Categories
Actualidad OC Nova Arqueología

Asiáticos en América Precolombina: en México y Perú

Kin Koje. Maya Lacandón (1973) comparado con una Máscara Olmeca perteneciente a la coleccion del Arqueologo Medellí Solis. (extraído del libro de Gonzalez Calderón)

La influencia asiática en América Precolombina es un hecho real, largamente ignorado por la Arqueología oficial.
La sola visita al Museo Arqueológico del Distrito Federal en México, o a los Museos de Sitios Arqueológicos como el de Palenque, La Venta, es un “paseo” a través de esculturas que son de estilo netamente asiático.

Desde los personajes “Olmecas” de indiscutibles rasgos asiáticos, hasta algunos manufacturados por los mayas, todos ellos reflejan la presencia de al menos una corriente migratoria que interactuo con los amerindios. Sin dejar de recordar, por supuesto, el mestizaje racial entre mayas lacandones (de la Selva Lacandona del estado de Chiapas) con chinos precolombinos y el parecido entre el dialecto maya Tzotzil hablado por lacandones y el dialecto chino de la zona del Rio Hoang Ho (Rio Amarillo) de China.

Este último hecho fue constatado por el Investigador Arqueológico mexicano Gonzalez Calderón en 1973, acompañando al Embajador de China Siong Sia Hue en su visita a la ciudad de Chamula, en Chiapas. El embajador, habló en dicho dialecto chino con Notables de los Mayas Lacandones de Chamula. Con cierta dificultad, pero se entendieron directamente, como pueden hablar entre si un brasilero y un argentino o un español y un portugues.

Vega Ossorio, de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas de la Orden del Cetro, junto a dos Guías Mayas Lacandones, en el Sitio Arqueológico de Bonampak, Selva Lacandona de Chiapas, México

Luego de los trabajos del Investigador de primera línea Octavio Luis Gonzalez Calderón en sus dos libros “Arte Olmeca y Maya, la Influencia Asiática” y “Los Señores de Jade” que son una demostración cabal y contundente, seguir ignorando la presencia de pueblos asiáticos, es francamente autodeclararse un ignorante.

La obra de Gonzalez Calderón no sólo abarca una impresionante colección fotográfica de pruebas, sino también un importante Museo privado en la Ciudad de Coatzalcoalcos, Veracruz, México.

Chino. Compárelo con los Mayas Lacandones actuales y con las figurillas Olmecas de rasgos asiáticos

Por cortesía del personal del Museo Arqueológico de Coatzalcoalcos, reproducimos aquí algunas imágenes de dichas pruebas, además claro está de las que hemos coleccionado nosotros en nuestras visitas a al Museo Arqueológico del Distrito Federal en México.

Demás está decir, que no sólo el Museo de Coatzacoalcos contiene decenas de piezas sobre la influencia asiática, sino también de la influencia de pueblos blancos sobre el area Olmeca, tema que tratamos extensamente en “Troyanos en América Precolombina”.

Observe la posición de las manos de esta figurilla maya y los detalles de la vestimenta. ¿Influencia India? ¿Influencia China?

¿Un “Buda” en América Prehispánica?

Las figurillas de barro en pose de meditación, de la zona arqueológica de Lagartero, Estado de Chiapas (zona Maya), las cuales son exhibidas en el Museo de DF, Mexico, sin mayores explicaciones e ignorada, son de singular importancia y, contradicen a la arqueología oficial.

La llegada de grupos asiáticos por las costas del Pacífico Mexicano hasta la zona olmeca, trajo un despertar súbito e “inexplicable” en el arte escultórico. Una tecnología del tallado que lleva siglos refinar, “súbitamente” aparece en el area olmeca en pleno esplendor y desarrollo sin haber pasado por las “etapas previas”. Estamos hablando del arte de tallar jade, práctica común y muy anterior en China.

La única explicación es aceptar que el arte de tallar el jade (que comparten solo China y los pueblos mesoamericanos) fue importado a las Americas por inmigrantes provenientes de china. Además claro está que la técnica de fabricar papel, tan extendida en las culturas mesoamericanas, es prácticamente igual a la de china y japón antiguos.

 

Vestimenta de los “Budas” Mayas

Es así que estos inmigrantes chinos, se mezclaron Veracruz y Tabasco, con los amerindios preexistentes y los blancos y negros de la inmigración que había ocurrido en el 1.200 antes de nuestra era en lo que hoy llamamos “Cultura Olmeca” y que hemos detallado extensamente aqui.

Esta influencia pudo haberse repetido en el tiempo, con el viaje que en el año 458 de la era cristiana, Hui Seng un monje budista, realizó desde la costa norte de China y aprovechando la corriente cálida ecuatorial del Pacífico, pasando por Japón, las islas Buriles, las Aleutianas y por último California y México. El monje regreso a China en el año 499, es decir 41 años después y dio parte de sus viajes en la corte.

Habló de nuevas tierras, Fusang, un país exótico y tan alejado que algunos escritores lo consideraron mítico o fantasioso. Explico detalles curiosos sobre los nativos y como enseñaron el budismo a algunos de ellos y como empleaban una escritura que grababan en la corteza de la planta Fusang, un misterioso árbol que por la descripción dada bien podría tratarse de secuoya gigante, árbol capaz de vivir 1000 años.

Viaje verosímil, aunque discutido hoy en día. Pero dejando de lado las andanzas reales o supuestas de Hui Seng, es un hecho incontrastable la presencia de inmigrantes asiáticos en América precolombina.

 

Tara Blanca, Divinidad Budista, observe las posiciones de sus manos.
Buda con Swástika, Símbolo Solar Indoeuropeo. Hoy símbolo de la “buena suerte”, extendido y usado en toda asia, sin los prejuicios impuestos en occidente.
Representación de Buda. Observe la posición de sus manos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los “Budas” Mayas en su vitrina en el Museo Antropológico de DF, Mexico, junto a un “demonio” maya con un peculiar sombrero tipo “bombin”

 

 

En estas fotografías, comparación de tipos raciales chinos, contra Cabezas Olmeca
En la fila de arriba: muñecos chinos. En la de abajo: muñeco olmeca, que presenta los mismos agujeros laterales para insertar mechones de cabello a la usanza china

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Interesante pieza de la Cultura Olmeca, que en realidad fue una mezcla de culturas y de razas, unidas por la arqueología, en una alegre “melange”. Sus rasgos son asiáticos y es arte surrealista precolombino.

El rostro se repite en todos lados y, además, sale una figura “fantasmal” (¿pensamiento?) de la frente del personaje. Marcamos las sucesivas “bocas” y caras.
Aquí, se evidencian los diversos rostros integrados en esta pieza de arte surrealista. Se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico del Distrito Federal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prisionero de Guerra de los Mayas, de rasgos asiáticos, barba candado y bigote. Figurilla Maya de Terracota que muestra a un dignatario con barba y bigote, que obviamente no es de raza maya. 
Prisionero de Guerra de los Mayas, de rasgos asiáticos, barba candado y bigote. Museo de Sitio de Palenque, Chiapas, Veracruz. indica a las claras un encuentro entre ambas culturas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más esculturas Olmecas con rasgos Asiáticos. Todas del Museo de DF y el de Coatzalcoalcos, Mexico

 

 

 

 

 

Esculturas Totonacas con rasgos Asiáticos. Todas del Museo de DF y el de Jalapa, Mexico

 

¿Un Elefante en América Precolombina?

En la imagen anterior vemos un elefante en un Tocado Maya de Palenque, Chiapas, México. Los elefantes estaban extinguidos en América. El que se ve aqui, en el tocado, es un elefante de tipo asiático de colmillos y orejas cortas. Esto prueba que los Mayas sabían de la existencia de los elefantes, lo cual implica que al menos una vez hubo un contacto con gente proveniente del Asia. Este tipo de máscaras rituales con tocados representando elefantes son comunes en la India e incluso en China.

Creemos que las imágenes que estamos mostrando son lo suficientemente contundentes como para terminar con las dudas: hubo influencia asiática en América (al menos queda demostrado para México). Ya no es una cuestión racial, es decir si los rasgos son asiáticos o de amerindios, cuestión que puede estar sujeta a la subjetividad del observador.

Es una cuestión clara: aquí se ve una clara influencia cultural asiática La pose de meditación tan específica, en la figurita de barro de la zona arqueológica de Lagarteros, Chiapas, México, tan forzada, no puede ser un motivo artístico “espontáneo” que puede surgir en cualquier lugar y momento. O bien, hubo asiáticos, de religión budista incursionando en suelo mexicano en tiempos prehispánicos o, al menos hubo contactos comerciales (intercambio de mercancías) en las costas mexicanas del pacífico. O al menos un intento de transmitir la religión.

China: una potencia marítima

China fue una potencia marítima durante siglos, desde el punto de vista de la ingeniería naval, los barcos chinos del siglo III a. J.C. podían llegar muy bien a las costas de América. Se estima que se podían construir barcos de 6 a 8 metros de manga, 30 m. de eslora y de 50-60 toneladas de desplazamiento. Y esto alrededor de los años 221 a 206 a.c.

Para tener un punto de comparación, es bueno recordar que la Santa María, nave capitana de Colón, medía 34 metros de eslora y desplazaba casi 100 toneladas; la Pinta, 40 toneladas, y la Niña, de apenas 18 metros de eslora, era de 50 toneladas de desplazamiento. Pero esto, diecisiete siglos después. Joseph Needham, el reputado autor de “Science and Civilisation in China”, informa que el junco o shampan se usó en China desde el siglo X a.c., que se utilizó timón de popa desde el siglo I a.c.; que en los siglos V y VI ya existían barcos de rueda a paletas; en el siglo XIII China poseía juncos de tres palos para navegación de altura, y que entre 1100 y 1450 la flota oceánica china fue sin duda la mayor del mundo.

Pruebas Adicionales

Se han encontrado restos de naufragios de barcos chinos en las costas de Quiver (sur de Alaska) y anclas redondas de piedra de embarcaciones sacadas del fondos marino de Palos Verdes, una península a pocos kilómetros al sur de Los Ángeles, California. Se encontró manganeso sobre estas rocas indicando una larga inmersión en el fondo del océano, de entre 500 y 1000 años. En América no se usó jamás este tipo de piedra. Anclas Chinas en América

Monedas

Los primeros europeos que llegaron a las costas de la Columbia Británica (Canadá) comentaron que los indígenas tenían máscaras ceremoniales de madera, en algunas de las cuales los ojos estaban hechos con monedas (al parecer) chinas: monedas con un pequeño agujero en el centro. Pero esto es un indicio porque no hay descripciones gráficas al respecto.

Parecidos Linguisticos

El lenguaje es otro punto de afinidad. Hay similitud, entre palabras del chino y del maya. Una leyenda maya explica el origen de sus antepasados en una corriente migratoria de desconocidos que llegaron a Yucatán por el mar del Oeste. Se han encontrado semejanzas entre los dialectos mayas y la lengua china antigua. Mediante el método lingüístico contrastivo, que se emplea para comparar dos idiomas, se eligieron 100 palabras populares de cada lengua y se encontró que 22 son similares en la pronunciación, sobre todo con dialectos de China Suroeriental.

Cerámicas

A esto se suman otras evidencias, como las semejanzas entre las artesanías mayas y chinas. En la artesanía maya se reconoce un “estilo chino”, sobre todo en piezas encontradas en Campeche, muy similares a artesanías de la dinastía Tang. La toponimia peruana es otro dato decisivo y muy a tener en cuenta a la hora de poder afirmar que en tiempos precolombinos hubo una intensa relación entre China y Perú. Se han localizado 89 nombres peruanos que tienen un significado en chino, y también 118 nombres geográficos peruanos que tienen su equivalente en nombres geográficos chinos.

Forma de Calcular los Eclipses

Astrónomos chinos de la dinastía Han así como los antiguos mayas usaban exactamente los mismos complejos cálculos para dar aviso acerca de la posible ocurrencia de eclipses lunares o solares.

Leucemia asiática en momias precolombinas de Chile.

El retrovirus ha sido encontrado al estudiar 104 momias, de unos 1.200 o 1.500 años de antigüedad, preservadas en el desierto de Atacama, norte de Chile, bien conservadas gracias a la sequedad y al salitre de los terrenos. En dos de las momias se pudieron obtener muestras de ADN de la médula ósea y las secuencias coinciden perfectamente con las del virus tipo HTLV-1, que actualmente infecta a los japoneses. Este hallazgo confirma que estos virus, originarios de Asia, llegaron a América antes de que lo hicieran los españoles. También se han encontrado anticuerpos entre indios mapuche de Chile contemporáneos.

