro esquema triple que se ha recomendado es el de un inhibidor de bomba de protones, amoxicilina 1 gm con levofloxacino 500 mg dos veces al día y por 7 a 14 días. Con estos esquemas de rescate se reportan efectividades que alcanzan el 80 % ( 117 ). Por supuesto que no hay duda que la indicación de una segunda línea de erradicación, deberá estar basada en cultivos de biopsias de mucosa gástrica durante endoscopias para investigar susceptibilidades a los antibióticos, pero por razones económicas, dicha conducta en la práctica se debe seguir en centros de investigación

Fuentes: http://www.facmed.unam.mx/sms/seam2k1/2008/ene_01_ponencia.html

https://medlineplus.gov/spanish/helicobacterpyloriinfections.html