Sistema de Memorización a Bases de Cordones y Nudos

Los cordones anudados, “schatzu”, es un antiquísimo sistema chino de anudar cordones mucho antes de que entre ellos se conociera la escritura: colocaban nudos a cierta distancia, utilizando colores diferentes y mediante precisas convenciones se creaba un código de señales que sustituían formas de contar y de escribir. Lo sorprendente es que igual sistema se encontró entre los incas, tan evolucionado que servía de registro público para los anales y las cuentas del Estado, las observaciones astronómicas, los tributos e impuestos, e incluso como medio de comunicación, puesto que servía para transmitir, a largas distancias, noticias y mensajes.
Entre los incas se llamó quipus o quipos, y entre los chinos se llamó el método qi pui, “memorizar a espalda.

Influencia China en Perú

El siguiente texto fue extraido de: https://elcomercio.pe/mundo/actualidad/china-restos-demostrarian-pasado-ligado-peru-182863

Desde hace dos décadas, los investigadores chinos Song Baozhong y Wang Dayou estudian los contactos entre la antigua China y la América precolombina. En el 2006 recorrieron el PerúEcuador Bolivia, tras los pasos de lo que se conoce como el “viaje de los Yin hacia el este”. De acuerdo con sus hipótesis, los antiguos peruanos tendrían origen chino.

La última capital de la dinastía Shang estuvo ubicada en la ciudad de Yin. Fue allí donde el reinado alcanzó su apogeo, pero también su ocaso. Este período se conoce como Shang-Yin. Según antiguos libros chinos, cuando la dinastía colapsó, un desencantado príncipe Yin, que rechazó ceder el poder a sus enemigos, partió de China con su ejército y se dirigió hacia el este.

Los expertos chinos afirman que los clanes que dieron forma a las culturas de México y el Perú son descendientes directos de los Yin. La última etapa de la dinastía Shang coincide cronológicamente con la primera etapa de la cultura Chavín. Desde entonces, los intercambios podrían haber sido más frecuentes y en distintas épocas.

DINASTÍA MADRE

En 1999, el arqueólogo Tang hizo historia cuando descubrió vestigios de una antigua ciudad amurallada de la dinastía Shang (1600 a.C – 1046 a.C) en la provincia de Henan. No solo es la primera dinastía china cuya existencia está comprobada con hallazgos arqueológicos, sino que además es considerada la cuna de la civilización china.

“La historia de la escritura en China se inicia en la dinastía Shang. Los huesos oraculares son evidencia científica de que se trata de uno de los sistemas de escritura más antiguos del mundo”, explica el experto. Estas inscripciones se hicieron sobre caparazones de tortugas y huesos de animales, en ocasiones con un pincel.

A través de los huesos oraculares se ha podido conocer la genealogía real completa de la dinastía Shang, así como sus creencias y organización social. “El culto a los ancestros, el concepto de familia y los ritos son de esa época”, señala Tang. El bronce estaba destinado a vasijas ceremoniales y armas.

(Patricia Castro)
Esta es la representación de Taotie en una máscara de bronce de la cultura china Sanxingdui, una civilización poco estudiada. (Foto: Patricia Castro)

Según el arqueólogo, la estructura arquitectónica llamada ‘siheyuan’, compuesta por un patio rodeado por cuatro edificios, y que perduró hasta el siglo pasado, aparece en la dinastía Shang. En el sitio arqueológico de Yinxu –donde habitaba el grupo Yin– se han encontrado tumbas y palacios que son prototipos de la arquitectura china.

“Mataron a mucha gente y esa fue una de las razones de su fin. Hacían sacrificios humanos para honrar a sus ancestros. Las víctimas podían ser de buena posición social o esclavos. Pero también secuestraban a campesinos para sacrificarlos. Hemos encontrado muchos cuerpos sin cabeza”, cuenta el arqueólogo.

(Patricia Castro)
Felino antropomorfizado en cobre de la cultura Mochica.

EXTRAÑAS COINCIDENCIAS
A principios del 2014, durante una visita académica, un profesor de la Universidad de Stanford le mostró piezas de la cultura Chavín. Tang reconoció ciertas similitudes con la dinastía Shang. “Aunque hasta aquí no podemos concluir que los Yin cruzaron el océano rumbo a Mesoamérica. Aún estamos lejos de ese punto”, sostiene.

Contemporánea a la dinastía Shang floreció la cultura Sanxingdui, en la provincia de Sichuan, considerada una misteriosa civilización que no aparece documentada en los antiguos libros chinos. Hallazgos como grandes máscaras cubiertas de láminas de oro y cabezas de bronce son hasta hoy un enigma para los especialistas.

Un motivo que aparece en las vasijas de bronce de la época Yin (dinastía Shang) y en las máscaras de Sanxingdui es el Taotie, una mezcla de dragón y felino, con ojos protuberantes, marcadas ventanas nasales, colmillos, cuernos y garras. Suele estar representado con un cuerpo y dos cabezas que pueden ser de dragón, fénix o serpiente.

Se trata de un ogro de la mitología china, uno de los 9 o 14 hijos del dragón. Su nombre se debe a su voraz apetito. Es un tótem protector que está ligado a un contexto religioso o de guerra, ya que se registra en piezas o herramientas que cumplen estas funciones. Simboliza la valentía, la agresividad y la fuerza.

Para Song Wang, este elemento chino está presente en cerámicas y esculturas preincaicas, siempre de carácter religioso o guerrero. El felino de la iconografía Chavín es en realidad la representación de Taotie, que además aparece en un pectoral de oro y en la Estela de Raimondi, afirman convencidos.

Estas y otras representaciones –según los estudiosos chinos– se extienden a las culturas MochicaNascaParacas y hasta los incas, donde además es posible reconocer antiguos caracteres chinos en ceramios, artefactos, túnicas, tapices y geoglifos. En todos los casos, los trazos están dispuestos y vinculados al concepto de poder.

“Hemos llegado al punto de que es necesario hacer estudios científicos. Propongo comparar el ADN de restos de la dinastía Shang con los de la cultura Chavín o posteriores. Podemos mandar las muestras a laboratorios en EE.UU. Canadá. Solamente con estas pruebas confirmaríamos un pasado compartido”, plantea Tang.

 

Alejandro Vega Ossorio

JEMG

Orden del Cetro

 

 

Categories
Nova Arqueología

Blancos en America Precolombina. Fundamentos Fotograficos

Tras el Resumen de esta Investigación, vista en la Parte II, en el cual bosquejamos la historia de las corrientes civilizadoras más importantes que influyeron en América Precolombina que fueron las Culturas Solutrense, Megalítica, Troyana, Celta, Vikinga y las incursiones de los Templarios en busca de plata (y, quizás bases lejanas y seguras para sus actividades), plantearemos las Premisas Fundamentales que guiaron nuestro trabajo.

Arriba: Terracota del sitio Maya de Largartero, Chiapas en el Museo Arqueológico de Distrito Federal, México.  ¿A usted le parece que este barbudo de rasgos blancos es un “maya”? 

Arriba: Blanco, muy rubio, sometiendo a amerindia en Huaco de la Cultura Mochica. Observe como el artista ha querido distinguir el color de los cabellos y de la piel de ambos personajes.

Combate entre Amerindios y Blancos en un  Huaco de la Cultura Paracas. El autor distinguió claramente el color de las pieles de ambos.

 

Barbados  de los Muros de Tiwanaku, Bolivia.

Uno de los monolitos barbados de Tiwanaku

 

“Orejón” Dignatario blanco con sus bigotes de Tiawanaku. Derecha: Individuo blanco en cerámica de Tiwanaku. Museo de Sitio. Bolivia

Básicamente sostenemos que:

Hubo muchas corrientes migratorias blancas sobre América. Una de las más importantes es la que llegó a la zona Olmeca en México en 1200 antes de nuestra era, proveniente de las conmociones en el mediterráneo que produjo la guerra de Troya. Dicha corriente que recaló en México, tras pasar por Cnarias,luego se expandió hacia el sur, a Palo Alto, Guatemala. De Allí a San Agustín, Colombia y de ahí a Chavín de Huantar (Perú). De Chavín de Huantar se originarán los Mochicas (Perú) y de ellos los sanguinarios Paracas y Nazcas. Al par que ocuparían también la abandonada Tiwanaku, construida varios miles de años antes.

1) Hubo contactos con pueblos europeos, africanos y asiáticos en America Precolombina y lo demostraremos.

2) Ningún pueblo es absolutamente “puro” y “autóctono”. Todos son mezclas de razas y culturas.

3) Suponer que culturas provenientes del otro lado del Atlántico o del Pacífico “lo hicieron todo” o que los amerindios “crearon” todo, es una falacia. Todo fue el resultado de la fusión de culturas.

4) Aceptar que hubo blancos, asiáticos y negros en toda la América Precolombina, no implica “disminuir” en capacidades y destrezas a los “Amerindios” actuales, ni la supremacía de alguna raza sobre otra.

5) Dicho sea de paso, los “Amerindios” fueron “inmigrantes” (o sea invasores) en América provenientes de Asia (según las teorías vigentes), al igual que los otros “invasores”: Blancos y Asiáticos provenientes de Eurasia y del Norte de Africa.

6) Terminemos con la cantinela política de los “pueblos originarios”. Amerindios, asiaticos, negros, blancos, vinieron de otros continentes. Todos fueron en algún momento o “inmigrantes” o “invasores” .

Dejaremos de lado las migraciones de los pueblos blancos megalíticos, seguidores del “Dios Sol”. Hacia el 2.500 a.C más de 1000 años antes de la Inmigración Troyana sobre América Precolombina, Pueblos Megalíticos Europeos, cruzaron el Atlántico en varias oportunidades, como fuera demostrado por Jay Wakefield y Reinoud de Jonge en el libro “How the SunGod Reached America”.

Monumentos como Stohenengen son Monumentos Megalíticos al descubrimiento de América. Las Ruinas Megalíticas están extendidas en toda América. Hablaremos aqui de las inmigraciones posteriores, de las que ya hablaron de De Mahieu, Louis Kevran y otros grandes pensadores.

 

 

Es un Dignatario Olmeca Blanco y Barbado de la Cultura Olmeca, Sitio de San Lorenzo, quien tiene de rodillas y maniatado a un personaje negro (en la cara reversa de la escultura , posiblemente un esclavo. Museo de DF.

Barbado blanco del Sitio Arqueológico de La Venta (el original está en el Museo de Tabasco), en la Zona Olmeca donde se produjo un cruce de razas muy
importante: blancos, asiáticos, negros y amerindios.  

Barbudo de El Tajín, Zona arqueológica Totonaca, cerca de la ciudad de Papantla, Veracruz. Compárelo con los “Voladores de Papantla”, de la Cultura Totonaca actual y verá que son racialmente distintos.

Guerrero Blanco y Barbudo de la Ciudad Maya de Chichen Itza, Yucatán, México. Observe detalladamente al individuo, con su barba, sus bigotes y rasgos que nada tienen que ver con los de un amerindio Maya.

Verdadero hombre de raza Maya. Extraido de una Estela en la Ciudad Maya de Palenque, México ¿Le parece que este Dignatario Maya tiene algo que ver con el Guerrero, Barbado de rasgos europeos de Chichen Itzá? La obvia compartoria, nos muestra que el Barbado de Chichen Itza no es un amerindio Maya

 

Los Blancos que dominaron las Culturas Chavín de Huántar. Mochica, Paracas y Nazca, sucesivamente

Los dirigentes Blancos de Paracas y Nazca son descendientes de los Blancos Mochicas y estos de los Blancos de Chavín de Huántar. Chavín de Huántar fue una cultura conectada a la de San Agustín en Colombia y, a su vez, ésta estuvo conectada a Palo Alto en Guatemala y a la Zona “Olmeca” en México. La corriente migratoria de los pueblos blancos, que arribaron hacia el 1200 antes de nuestra era, alcanzó toda América.

 

Huaco Mochica con barba y bigote. Los bigotes han sido resaltados en amarillo por el artista moche.

Huacos Mochica: el individuo de la izquierda tiene claramente rasgos de raza blanca.

¡ Y también hubo negros en el Perú Preincaico, No solo Blancos y Amerindios!

Huaco Mochica} (Perú) con Cabeza de una persona negra

 

El Patético Caso de “Americanizar” las Momias

Nosotros, hemos ampliado las teorías de nuestros predecesores, investigando otros lugares no previstos por ellos y, hemos aportado más cantidad de pruebas e ilustraciones que sustentan sus teorías. Además, contamos con el aporte de decenas de colaboradores que nos hacen llegar sus fotografías de pruebas que no son de dominio público o se encuentran convenientemente “silenciadas”.

Tal es el claro caso de muchas tal es el claro caso de muchas momias rubias o con barba y bigote, de Paracas en Perú, que son pintadas (literalmente) con barnices oscuros para disimular sus pieles blancas, como el caso de esta cabeza monificada  en el Museo “Alas Peruanas”.

Se trata de un individuo de raza blanca, con barba y bigotes rojizos.

Así quedó: LA MOMIA BLANCA DEL MUSEO “ALAS PERUANAS” DESPUES QUE LA BARNIZARAN PARA QUE PAREZCA “MAS PERUANA”

   

A la Izquierda y centro, vemos como era la momia en su estado original. Fue barnizada, para que pareciera “más peruana”. A la derecha, el tristísimo resultado. Las directivas muchas veces responden a políticas de estado que nada tienen que ver con la verdad histórica y sólo sirven a los intereses del manda más de turno.

¡Así quedó con la “amerización” a la que fue sometida! Y, esto se hace sistemáticamente con todo. ¿Patético no? Pero, no se sorprenda es parte de lo que ocurre en todos lados: negar el aporte de otras culturas que no hayan sido las supuestas “originales” por cuestiones políticas.

Troyanos en América: El Patético Caso de Caral. Encubrimiento Político

Otro caso patético es el de Caral (Perú) en el que los mismos amerindios dicen que “el lugar fue construido por gigantes blancos” y, donde se ocultan sistemáticamente los simbolismos indoeuropeos como las swásticas para “hacer más peruano el lugar”. Es hilarante, como si por disimular la influencia de blancos precolombinos una nación como la peruana dejara de ser importante por sus logros.

Tan ridículo como que los egipcios actuales (mezcla de varios pueblos y culturas) tratan de ignorar como si no fuera evidente los cabellos rubios de Momias como la del mismísimo Faraón Rameses II, o pelirrojas como la de Hasheput o … y, ¡hay tantos ejemplos!

  

Cabellos Rubios en la Momia del Faraón Ramses II. Cabellos Pelirrojos en la Momia de la Faraona Hasheput. Momia Rubia Egipcia Predinástica de alrededor del 3.300 a.C.

Es tan indignante el caso de Caral que han hecho una “reconstruccion forense” de un “habitante de Caral” y decidieron que el color de piel debía ser cobrizo… ¿de dónde sacaron tamaño dislate?LA ASIGNACION DEL COLOR DE PIEL, OJOS Y CABELLO A PARTIR DE UN ESQUELETO ES TOTALMENTE ARBITRARIA Y NO TIENE FUNDAMENTO. Debemos tener cuidado con este tipo de “reconstrucciones”, porque tendemos a aceptarlas y a pensar que así eran las personas de tal o cual lugar, CUANDO EN REALIDAD SE TRATA DE UNA SIMPLE MANIPULACION POR DECISION POLITICA.

 

 

Izquierda: temeraria Reconstrucción del “Hombre de Caral”, según el Museo de Sitio. La realizaron en base a una osamenta encontrada en la más antigua ciudad Peruana: Caral (civilización que habría comenzado en el 2.900 a.C). “El escultor Edilberto Mérida, con el apoyo de especialistas de la Policía, ha reconstruido a un hombre de 1,70 m. en base a fibra de vidrio, similar a lo que se hizo con el Señor de Sipán”, agregó Guillergua, vocero de Prensa del Proyecto Caral.

Derecha: supuesto habitante joven de Caral. Museo de Sitio de Caral. Construidos a partir de la imaginación absoluta. La respuesta “usual” es que: “se dedujo en base a los pobladores actuales” ¿Pasaron más de 4.000 años y hacen esta comparación?. Totalmente ridícula la afirmación. Otro ejemplo de la política de “para que parezca más peruano”

Nosotros nos preguntamos:¿De dónde dedujeron que el “Hombre de Caral” tuvo la piel cobriza y el cabello negro y los ojos castaños? ¿De un esqueleto? Esto es tan temerario como el color arbitrario que le otorgan a la piel de los dinosaurios.

Resultado de imagen para muñecos blancos de caral

Muñecos blancos con pelucas (?) rubias y pelirrojas de Caral. ¿Cual era el sentido de pelucas rubias y pelirrojas?

 

Los “Debates” no tienen sentido cuando explotan las pruebas en la cara

Más sorprendente aún, es que hoy en día se sigue discutiendo si europeos y asiáticos vinieron o no a América Precolombina como si esto fuera practicamente imposible por la envergadura de los mares y dificultades a pasar. Este “Debate” parece razonable, pero muy incoherente, porque por otro lado se enseña, en las escuelas primarias incluso, que América fue poblada por corrientes migratorias que vinieron por Alaska desde el Asia (!) varios miles de años atras, a través de gigantescos glaciares

 

 

Momia Rubia de un enterramiento cercano a las Líneas de Nazca (2010), justo al lado de una de cabello oscuro

¡Y esto nos parece de lo “más normal” y “natural”, aunque es una hazaña mucho más increíble! Seamos coherentes: si nos parece de lo más “creíble” y “normal” que grupos de hombres de la “edad de piedra” crucen continentes enteros, más natural debería parecernos que crucen en barcos el Atlántico o el Pacífico, personas de culturas más adelantadas tecnológicamente, de edades históricas varios miles de años más recientes, que simples hombres de la “Edad de Piedra”.

Entonces, ¿por qué nos parece “descabellado” que varios miles de años después llegaran europeos y  asiáticos antes que Colón?

Nos parece “descabellado” porque asi lo han dispuesto las sucesivas catervas de politicos y demagogos que determinan las politicas educativas de los países latinoamericanos. No vaya a ser que se sepa que algunos europeos o asiáticos o incluso egipcios u otras culturas comerciaron o contribuyeron a formar las culturas “autóctonas” que estaban aqui (qu e de “autóctonas” no tenían nada por cuanto a su vez vinieron del Asia por el Estrecho de Berhing.

Vade Retro Satanas! No ahondemos en el tema, a ver si se enoja algun grupo de votantes… En contraposicion a esta “contrainformacion” (informar desinformando) a la
que nos someten los tiranuelos y los intelectualoides de turno, nos dedicaremos a fundamentarlas.

No dejamos de tener en cuenta en este trabajo que, tambien hubo otras corrientes culturales importantísimas que han llegado aquí antes que Colón tales como las de los chinos en el Sur de México y en Perú, fenicios (¿costas del Brasil e incluso Bolivia?), egipcios (a la zona de los grandes lago en busca de cobre), Indios y australoides (¿a través del Pacífico?), e incluso griegos y romanos (de acuerdo a la interpretacion de ciertos mapas y relatos antiguos y alguna que otra evidencia encontrada) etc.

En cuanto a estas incursiones, algunas fundamentadas y otras probables, haremos someras descripciones y/o menciones, puesto que existen muy pocos datos al momento y, dejaron poca influencia, como para poder documentarla fehacientemente.

Ya en tiempos cercanos al “Viaje de Descubrimiento” de ese gran maestro de la mentira y la intriga palaciega que fue Colón, hubo muchas incursiones como las de los balleneros y pescadores de bacalao vascos, bretones y portugueses, conocidas perfectamente por las Coronas de Portugal y Francia, pero que no han dejado “marcas civilizatorias” trascendentes como para que importen en nuestro trabajo.

En cada uno de las partes de nuestro trabajo, fundamentamos fotográficamente lo mejor y más cuidadosamente posible cada una de nuestras afirmaciones, dejando en claro que algunas de ellas pueden ser arriesgadas, pero que son planteadas como “disparadores” para ulteriores investigaciones.

 

Cabeza Gigante de Guatemala. La Primera Oleada Blanca en el Continete Americano: la dispersión troyana. Mostraba rasgos blancos muy contundentes Los ojos están cerrados y su tamaño era enorme, como se puede deducir por el automóvi. La foto de 1940 fue tomada por el dueño de la finca cercana a Monte Alto, en Guatemala, en donde se encontraba. Desafortunadamente, fue destruida al intentar removerla para venderla. La Cultura de Monte Alto es Premaya y Preolmeca y presenta rasgos muy distintivos como por ejemplo utilizar piedra magnética para sus monumentos.

Cabeza Barbada de la Isla de Pascua. El mismo tipo racial de las Cabezas de Guatemala

 

¿Y que me dice de la comparación de formatos de orejas entre la anterior Cabeza Colosal de Palo Alto y el Moais anterior?

Orejas y perfiles de los Colosos de Pascua con las Cabezas Gigantes de Guatemala. El Estilo es idéntico

Cabeza Gigante Bajo el Aguda del Lago Traful, Argentina

Cabeza Gigante sumergida en el Lago Traful, Patagonia, Argentina. Por supuesto, ignorada por el Gobierno de ese país. Descubierta por el Buzo de Profundidad, Paul Gonzalez, cubierta de plantas acuáticas.

La Imaginaria “Cultura Olmeca”

Lo que se conoce como “Cultura Olmeca” es en realidad una “ensalada” hecha por la arqueología oficial, donde han mezclado pueblos que nada tenian que ver entre sí como blancos, negros y asiáticos.

Ni siquiera tuvieron algo que ver entre sí en la cronología de arribo a las Américas. Todo esta confusión se dio porque coincidieron en la región geográfica y en la falta de marcos explicativos coherentes. Lo que si está claro es que los negros arribados al continente estaban sujetos o sometidos por los “olmecas blancos” como demuestran las esculturas.

Les presentamos a individuos de razas diferentes, clasificados como integrantes de la “Cultura Olmeca”, la sola observación de sus diferencias nos indica claramente que sería hora de aceptar que esas regiones de México recibieron aportes culturales de distintas razas en el tiempo.

  

Blancos Clasificados como “Olmecas”. Arribaron hacia el 1,200 A.C. Durante la gran diáspora de pueblos que implicó el final de la Gran Guerra de Troya.

 

Asiáticos clasificados como “Olmecas”: Arribaron hacia el 100 a.C a México

Negros clasificados como “Olmecas”: Arribaron posiblemente como esclavos de los “blancos Olmecas”. Eso se deduce de la actitud de sumisión (y las cadenas) de esta imagen 

La Conexión Continental entre los Grupos de Blancos

La Conexión entre blancos barbados Olmecas (México) y los de San Agustín (Colombia), Tiwanaku (Bolivia) y Mulchen (Chile). Todos ellos usaron el mismo tipo de Vestimentas y en el caso de México, Guatemala y Bolivia, la costumbre de realizar “Escaras” (surcos) en el rosto y el alargamiento de Orejas.

 

Izquierda: Barbado Olmeca con Escaras Faciales. Derecha: Orejón (dignatario) conocido como “Señor de los Patos” de Huaco de Tiwanaku, Bolivia. Observe las escaras sobre el rostro. Los aros en las orejas (dignatario), las escaras son costumbres de toda america por intercambio cultural. Observe la nariz del Señor de los Patos, claramente no es amerindia.

 

 Izquierda: barbado a la entrada de las Ruinas de San Agustín en Colombia. Derecha: barbado Olmeca (Cabecita de terracota de la Colección del Museo de Coatzalcoalcos, Veracruz, México). Ambas portan un gorro frigio, a la usanza troyana (1.200 a.C.)

De estas simples comparaciones, surge como más que evidente la existencia de una poderosa corriente migratoria blanca en América Precolombina, que se estableció en México y de allí comenzó su expansión hacia el Sur, hasta llegar a Tiwanaku (Bolivia) e incluso a Chile y Argentina.

  

Sostenemos que, nada hay más falso, anticuado y poco documentado como las “historias oficiales” sobre el surgimiento de Argentina y de otros países latinoamericanos. La falta de erudición, la vagancia extrema de no actualizarse y documentarse y, por último, el populismo y demagogia insensatos de los diversos gobiernos, rebajando cada vez más la educación popular, con el solo fin de perpetuarse en el poder para seguir saqueando las arcas públicas, hacen que se oculte o se niegue abiertamente, la poderosa influencia de pueblos extracontinentales como europeos, asiáticos y africanos, entre los que se cuentan nórdicos, celtas, troyanos, chinos, Guanches, etc, en el desarrollo de las culturas de América.

Barbado de Tafí del Valle, Provincia de Tucumán, Argentina

En el Parque Provincial de Menhires “El Mollar” cercano a la localidad de Tafí del Valle, Provincia de Tucumán, se encuentra un menhir con un Barbado fácilmente reconocible sobre todo por contrastado de la imágen. En este mismo lugar s eencuentra decenas de mehires con forma peniforme e incluso guerreros con casco vikingo y hasta el dios Thor.

El Guerrero con Casco Vikingo en Tucumán, Argentina

  

Arriba el autor, Vega Ossorio, junto al menhir del Parque Provincial de Menhires de la Provincia de Tucumán, Argentina.

El autor demuestra que el casco es de origen vikingo por contrastado fotográfico de las líneas de tallado de la piedra, surge a las claras la cabeza de un Soldado, con Casco de Guerra, que incluye protectores de naríz, mejillas y orejas.  Compare esta talla en piedra con esta otra talla en marfil de una torre de ajedrez vikingo, a la derecha. . Huelgan las explicaciones. Se acabó el “misterio”Tafí del Valle, Tucumán, Argentina. Tucumán,  fue una encrucijada militar del Imperio de Tiwanaku. Este mismo tipo de casco ostentaban los guerreros de la cultura Mochica, antecesora de los incas)

Guerrero Mochica, con casco de guerra de tipo vikingo

 

El Espectacular descubrimiento del Dios Thor en la Provincia de Tucumán, Argentina

    

Menhir en el Parque Provincial de Menhires de Tafí del Valle, Tucumán, Argentina, por parte del autor Vega Ossorio del Dios Thor. a la derecha el contrastado de la imágen. Para comparar: la imagen de la derecha es el Dios Thor con su tipico casco cónico y su martillo. Bronce de 6.4 cm, 1000 D.C. Akureyri en Islandia. Compárelo con la figura extraida del Menhir de Tucumán. Misma posición: casco cónico, barba, bigote, manos cruzadas sobre el Martillo Moljnir.

Resultado de imagen para Jacques de Mahieu, Odín y Sleipnir

Afiche de cuando anunciamos el descubrimiento en 2010

 

Descubrimiento de Jacques de Mahieu en Tucumán, Argentina

Por su parte en la década del 70, Jacques de Mahieu en una de sus tantas exploraciones arqueológicas, descuhbrió lo que se ha denominado como Piedra de Medina, en las cercanías de la misma Sierra. Dicha Piedra de Medina contiene un  texto rúnico que, según el equipo de runólogos de de Mahieu  dice: “2 días a lo de Sven”. Fue dada a conocer por el Documentalista Hector Buela, quien ha sido el preservador de la Obra del Gran Maestro De Mahieu

 

Prueba Fundamental de la Presencia de Troyanos en Sudamérica: los Torteros o Fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina.

Los diseños son exactamente iguales y aqui no pueden decir “esto es arquetípico”. Pueden darse creaciones “parecidas”, no iguales y menos que menos cuando cientos de motivos son iguales. Exactamente Iguales

 

Fila 1: Torteros de Santiago del Estero, Argentina. Del Museo Wagner de Arqueología de la Ciudad de Santiago del Estero, Argentina. Encontrados junto a otras 75 mil piezas por el Arqueólogo Wagner en lo que el denominó Cultura Chaco-Santiagueña. Fila 2: Torteros de Troya (de la coleción de Schlieman, descubridor de Troya).

Megaliticos, Troyanos, Fenicios, Sumerios, Chinos, Vikingos, Egipcios, Polinesios, Celtas, Africanos, han estado por tierras americanas, antes que Colón diera a conocer a la luz pública el conocimiento de las Américas, que solo estaba reservado para reyes y corporaciones muy poderosas, como las de los Templarios y Gremios Marítimos o Mercantiles.

 

Veamos otro ejemplo de la fuerte influencia Indoeuropea en América Precolombina:

La Bandera del Pueblo Amerindio Mapuche de Chile y Argentina, que declara su constante oposicion y odio hacia el blanco, utiliza como uno de sus símbolos más sagrados el Kultrum (cosmogonía Mapuche), que inclusa ha colocado en su insignia. Pues bien, nosotros hemos descubierto que tal Símbolo, el Kultrum es UN SIMBOLO INDOEUROPEO DE LARGA DATA, concretamente se lo encuentra en la Cerámica Griega del Período Geométrico 😛  ¿Irónico no? Pero es así. Los dirigentes políticos de dicho pueblo o son muy ignorantes o lo saben y lo callan.

Cerámico Griego del Período Geométrico (900 antes de Cristo). 

  

Observe cuidadosamente el Símbolo, que ahora ampliamos aquí. ¿No le resulta familiar este Símbolo? No? Sin embargo, usted lo conoce: ESTA EN LA BANDERA MAPUCHE. Este pueblo enarbola una bandera en Argentina y Chile como reivindicación contra el blanco y porta un antiguo símbolo indoeuropeo. Toda una ironía…

Esta es la representación más usual y actual del Kultrun Mapuche, presente en la Bandera. Con dos Soles de 5 patas (para evitar mención a la swática, considerada “pecaminosa” por la dirigencia “progre” en Argentina), Venus (la estrella) y la Luna Creciente.

  

Arriba las dos primeras imágenes nos muestran  otras representaciones del Kultrun Mapuche, más antiguas y tradicionales, de antes que la dirigencia política las “aggiornara”. Símbolo Cosmogónico de este Pueblo amerindio, que es en realidad un Símbolo Indoeuropeo muy antiguo, aunque los Mapuche (pueblo amerindio de Chile y Argentina) lo ignoren. Observe en estas representaciones las 4 Swásticas del tipo Lauburu Invertido (símbolos solares). A la derecha: Lauburu, Swastika, en España, para comparar. Lauburu es el nombre que recibe en euskera (vasco) la swástica, frecuente en todo el mundo. Es un símbolo indoeuropeo del Neolítico, que fue usado por el Partido Nacional Socialista Alemán. Símbolo solar portado por todas las grandes migraciones que llegaron a Africa (Egipto), extremo oriente y hasta américa.

 

La Presencia de Swastikas y Triskeles en las América es una muestra de la fuerte influencia Indoeuropea

Existen diversas interpretaciones de la Swástika. Para nosotros, es una rueda, pergeniada a partir del propio movimiento de las estrellas circunpolares: en la cual, tomando a la estrella Thuban, como centro del eje entre la Osa Mayor y la Osa Menor, se generan las aspas de esta Rueda Cósmica. Demás está decir que Thuban ha sido estrella circunpolar y es estrella de otra constelacion Mítica (la constelación del Dragón).

La raíz Swasti significa literalmente Bienestar. El significado etimológico de la Esvástica es una palabra derivada y perteneciente al idioma Sánscrito Hindú, procede del término Swasti (o Su Asti), formado por la reunión del adverbio Su (“Bien” o “Bueno”) y del verbo As como tercera persona del singular del presente indicativo: Asti (“Ello es”) La palabra svástica significaba “conductivo al bien-estar”.

También a la Esvástica se la conoce bajo la denominación de Cruz Gammada pues su representación gráfica “tiene cuatro brazos acodados como la letra gamma del alfabeto griego”

 

 

 

 

 

 

 

 

Swástica de un medallón de la Cultura Alamito, Provincia de Catamarca, Argentina. Además esta representada con 2 serpientes de doble cabeza, clásico símbolo indoeuropeo. ¿Casualidad? Si, claro… Museo Arqueológico de Sgo del Estero, Argentina

Swástika. Plato Cerámico Comechingón. Museo Arqueológico de Santiago del Estero, Argentina

Swástika. Cultura Pima. 

Triskel. Otro importante símbolo solar indoeuropeo. Encontrado aqui en un plato cerámico Comechingón. Museo Arqueológico de Santiago del Estero, Argentina. (1.000 a.c)

Triskel. Símbolo Solar Indoeuropeo. Cerámico de la Cultura Huari (Los Huari fueron aliados de los Tiwanakotas)

Los Triskeles se encuentran en Banderas como la de Sicilia o de la Isla de Mann

 

Los pueblos que emigraron hacia las Américas, luego de la gran conmoción que produjera la Guerra de Troya (1200 a.C) eran Pueblos Blancos motorizados por la codicia en la mayoría de los casos y, en otros por los deseos de independencia o aún más por escapar de matanzas y saqueos, fueron considerados algunos como”Dioses” civilizadores de los indígenas que integraron los Imperios Aztecas, Mayas e Inca. Dichos amerindios, fueron conducidos en algunos casos, con mano férrea y muchas veces sanguinaria, por minorías exógenas que los “organizaron” y “civilizaron” en algunos casos y, en otros casos, que simplemente intercambiaron bienes y cultura influenciadolos.

En vano los indígenas quisieron ver el “retorno” de sus “Dioses Civilizadores” en las Hordas Sedientas de Oro de los Conquistadoras Españoles, Portugueses, Franceses y Británicos. Los Conquistadores hispanos por ejemplo, aprovecharon esas leyendas y, fundamentalmente, el descontento de multitudes de razas indígenas, sojuzgadas por los descendientes de los blancos que ya estaban allí desde antes, para hacer tambalear esos imperios y someterlos por completo.

El Imperio Inga: El Imperio de los “Descendientes”

No nos engañemos: ni Pizarro, Almagro ni Cortés hubieran podido conquistar tan poderosos imperios, si no hubiera sido porque estos imperios ya estaban en decadencia y tambaleando desde sus cimientos por su propia corrupción y podredumbre. Siempre que hay poder y hay riquezas aparecerán, tarde o temprano, las semillas de la destrucción: avaricia y corrupción. Miles de indígenas de etnias sojuzgadas se plegaron a quienes parecían los “Nuevos Dioses” y los ayudararon integrando sus huestes, creyendo que tal vez así, volverían las “épocas doradas” (que en realidad nunca habían existido).

Todo un vano intento que terminó postrándolos en manos de  la Tiranía de los Conquistadores Españoles. Tiranía que además fue acompañada en la mayoría de los casos por la barbarie religiosa de la Santa Inquisición y un plan de transculturización y dominio para fines comerciales.

Pero no se equivoque: la Nobleza Incaica no sucumbió al poder español, por el contrario se amañó en la Nobleza Colonial, siendo reconocidos sus señorazgos como si de “un acuerdo de familia se tratara”. Los españoles lograron un rápido y férreo dominio gracias al apoyo de esta nobleza incaica, deseosa de no perder sus riquezas e influencias. Simple: eran blancos y entre blancos “se arreglaron”

¿En qué nos basamos para afirmar que había etnias “no amerindias “, “extranjeras” conviviendo en algunos casos y, en otros, dominando a miles y miles de amerindios?

En multitud de indicios y pistas que, por separado, son solo eso “pistas o indicios”, pero que tomadas en conjunto adquieren un peso tremendo, que obliga a aceptar que hubo “extranjeros” en el continente americano, antes del arribo de los españoles.

Es bien sabido, por ejemplo, que hacia 1570 el Virrey del Perú, Don Francisco Toledo quiso demostrar que la Nobleza Incaica era “extranjera” y que había “sometido a la esclavitud” a los indígenas y, que por eso, era “lícito” que los españoles vinieran a “liberarlos de la opresión” para “civilizarlos” y evangelizarlos…

A ver, detengámonos un momento… ¿leyeron lo que dijimos?:

El Virrey Toledo queria demostrar que La Nobleza Incaica era “extranjera”… ¿En que se basó Toledo para semejante afirmación?

 

Nos basamos, en algo simple y clarito: los miembros de la Nobleza Incaica eran individuos blancos. Eran de otra raza. Junto a “pistas” como estas, tenemos toneladas de pruebas fotográficas aplastantes que demuestran la presencia de culturas exógenas en latinoamérica, mucho antes del Gran Mentiroso de Colón.

Arriba un retrato del Inca Huascar Túpac Paullu Inca o Cristóbal Paullu. el Ultimo Inga… “Nobleza Incaica” ¿Le parece que este hombre de rasgos blancos, barba notoria y naríz pronunciada es un amerindio? Compárelo con los siguientes “Cholos” peruanos (mestizos de blanco con quechuas y aymaras)

 

Ampliación del rostro del Inga Paullu. Véalo una y otra vez.

¿Sigue creyendo que la Nobleza Incaica era “amerindia”? Si cree que el Inga Paullu es amerindio, consulte a un oculista.

¿Le parece que este hombre barba notoria y naríz pronunciada es un amerindio?

 

Al igual que en el Primer Imperio de los Atumaruna de Tiwanaku (de origen troyano), o en Segundo Imperio de Tiwanaku (de origen Vikingo Danés), el Tercer Imperio, el de los Descendientes, el Incaico fue controlado por una minoría blanca y racista. Por algo eliminaron el uso de la escritura, para controlar a las enormes masas indoamericanas bajo su mando.

 

 

Arriba a la izquierda: Gómez Suárez de Figueroa, apodado el “Inca” Garcilaso de la Vega. Conocido como el “Primer mestizo biológico y espiritual de América”… No nos hagan reir… ¿El Inca Garcilazo “mestizo”? El Inca Garcilazo era blanco, porque su madre era de la Nobleza Inca (raza blanca) y su padre era español (raza blanca). Fue un “mestizo cultural” no racial. La “elite” blanca de la Nobleza Incaica fue rápidamente asimilada por el Conquistador Español, porque gran parte de ella estaba corrompida por las ambiciones de poder y los matrimonios entre ambas naciones fueron moneda corriente.

Arriba a la derecha: El Inca José Gabriel Condorcanqui Noguera, conocido como Atahualpa II, ¿Le parece que Atahualpa II es un amerindio? Y no hemos hablado de su gran altura y fortaleza… al punto que no pudo ser descuatizado por 4 caballos ¿Son los amerindios y los mestizos de gran estatura?

La Nobleza Incaica: era una Minoría Blanca, racista y clasista (que no se mezclaba con los amerindios), descendiente de mestizos de troyanos y vikingos daneses, sojuzgando a una enorme mayoría amerindia. Una minoría que olvidó lejanos orígenes, pero conservó su hegemonía.

Pedro Sarmiento de Gamboa en su obra “Historia de los Incas” indica que esta cultura ya disponía de “Mapamundis”.

Pistas, indicios y pruebas entre las que se cuentan los Mapas Antiguos y Mapamundis, como por ejemplo el Mapa de Piri Reis de 1513 o el Mapamundi de Waldseemuller que en 1507 ya mostraba el estrecho de Magallanes (13 años antes que el homónimo explorador y navegante “los descubriera”) o el Mapamundi de Caverio que en 1504 mostraba una Cordillera atravesando América (la Cordillera de los Andes) que todavía “no era conocida”. Además, hay una miríada de pruebas arqueológicas, que aparecen día a día, “explotándo” en la cara de los demagogos de turno y que ya no saben como hacer para ocultar o disimular… Y si se disimula o se “tapa” tanta evidencia es porque va directamente contra el discurso facilista, la demagogia, la politiquería barata, de hacer creer a los gobernados que las civilizaciones autóctonas no recibieron aporte alguno, que todo es “creación” de nuestros “luminosos” antepasados.

Image result for piris reis

Mapa de Piri Reis 1513

Image result for mapa de waldseemuller

Mapamundi de Waldseemuller 1507

 

 

Símbolo Indouropeo de la “Protección” extendido por toda Europa, encontrado repetidas veces en las Américas.

El “Símbolo de la Protección” de los Pueblos Indoeuropeos que se encuentra extendido en toda Europa y en particular en el mundo griego, heredero de la cultura troyano-micénica. Se encuentra en todas partes en América del Sur y en todos lugares adonde han ido los indoeuropeos en sus constantes incursiones.

Se  observa claramente a la mujer acogiéndose al altar que posee dicho símbolo, ante el asedio de los soldados que nada pueden hacer ante su invocación. Es un “clásico” que no sólo se lo ve en Europa, sino en América y al igual que Swastikas y Triskeles es un claro indicativo de la presencia de inmigrantes indoeuropeos.  

El alto valor de éste Símbolo de la Protección, cuyo significado prácticamente ha sido olvidado, se evidencia en este dibujo de una vasija griega, porque con sólo tocarlo, la joven se libera de la persecución, con solo mostrar su mano en la clásica señal de “alto”

 

A la izquierda: Símbolo de la Protección en Galicia a la derecha junto a un Lauburo. A la derecha: Plato de Piedra de la Cultura Chavin de Huantar, Perú con el Símbolo Indoeuropeo de la Protección. Exactamente igual al de Galicia… ¿Casualidad? 

 

A la Izquierda: Símbolos de la Protección Indouropeos en cerámicos de Tiwanaku. A la derecha: Fusaiola o Tortero (usados para el hilado) de la “Cultura” chaco-Santiagueña con elmismo símbolo indoeuropeo. Museo de Santiago del Estero, Argentina. Los Torteros son una espectacular demostración de la presencia Troyana en Argentina. Son resultados de los trabajos de Exploracion arqueológica de Wagner.

Patente “Cruz Paté” en Fusaiola (tortero) de clara influencia templaria, detectada en Santiago del Estero, Argentina. Actualmente en el Museo Arqueológico Wagner.

Las pruebas de la inmigración blanca a América están en todas partes y explotan literalmente a la vista. Solo no las ven los que no quieren verlas

Entramos de lleno aquí en la falacia de las dirigencias amerindias actuales, que tratan de borrar a ultranza la influencia blanca en América Prehispánica;  que hablan de las “grandezas de sus antepasados” y, que aún a 500 años de la conquista por los españoles, siguen sin siquiera volver a hacer algo que los devuelva a dichos supuestos “estados de bienestar”. Los amerindios, alcanzaron niveles muy altos de desarrollo y organización política en el pasado, porque recibieron el aporte creativo y organizativo de minorías exógenas provenientes de otra razas y otros continentes.

  

La Chacana es un supuesto “exclusivo” símbolo de los Pueblos Andinos como se ve, a la izquierda, en este Muro de Tiwanaku.  Nada hay mas erróneo que eso. A la derecha vemos la Chacana en los Muros de la Ciudad Zapoteca de “Mitla” en Oaxaca, Mexico.

  

A la izquierda: “Chacana” en Tumba de Lambitieco, Cultura Zapoteca, Oaxaca, México. A la Derecha: “Chacana” en Museo de Arqueología Maya de la Ciudad de Chetumal, México.

 

A la izquierda: “Chacana”. Fotografiada en máscara del Museo de la Alhóndiga de Chupicuaro, México.  A la derecha: “Chacanas” en los Muros de las Ruinas de Tajín, Veracruz, cultura Totonaca

Arriba:  ¡Sagrada Chacana Andina en una antigua Iglesia copta de Etiopía! ¿Qué hace allí?

Como vemos la chacana no tiene nada de  “exclusiva” de los pueblos andinos

 

Los amerindios (quienes como ya lo hemos dicho “no son pueblos originarios ni dueños de nada” porque al igual que los demás son “extranjeros en américa” que habrían venido desde el Asia, según las teorías actuales de poblamiento del continente. Blancos, Amerindios, Negros, Asiáticos, todos arribaron al Continente Americano como Inmigrantes.

 

Con el siguiente ejemplo teórico, se entenderá claramente cómo es que por sucios intereses políticos se distorsiona la historia:

Si no supieramos que los Jesuitas vinieron a América y en alianza con los guaraníes, levantaron las Misiones Jesuíticas, hoy en día veríamos las Ruinas Jesuíticas y pensaríamos que su arquitectura, su arte y sus construcciones son todas debidas a la creatividad y laboriosidad de los indígenas guaraníes.

No faltarían los “líderes” indígenas o bien los demagogos de turno que dirían “que es una muestra de la grandeza de sus antepasados”. Y si, claro que lo es, es una muestra de la capacidad constructiva, artística y laboriosidad de los guaraníes, pero los planes, la organización y la influencia cultural fue exógena, proveniente de una serie de extranjeros (los jesuitas) con una cultura distinta.

Tampoco faltarían, los que como nosotros reconocerían en la arquitectura de las Ruinas Jesuíticas, claras influencias europeas, hispánicas y religiosas en el arte y la arquitectura, que dirían: “aquí hubo una influencia exógena”… y, por supuesto, no faltarían los encendidos defensores de lo “autóctono” que se “rasgarían las vestiduras a los gritos” denostando tal posición…

Con este ejemplo, es obvio lo que queremos decir: ningún pueblo ha dejado de tener influencias de otros. Las influencias culturales de un continente al otro, son mucho más comunes que lo que hasta ahora se reconoce.

Ningún pueblo es absolutamente “puro” y “autóctono”. Todos los pueblos son mezclas de razas y culturas y, ninguno es absolutamente original en nada. Suponer
que los europeos “lo hicieron todo” o que los indígenas americanos “crearon” todo, es una falacia.

 

Influencia Vikingo Danesa en Sudamérica

 

Izquierda: Odín y su Caballo de 8 patas Sleipnir. Original en una estela Vikinga. Derecha: Grafitti encontrado en Paraguay por la Expedición de Jacques de Mahieu, donde se ve una representación muy similar a Odín y Sleipnir

 

Izquierda: Doble Runa de la Muerte en Vasija encontrada por la Expedición de Jacques de Mahieu en Cerro Corá, Paraguay. Derecha: Muro de la Fortaleza de Cerro Corá en Paraguay

Lo mismo ocurrió siempre en América: Minorías europeas y a veces asiáticas, con mayor poderío militar y tecnológico, subyugaron y encuadraron dentro de sus sistemas económicos de explotación a mayorías amerindias.  Se repitió durante la colonización española y, sigue repitiéndose hoy en día en todas partes de América, con la “complicidad” de esas mayoríasamerindias quienes prefieren dejar todo en mano de las minorías blancas, a tener que resolver las cosas por si mismos. La capacidad creativa y organizativa de losblancos, como ya lo hemos dicho, siempre tuvo un límite, siempre cayó en lo mismo: la codicia sin freno, el individualismo a ultranza y la crueldad innecesaria, por ello el choque de culturas siempre fue inevitable y la larga fue lógica la reacción ante el abuso, en idas y venidas que obstaculizan todo sueño de progreso.

Esta es una de las causa que las repúblicas latinoamericanas actuales sigan sean convulsionadas y plagadas de contrasentidos. Son naciones formadas hoy en día por sorprendentes mezclas de amerindios, mestizos y minorías blancas emigrantes de las barbaries europeas (guerras y hambrunas), tratando de amalgamarse con algún sentido de unidad.

Como ejemplo patético tenemos el caso de Argentina, hoy tierra desvastada por la incapacidad y la decadencia moral de sus gobernantes y de parte de su población. La que otrora, tan solo en 1910, era la novena potencia del mundo y, ahora no llega siquiera a integrarse al concierto de las naciones. Argentina es una tierra llena de “contrasentidos”, con una 56% de sangre indígena corriendo por sus venas (en concordancia con datos de la Universidad de Buenos Aires) y con una minoría de inmigrantes europeos (principalmente de origen italiano) que aun cree que vive en Europa.

En dicho país, se encuentran asientos arqueológicos y vastas influencias culturales de 2 culturas indogermánicas (troyanos y vikingos) y de una Sociedad Secreta originaria del noroeste de Europa: Los Caballeros Templarios.

En base a los lineamientos anteriores, hacemos un llamado a la conciencia de los argentinos, los cuales son poseedores de un territorio donde existen gran cantidad de tesoros arqueológicos de trascendencia mundial y, que se encuentran librados a la mano de la desvastacion y la rapiña, de la corruptela política de turno y al desinterés de un pueblo que ha perdido ya casi toda esperanza de retomar el camino de la Nación.

Gracias a este desinterés casi total de la mayor parte de las autoridades argentinas, solo interesadas siempre en comprar votos con seudo “planes sociales”  y, en incrementar sus fortunas personales, todos estos tesoros han sufrido una larga historia de saqueo, corrupción, que incluye:

1. El mal Llamado Sol Incaico

El Sol Comechingón

Una obra de arte magnífica, mal llamada Sol Incaico, muy anterior al Imperio Inca y, que perteneció a la cultura troyana que fundó el Primer Imperio sobre las preexistentes Ruinas de Tiwanaku (en la actual Bolivia). Pesa 3,2 toneladas y mide 1,6 metros de diámetro.

En el año 1926 el ingeniero ingles Gardner, arrancó el sol con un trepano neumático, llevándoselo a Londres para exponerlo en el Britsh Museum. Una vez fuera de la cueva, fue llevado desde Tulumba con el ferrocarril, en aquel tiempo Central Argentino y de allí a la estación Retiro. Luego fue cargado en una carreta tirada por 2 caballos de pelo tordillo, pasando por detrás de la Casa de Gobierno y fue cargado en un buque con destino a Inglaterra. El Sol Comechingón estuvo expuesto en el British Museum hasta 1982, y a causa de la guerra de Malvinas fue sacado de la exposición pública

Huaco de Paracas. Muestra un Sol Preincaico con sus rayos rectos y flamígeros. Posterior inspiración del Sol de Mayo. Este tipo de imágenes entre Paracas y Nazcas, posiblemente sean reminiscencias de las influencias Templarias en Tiwanaku, porque el sol flamígero es un símbolo netamente templario-masónico

Sol Masónico de la Bandera Argentina con sus 32 rayos alternados flamígeros y rectos, inspirado supuestamente en el “Sol Incaico” que no fue más que un símbolo heredado de los pueblos indoeuropeos que colonizaron el continente. Los famosos “Hijos del Dios Sol” que tanto estudiaran Jay Wakefield y De Jonge

 

2) El Bastón de Mando del Uritorco. Posible prueba de la presencia de Parzifal en Argentina

La ignorancia total de la Clase Política Argentina sobre la importancia del “Bastón de Mando”, pieza labrada con material meteorítico y con una larga trayectoria mística de siglos, que buscaron incluso Caciques Indígenas como Calfulcurá, el Ex Presidente Juán Domingo Perón y Agentes de las SS, durante la Segunda Guerra Mundial.

Dicho Bastón de Mando, actualmente en manos de Guillermo Terrera hijo, tiene un valor cultural incalculable por cuanto podría ser el Mítico “Lapis Exillis” mencionado por Eschembach en su Poema Parzifal como el Grial (para nosotros el “4to Grial”, sostenemos que son 4).

 

3) Robo de la Dama de Comodoro:

Exquisita prueba de la existencia de civilizaciones blancas precolombinas en la Patagonia La desaparición de la “Dama de Comodoro Rivadavia” Otro de los grandes robos arqueológicos en Argentina. Etc, etc, etc. Como se habrá dado cuenta, al leer estas líneas, muchos conocimientos no están al alcance popular, sino en manos de unos pocos. Y, ese es nuestro interés fundamental: que la población general lo sepa. Todo esto y mucho más, ha pasado por culpa de la oligarquía de los políticos, solo interesados en incrementar sus patrimonios y fortunas personales, rapiñando todo lo que pueden, no solo las arcas públicas.

Reflexiones Finales a estos Fundamentos

¿No sería ya la hora de dejar de discutir que hubo presencia de otras culturas además de las amerindias, en todas las América antes de Colón? ¿Acaso los sudamericanos dejaremos de ser importantes por ello? ¿O quizás sea que “estos temas no se tocan” por si se “enojan” ciertas comunidades indígenas? En estos tiempos es más útil el discurso “facilista” de las demagogias pseudo “progresistas”, que en vez de proclamar tantas idioteces, deberían dedicarse realmente a trabajar por el bienestar de la gente que los sufre.

Los personas de raza blanca de Paracas y Nazca eran descendientes de los blancos Mochicas y, éstos, de los de Chavín de Huántar y éstos de los de San Agustin (Colombia) y asi nos podemos seguir remontando hasta los primeros que llegaron a México.

¿No habrá llegado el momento de aceptar que dicha “presencia” de pueblos indoeuropeos, no fueron algunas expediciones aisladas de 10 o 20 marineros vikingos, explorando las costas de Canadá y Estados Unidos, sino que hubo una presencia contínua y organizada, que se extendió en las américas, desde Canadá hasta el Cabo de Hornos?

Hasta unos años atrás, todavía se discutía si había o no había habido incursiones vikingas en el norte américa. Las pruebas acumuladas fueron tan aplastantes, que no tuvieron más remedio que aceptarlo y ahora se da por hecho… Pero tales incursiones en el norte de américa no fueron nada con las hazañas de conquista que realizaron ellos y otros pueblos como los troyanos en sudamérica.

¿No será ya el momento de aceptar que los pueblos amerindios que tampoco son originarios de américa, recibieron la contribución de pueblos fundamentalmente europeos y de asiáticos también, provenientes de otros continentes?

¿Llegará el día en que estos “Nobles Brutos” (con perdón de los Caballos) integrantes de las oligarquías políticas, acepten que la acumulación de pruebas es tan contundente que, solo les queda el camino dejar de repetir una y otra vez estupideces?

¿No será ya la hora que estos inútiles carroñeros que forman la oligarquía de políticos que nos gobiernan, dedicados al engrandecimiento de sus pecunios y patrimonios incalculables, mal habidos a partir del embrutecimiento planificado de sus gobernados, comiencen a variar sus discursos perimidos?

Dejen de proclamar sandeces. Lean un poco que es bueno. Adquieran algo de ética. Nadie ha muerto por hacerlo…

¿Todavía sigue creyendo en las “historietas” que nos han hecho creer la peste de políticos e intelectualoides “progresistas” de turno, que en América Precolombina no hubo interacción con otras razas no amerindias? ¿En serio?

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG OC

Categories
Nova Arqueología

Los Tehuelches, Indios Blancos en América

Los Tehuelches nos interesan especialmente, porque esta raza que ocupaba la Patagonia, fue la que interactuó con los Templarios asentados allí.

El caso de los Tehuelches es un caso especial, poco documentado y al mismo tiempo difícil de estudiar, por cuanto la gran mayoría de ellos se encuentran mestizados con la etnia amerindia Mapuche. No solo el intercambio ha sido racial,  sino también cultural.

Sin embargo, fueron una raza muy extraña en el entorno amerindio (mongoloide): de piel blanca y muchos de ellos barbados, de elevada estatura, bastante superior a la de los conquistadores españoles y la de los adelantados portugueses (Expedición de Magallanes) y Corsarios Holandeses, Ingleses y Franceses que incursionaron en la Patagonia y los conocieron.

Ya la gente de Magallanes reconoció que eran de elevada estatura hasta el punto de exagerar que median como 3 metros. No hubo ni hay amerindios de tan elevada estatura, con un promedio
por encima del 1,75 metros. Incluso algunos de ellos muy blancos y encima barbados.

El “Gigante” Jorge Gonzalez (1966-2010). Medía 2,31 m y fue un Luchador de fama internacional. Era de raza Tehuelche.

La Pregunta es: ¿de dónde salieron los Tehuelches?

Nuestra Hipótesis

Aunque no se han hecho estudios de ADN, ni nigún estudio al respecto, hasta ésta nuestra hipótesis, nos arriesgamos aquí a afirmar que los Tehuelches originales eran de raza blanca

Proponemos claramente estas posibilidades:

a) los Tehuelches son descendientes directos de los blancos que ingresaron en el 1200 a.C. (diáspora de pueblos blancos a consecuencia de la Guerra de Troya)  formando el Segundo Imperio de Tiwanaku, sobre las bases de la muy antigua ciudad que se estima sobrepasa los 10 mil años de antiguedad.

b) Son descendientes de los blancos del Tercer Imperio de Tiwanaku, formado por una minoría de nórdicos daneses (ver trabajos anteriores)

c) Provienen de algún poblamiento blanco anterior, como los derivados de la Cultura Clovis (16 mil a.C)

Esta última hipótesis podría ser factible dada la presencia de la Cueva de las Manos en Chubut, Argentina, con unos 9 mil años de antiguedad (si es que realmente la hicieron los Tehuelches y no un pueblo anterior). Afirmamos que los Tehuelches no mestizados fueron de raza blanca

Las primeras noticias que se tienen de ellos

Provienen del relato de un navegante italiano en la Expedición de Magallanes y fue redactado en 1524.

“Notizie del Mondo Nuovo con le figure de paesi scoperti descritte de Antonio Pigafetta, vicentino, Cavagliero di Rodi” (1524), secretario de Hernando de Magallanes.

Palabras del propio Pigafetta:

“… alcanzamos a los 49 grados y 30 minutos de latitud Sur, donde encontramos un buen puerto…Transcurrieron dos meses antes de que avistásemos a ninguno de los habitantes del país (alrededor del 20 de abril).

Un día en que menos lo esperábamos se nos presentó un hombre de estatura gigantesca. Estaba en la playa casi desnudo, cantando y danzando al mismo tiempo y echándose arena sobre la cabeza. El comandante envió a Tierra a uno de los marineros con orden de que hiciese las mismas demostraciones en señal de amistad y de paz: lo que fue tan bien comprendido que el gigante se dejó tranquilamente conducir a una pequeña isla donde se encontraba el comandante. Yo también con varios otros me hallaba ahí.

Al vernos manifestó mucha admiración y levantando un dedo hacia lo alto quería sin duda significar que él pensaba que habíamos descendido del cielo.
Este hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura.

Era bien formado, con el rostro ancho y teñido de rojo, con los ojos circulados de amarillo, y con dos manchas en forma de corazón en las mejillas. Sus cabellos, que eran escasos, parecían
blanqueados con algún polvo. Su vestido, o mejor dicho, su capa, era de pieles cosidas entres sí, de un animal que abunda en el país, según tuvimos ocasión de verlo después.

Este animal tenía la cabeza y las orejas de mula, el cuerpo de camello, las piernas de ciervo y la cola de caballo, cuyo relincho imita.

Este hombre tenía también una especie de calzado hecho de la misma piel. Llevaba en la mano izquierda un arco corto y macizo, cuya cuerda, un poco más gruesa que la de un laúd, había sido fabricada con tripa del mismo animal; y en la otra mano, flechas de cañas, cortas, en uno de cuyos extremos tenían plumas, como las que nosotros usamos, y en el otro, en lugar de hierro, la punta de una piedra de chispa, matizada de blanco y negro. De la misma especie de pedernal fabrican utensilios cortantes para trabajar la madera.

Las mujeres no son tan grandes como los hombres, pero en cambio son más gruesas. Sus pechos colgantes tienen más de un pie de largo. Se pintan y visten de la misma manera que sus maridos, pero usan una piel delgada que les cubre sus partes naturales. Y aunque a nuestros ojos distaban enormemente de ser bellas, sin embargo sus maridos parecían muy celosos.”

Ultimo Cacique Tehuelche José Quilchamal (de la Reserva-“El Chalial” Provincia de Chubut, Argentina. descendiente directo
del Cacique Manuel Quilchamal. Sus obvios rasgos de raza blanca huelgan mayores explicaciones.

El Genocidio Tehuelche a manos de los Mapuche o Araucanos

Los Mapuche también llamados Araucanos, ejercieron sobre los Tehuelches un genocidio sistemático, a lo que posteriormente se agregó la “cacería” más o menos sistemática a la que los sometieron los estancieros ingleses y argentinos de la Patagonia

La expansión del Pueblo Mapuche (“Gente (che) de la Tierra (mapu)), pueblo guerrero por excelencia, originario del Sur de Chile, que cruzó la Cordillera y se expandió sobre la Patagonia y la Pampa, entre 1810 y 1820, dio origen a la resistencia de los Tehuelches ante el invasor.

Tuvo lugar entonces una sangrienta guerra de exterminio, llamada de “Chotel Caique”, entre Mapuches y Tehuelches, que fue ganada por los Mapuche.

Los combates se sucedieron en Chubut entre 1810 y 1830 en Piedra Shótel, Barrancas Blancas y Languiñeo, en la que los mapuche se impusieron sobre los tehuelche.

La Guerra de Exterminio (Genocidio) de los Mapuche sobre los Tehuelche

 

Guerra que hoy en día, las Organizaciones Activistas de los Derechos Mapuche, se empeñan en ocultar, disfrazándola con la frase “enfrentamiento intestino”, como si en realidad Mapuches y Tehuelches hubieran sido de la misma raza. El hecho concreto que dicha guerra fue el comienzo del fin para los Tehuelche sobrevivientes que comenzaron a mestizarse con los vencedores de la avasallante cultura Mapuche.

Tal es la realidad del genocidio que hicieron los Mapuche con los Tehuelche y no las historias románticas y edulcoradas que nos hacen creer.

Luego, el exterminio de los Tehuelche, siguió de manos de los estancieros de finales del Siglo IX y principios del XX, que lo mismo que con los Onas pusieron precio por los miembros humanos (orejas de niños, senos de mujeres y testículos dehombres).

Otro caso Típico es el Cacique Tehuelche Inacayal (1833-1888) Fue uno de los últimos en resistir, al mando de 3.000 hombres, la llamada Conquista del Desierto del Ejército del General Julio Argentino Roca. Al ser tomado prisionero,  fue alojado en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata por su antiguo amigo Florentino Ameghino (encomendado como si fuera una mascota)  y murió allí en extrañas circunstancias que hacen sospechar un posible asesinato. Sus rasgos, naríz aguileña, mandíbula cuadrada, ojos claros, denotan su origen blanco

Cacique Tehuelche Quichamal y su familia en 1896

Como ya dijinos, algunos de los que quedaron se mestizaron con los Mapuche, los argentinos y los galeses de la Patagonia y otras etnias. Otros sobrevivieron aún hasta la actualidad conservando las características de blancos, como hemos visto en los ejemplos. Pero es también importante aclarar que entre los Mapuches, hubo influencia de gente de raza blanca precolombina, que se manifiesta en sus simbolismos culturales como el Kultrum (tambor sagrado), que no es más que un símbolo indoeuropeo, encontrado en las Cerámicas Griegas del Período Geométrico (900 a.C ).

Tehuelche anciano con barba, bigote, ojos claros y cabello ondulado.

Imagen relacionada

Rafael Capipe, el último de los tehuelche. El deceso se produjo en Río Gallegos, Argentina, el 18 de julio de 2016 . Claramente su perfil racial no tiene nada que ver con el de un mapuche. Su perfil racial es próximo a Comechingones, Huarpes y Charrúas, todas razas de Indios blancos emparentados entre si, que se destacan por su mentones y narices prominentes, sus ojos pequeños y orejas grandes.

Perfil desconocido de un Indio Blanco Huarpe de la Provincia de Mendoza, publicado en 1911.

 

Resultado de imagen para cacique pincen

Cacique “Mapuche” y Lonko (Jefe de Guerra) Pincén De piel blanca, contextura atlética y robusta, con su metro ochenta de altura (altura imposible para un amerindio), Vicente Pincén se destacaba por sobre las siluetas de los demás indígenas. Otro claro ejemplo de la presencia de blancos.

El caso Mapuche es exactamente al revés del  Tehuelche:

1) Los Mapuche son amerindios que recibieron aportes y se mestizaron con Indios Blancos precolombinos como los Huiliches y los Huárpes

Cacique mapuche. En realidad fue un Lonco (Jefe Guerrero Mapuche), observe sus amplios bigotes que denotan mestizaje. 

Cacique Mapuche con sus dos esposas. Observe bien los rasgos del hombre, no son de amerindio puro

Cacique Mapuche Namuncurá y sus hijos (a su derecha el famoso Beato Ceferino Namuncurá). Fue nombrado Coronel del Ejéricto Argentino por sus importantísimas contribuciones en la
Campaña al Desierto (Patagonia) del General Roca. Fue un Mapuche puro de raza, al igual que sus hijos.

Beatriz Pichi Malen. Cantante Mapuche, pura, tataranieta del Cacique Coliqueo

Olga Curipan. Mujer de la Nobleza Mapuche (pura) lo cual se evidencia por la riqueza de su vestimenta y sus  joyas.

 

2) Los Tehuelches son Blancos Precolombinos que recibieron mestizaje amerindio con los mapuche, como se ve en estos ejemplos.

 

 

Sentados 4 amerindios. 2 Mujeres mapuches (con su atuendo típico) y dos tehuelches.- atrás colonos europeos de la Patagonia.

El tercero desde la izquierda, es claramente un hombre de raza blanca, al igual que su hijo en brazos.

 

Mujeres Tehuelches mestizas de Mapuches, tomadas de “sirvientas” (literalmente esclavizadas) por los terratenientes ingleses y argentinos de la Patagonia – 1920 con complicidad gubernamental

Cacique Tehuelche Copacho. Mestizo de Tehuelche y Mapuche

 

Tehuelches Mestizos. El de la derecha tiene rasgos netamente indoeuropeos. Los otros dos muestran mestizaje con Mapuche. El de la izquierda presenta barba tupida y bigotes

La Ironía Mapuche: Símbolo Indoeuropeo del período Geométrico Griego en América Precolombina en El Kultrum y en la Bandera Mapuche

 

Simbología indoeuropea en la Bandera Mapuche.

Presente en la bandera actual de la etnia Mapuche (Araucana), resulta hilarante e irónico porque ostenta un Símbolo de pueblos de raza blanca, indoeuropea, como el éste símbolo griego del Período Geométrico, que se encuentra en el Museo de Athenas. EL símbolo que está en la Bandera Mapuche fue tomado de su Kultrum (tambor ritual) como símbolo de oposición y reclamo al blanco en Argentina y Chile.

Breves Historias de Algunos Caciques Tehuelches

 

Historia de Juan Sacamata

El territorio original de la tribu del cacique tehuelche septentrional Juan Sacamata correspondía a los valles de Tecka y Genoa (actuales localidades de Gobernador Costa y José de San Martín), en el centro oeste del Chubut.

Su tribu fue una de las que más frecuento la colonia galesa del valle inferior del río Chubut (actuales Gaiman, Trelew, Rawson) desde los tiempos en que los regía el padre de Juan Sacamata. El trato de los tehuelches con los galeses se caracterizó por ser fue cordial y amistoso. Algunas versiones dan cuenta que durante la campaña militar de la Conquista del Desierto, el cacique Juan Sacamata se mantuvo al margen de los combates, pero otras versiones testimonian que colaboró con las tropas y gente de su tribu combatió contra las tribus de Inacayal y Foyel en los combates de Apeleg (1883) y Genoa (1884).

Uno de los hermanos del cacique murió en el combate de Apeleg.Cuando los valles de Tecka y Genoa fueron ocupados por los blancos a principios del siglo XX y en el Genoa se creó Colonia San Martín en 1895 (la tercera de Chubut), se mudó con su gente al territorio comprendido por el valle de Genoa al norte y el curso superior del río Senguer al sur. En 1906 el Gobierno Nacional, en reconocimiento a su colaboración, le otorgó cuatro leguas al norte del lago Musters, en el valle de Sarmiento, pero nunca las ocupó. En 1925 se creó la reserva de Payagniyeo (5 kilómetros al norte del actual pueblo de Alto Río Senguer) y Juan Sacamata fue designado su cacique.

Al momento de su designación, Sacamata vivía en la pobreza más extrema y sin gente bajo su mando. La reserva de Payagniyeo determinó que su tribu volviera a existir. Sacamata falleció con más de 90 años de edad. Lo sucedió su hijo Venancio. La reserva Sacamata o Payagniyeo fue creada con cuatro leguas de extensión, en la sierra del mismo nombre, pero en 1941 le fueron quitadas dos leguas para otorgárselas a un colono. Ciriano Chaquila fue el tercero y último cacique de la reserva.

Tres blancos, que solicitaron permiso para pasar el invierno en la reserva, se establecieron con ganado, erigieron viviendas y luego solicitaron el otorgamiento de la tierra que se apropiaron. Cuando Chaquila falleció, fue rematada la superficie de la reserva que aún no había sido usurpada. Desde entonces, los pocos tehuelches que aún residían en la reserva, ya ancianos, pasaron a desempeñarse como peones de los nuevos propietarios. En la actualidad la reserva no existe.
Juan Sacamata y la reserva Payagniyeo

 

Historia de Juan Kánkel

La tribu de tehuelches meridionales de Juan Kánkel era originaria de la cuenca del río Deseado, al norte de Santa Cruz. Una pelea con una tribu vecina los obligó a internarse en Chubut. Desde entonces se movilizaron entre las inmediaciones del lago Fontana, en la cordillera de Los Andes, yla colonia galesa del valle inferior del río Chubut. Juan estudió en los colegios la colonia galesa, donde aprendió a hablar el idioma galés.

En la década de 1890 se movilizaba con su gente a lo largo del curso alto y medio del río Senguer, en los valles de cordilleranos de los actuales Chalía, Lago Blanco, Valle Huemules y Alto Simpsom (Chile). Actuó como guía de numerosos exploradores y viajeros, entre ellos el Perito Francisco Moreno, el italiano Francisco Pietrobelli (fundador de Sarmiento y Comodoro Rivadavia), Ap Iwan (in ingeniero galés que murió asesinado por los pistoleros nortamericanos Evans y Wilson y muchos otros. En sus crónicas, todos aquellos que lo conocieron lo pintaron como un hombre de gran inteligencia, buen humor, buenos modales y una muy interesante conversación.

En cambio, cuando bebía alcohol, se tornaba peleador, altanero y molesto. Se podría afirmar que Kánkel era un hombre culto, ya que hablaba cuatro idiomas: español, tehuelche meridional, mapuche y galés. Por su conocimiento del idioma galés, fue recordado con admiración por Sir Thomas Holdich, el árbitro designado por la Corona de Inglaterra para la delimitación del límite fronterizo con Chile. Aunque en 1902 se estableció en un lote de Colonia Ensanche Sarmiento, mantuvo vivas sus costumbres ancestrales, como la de participar de camarucos junto a las tribus tehuelches de Juan Sacamata y Juan Salpú.

Algunas versiones señalan que Kánkel falleció ahogado entre 1904 y 1906 al intentar cruzar el río Senguer en estado de ebriedad; otras versiones aseguran que uno de sus sobrinos fue detenido por su muerte. Nunca se supo dónde fue sepultado. En la actualidad algunos de sus descendientes aún residen en el lote de la ex Colonia.

Historia de Manuel Quilchamal y la reserva tehuelche del Chalía

Manuel Quilchamal descendía por vía paterna de uno de los últimos grandes caciques tehuelches de la parcialidad cordillerana de los septentrionales. Sus ancestros participaron de los combates que se sucedieron en Chubut entre 1810 y 1830 en Piedra Shótel, Barrancas Blancas y Languiñeo, en el que los mapuches se impusieron sobre la confederación tehuelche.

Su abuelo fue tomado cautivo y conducido a las tolderías de los mapuche en el Nahuel Huapi. Recién adulto pudo regresar a sus tierras, en el centro oeste de Chubut; donde se reencontró con su gente y fue consagrado cacique. Durante su adolescencia, Manuel Quilchamal fue obligado a integrar un escuadrón de 70 indígenas que durante la conquista del desierto pelearon del lado del ejército. Siempre se creyó que en 1883 participó del combate de Apeleg; pero en realidad lo hizo en el de La Vanguardia, en enero de 1884, en inmediaciones del nacimiento del río Senguer.

Durante el combate fue herido y, cuando estaba por ser ultimado por otro tehuelche, se quitó el capote militar y fue reconocido, lo que le salvó la vida. Aprovechó la ocasión para unirse a su gente y huir hacia el sur.

Desde entonces retomó el mando de su tribu y, entre 1884 y 1916 hicieron suyos los valles del río Mayo, el curso del río Guenguel (afluente del río Mayo que nace en el norte de Santa Cruz) y las
inmediaciones de la región donde hoy se erige la ciudad chilena de Coyhaique. Su tribu estaba conformada por tehuelches septentrionales y meridionales. Por vía materna descendía del famoso cacique Orkeke.

En 1916, por gestión de Clemente Onelli, explorador y director del Zoológico de Buenos Aires, el Gobierno Nacional le concedió a él y su tribu 60.000 hectáreas (24 leguas) en el valle del Chalía. Desde esa fecha comandó a más de 100 personas, unas 24 familias. Fue el último gran cacique con mando efectivo en el Chubut. La tribu también fue una de las últimas que ingresó pura al siglo XX en su cultura material y espiritual.A lo largo del tiempo, fue incesante la presión de los blancos vecinos por apropiarse de la tierra de la reserva, lo que les ocasionó que de ser los ganaderos más poderosos de la región, pasaron a ser los más pobres. Les quitaron valles y aguadas, las mejores tierras para pastoreo. Poco tiempo antes de fallecer, la cadena comercial Lahusen le expropió la totalidad de su ganado. Manuel Quilchamal falleció en 1945, a los 87 años de edad.

Historia de Juan Salpú

Fue un cacique tehuelche de la parcialidad septentrional. Durante La Conquista del Desierto se alió a las tribus de Saihueque, Inacayal y Foyel para combatir a las tropas del ejército argentino. Algunos de sus guerreros fueron los que perpetraron el hoy famoso asesinato de tres galeses, en el sitio que desde entonces pasó a denominarse Valle de Los Mártires, en Chubut.En 1897, en el valle del Genoa, junto con una indígena brujo llamado Cayupil, organizó un levantamiento que pronto fue descubierto por las autoridades.

Fue apresado y remitido a Buenos Aires, pero al mes ya estaba de regreso. Desde entonces unió a la gente de su tribu con la su pariente Juan Sacamata. Entre 1890 y 1900 residieron en
lo que era la estancia Nueva Lubecka, situada entre el curso superior del río Senguer y el valle del Genoa. Juan Salpú acabó sus días en la reserva indígena de Pastos Blancos.

Historia del Cacique Gabriel Rafael Maniqueque

El cacique tehuelche pertenecía a la parcialidad cordillerana de los septentrionales (entre el sur de Neuquen y el curso superior del río Senguer), pero la gente de su tribu estaba mestizada con blancos y tehuelches meridionales. Maniqueque se unió con dos mujeres, una tehuelche meridional (Aoni Kénk) y una blanca llamada Josefa Derry. En 1890 se estableció en el paraje Choiquenilahue (“paso del avestruz” . Paraje de unos diez kilómetros comprendido en el valle donde confluyen los arroyos Apeleg y Genoa por el norte y el arroyo Genoa y el río Senguer por el sur).

Una de sus hijas, Teresa, se unió con Eduardo Botello; un ornitólogo correntino que entre 1888 y 1890 exploró el suroeste del Chubut por mandato del Perito Francisco Moreno. Botello fue uno de los cuatro primeros colonos del sur del Chubut y sus exploraciones en la actualidad aún resultan desconocidas para la historia.

En 1896 el Perito Moreno encontró los toldos de Maniqueque en un paraje denominado El Cantao (Kantausch Kaike).
En 1902 el cacique se estableció junto a Eduardo Botello en el límite norte de la entonces recién creada Colonia Ensanche Sarmiento, en el lote 300. En un lote vecino residía otra de sus hijas, quien también se caso con un hombre blanco.

Eduardo Botello falleció en 1908, y desde entonces el cacique se hizo cargo de la crianza de sus nietos; a los que les inculcó los valores y forma de vida tehuelche. Como Maniqueque siempre se
resistió a aprender a hablar “en cristiano”, se comunicaba con sus nietos por medio de un interlocutor. El cacique falleció a principios de la década del `20. Sus hijos varones no dejaron descendencia, y las hijas mujeres se unieron con hombres blancos de origen alemán y español. El apellido
Maniqueque se extinguió.

Historia de  María “La Grande” Reina Tehuelche

“El gran jefe tehuelche arribó… una mujer que, acompañada por más de mil indios, lo invitó a negociar y conocer los derechos que su pueblo tenía sobre ese territorio”.

“María Grande”, conocida como “María Vieja”o “La Reina”, refleja un claro rol de jefatura de grupos que tenían una organización social cacical. Eran seminómadas que habían establecido redes comerciales con los loberos y con el establecimiento de Carmen de Patagones.

La mayoría de los pescadores que cruzaban el estrecho, intentaban comunicarse con María en busca de carne de guanaco para sus tripulaciones. La autoridad de esta cacica, que comandaba a los indios radicados en la vecindad de Bahía Gregorio en la costa norte del estrecho y cuya movilidad se extendía desde el Río Negro al Estrecho de Magallanes, era respetada
por su gente a lo largo de todo ese territorio.

En 1792 el teniente Juan José Elizalde desembarcó en Santa Cruz encontrándose con el cacique tehuelche Vicente, su mujer Cogocha que oficiaba de traductora, y su hija a quien llamaron Mariquita. Ésta es la primera referencia sobre María que confirma que era hija de un cacique. En 1820 James Weddell conoció a María mientras viajaba cazando focas. Creyó que María era mestiza
y asegura que era una gran oradora que apaciguaba los ánimos de sus guerreros, e inmediatamente la identificó como líder de los Tehuelche.

Luís Vernet conoció a María en Península Valdés en el año 1823, cuando recaló en puerto San José para cazar caballos salvajes. Se enteró que los indios pensaban arrasar el campamento apenas llegara su cacique principal. Cuando “el gran jefe tehuelche” arribó, pudo ver que se trataba de una mujer. Argumentó que los caballos eran de su propiedad porque se criaban en el territorio
que ellos ocupaban y los obligó a pactar, siendo necesario entregar bienes a cambio de ganado. Fue entonces cuando la llamó “María Grande” en alusión a la emperatriz prusiana. Más tarde, en 1831, siendo gobernador de las Islas Malvinas, recibió a ella y a su comitiva, con todos los honores de un gran jefe.

La guarida de María eran unos quince toldos, el suyo estaba ubicado en el centro y uno más pequeño se utilizaba de depósito. Reiteradas veces el capitán King recurrió a ella para conseguir carne fresca para frenar el escorbuto y las enfermedades intestinales de su tripulación. Tenía muchos refugiados en sus tolderías, desertores de buques loberos o prófugos de la justicia, algunos fueron
sus protegidos y otros sus enemigos. William Arms y Tutis Coan, dos misioneros que permanecieron desde el 14 de noviembre de 1833 hasta el 25 de enero de 1834 en la Bahía de San Gregorio, se vincularon con María cuando intentaban realizar un viaje hacia Chile, pues ya la identificaban como la representante de su pueblo.

Se ha señalado el año 1841 como el año de la muerte de María. Otras leyendas, no muy precisas, sostienen que falleció alrededor de 1848, pero es muy posible que su desaparición fuera anterior al asalto del bergantín inglés Avón, ocurrido en Puerto Santa Cruz en 1847. Estas leyendas relatan que, a la muerte de María grandes fogatas fueron encendidas a lo largo de la costa, sus mantas,
su quillango de piel de zorrino, sus arreos, todas sus pertenencias fueron quemadas.

En tiempos y sociedades en los que el mandato masculino, muy pocas veces era discutido, “María” logró ejercer el rol de jefe de la parcialidad tehuelche, enfrentando con toda hidalguía, el contacto con el hombre blanco, sea este comercial o bélico. En contexto actuales, donde todavía se pone en juego el status de la mujer, bien vale la pena un homenaje para semejante persona.

Autora de las Historias de Caciques: Josefina Ferrer
Fuente: Trabajo de investigación de Liliana Eva Videla

 

Autor: Alejandro Vega Ossorio

JEMG de la Orden del Cetro

 

 

Categories
Nova Arqueología

Blancos en América Precolombina: Breve Cronología

Uno de los principales problemas al respecto, es la falta de información oficial. Por razones políticas, culturales y de muy variados intereses, se oculta que no hay realmente “Pueblos Originarios” en América.

Se utiliza ese término para hablar de pueblos de origen mongoloide, ignorando por completo o soslayando de ex profeso los pueblos blancos que desde hace miles de años pueblan las tierras de este enorme continente.

Nadie es “originario” realmente en América. Hubo diferentes inmigraciones a lo largo de la prehistoria y de la historia. Son tan antiguos los pueblos mongoloides como los blancos. Es por eso que creemos necesario al menos dar una cronología aproximada de lo que fueron las corrientes migratorias blancas sobre América y al menos contrarrestar tanta desinformación proporcionada al respecto.

Básicamente, afirmamos que:

1) Hubo contactos con pueblos europeos, africanos y asiáticos en America Precolombina y lo demostraremos.

2) Ningún pueblo es absolutamente “puro” y “autóctono”. Todos son mezclas de razas y culturas.

3) Suponer que culturas provenientes del otro lado del Atlántico o del Pacífico “lo hicieron todo” o que los amerindios “crearon” todo, es una falacia. Todo fue el resultado de la fusión de culturas.

4) Aceptar que hubo blancos, asiáticos y negros en toda la América Precolombina, no implica “disminuir” en capacidades y destrezas a los “Amerindios” actuales, ni la supremacía de alguna raza sobre otra.

5) Dicho sea de paso, los “Amerindios” fueron “inmigrantes” (o sea invasores) en América provenientes de Asia (según las teorías vigentes), al igual que los otros “invasores”: Blancos y Asiáticos provenientes de Eurasia y del Norte de Africa.

6) Terminemos con la cantinela política de los “pueblos originarios”. Amerindios, asiáticos, negros, blancos, vinieron de otros continentes. Todos fueron en algún momento o “inmigrantes” o “invasores” .

 

Veamos el siguiente resúmen de las Inmigraciones a América, antes de “Colón, el Embustero” (como lo llamara el gran maestro Jacques Marie de Mahieu),

 

22.000-16.000 ANE (Antes de nuestra Era):

Pueblos de la Cultura Solutrense (europa occidental) arriban a america en sucesivas oleadas a través del Escudo Glaciar de Wurm (sobre el Atlantico Norte)

16000-12000 ANE:

Distintos publos blancos entre los que se destacan los de la Cultura Clovis arriban a América del Norte y se expanden hacia el sur. estos son los responsables del origen de los Tehuelches, los Huarpes, Wiliches, Comechingones  y otras culturas blancas en América del Sur.

Resultado de imagen para blancos en america precolombina

5200-2000 ANE:

En distintas oleadas llegan los Pueblos Megalíticos de Europa occidental a Canada, USA y México portando la religión del Dios Sol se expanden hasta argentina a lo largo de esos 3 mil años.

2400 ANE:

Arriban expediciones egipcias a la costa este de México

 

2100 ANE:

Los pueblos del Mar y emigrados de varias culturas (troyanos, macedonicos, etc) arriban a América, tras pasar por las canarias, como resultado de la gran Guerra de Troya. Son los que originan la vertiente blanca de la mal llamada cultura “Olmeca”

Se expanden tras 200 años de marcha, hasta Sudamérica y dan origen al Segundo Imperio de Tiwanaku. Tiwanaku ya tenía una gran antiguedad para ese entonces.

100 ANE:

Arriban pueblos chinos provenientes del Río Yang Tsé y se afincan en Tabasco y en Chiapas, Mexico. Originan la vertiente asiática de la mal llamada Cultura Olmeca e influyen enormemente entre los amerindios de la cultura maya.

Nota: decimos “mal llamada “Cultura Olmeca, porque ésta, es en realidad una mezcla de diferentes cultura y razas que ocuparon las mismas regiones en distintas épocas.

500 a 1100 DNE (Despúes de Nuestra Era):

Durante 600 años llegan distintas oleadas inmigratorias celtas: primero los irlandeses, luegos los escoceces y por último los galeses. Influyen notablemente en USA, Canadá y México. Los escoceses son los que originan HVITRMANNALAND (tierra de los hombres blancos relatadas en las sagas vikingas)

960 DNE:

Arriba a México la expedición vikinga danesa del Jarl  Ullman, quien interfiere en el reino tolteca y funda la Liga Maya de Mayapán con foco en Chichen Itzá. Esta misma corriente se expande hacia Sudamérica y funda el Tercer Imperio Blanco de Tiwanaku.

1000-1100 DNE:

Se suceden una serie de incursiones vikingas noruegas sobre Canadá y USA, que no germinan en colonización definitiva.

1200 DNE:

Llegan los templarios a Sudamérica y comienzan a negociar con el Tercer Imperio de Tiwanaku, gobernado por una minoría descendiente de vikingos daneses y,  a través del Paraguay y Brasil embarcan la plata, base de su enorme poderío económico, con la cual inundan Europa,  fundando catedrales, imponiendo su dinero, la banca, etc

1290 DNE

Cae el Tercer Imperio de Tiwanaku, a mano de la sublevación del Cacique Diaguita Kari. Los descendientes de vikingos daneses se dispersan. Algunos van hacia Perú, otros hacia la Isla de Pascua y la polinesia, otros se internan en el amazonas. Durante 140 años se estabalecen en unpequeño reino con base en Cuzco.

 

1307 DNE

Cae formalmente la Orden Templaria y se diluye su poder en lo aparente, en lo formal; pero siguen existiendo en numerosas Ordenes de Caballería y siglos despúes resurgen formalmente en la Francmasonería.

1430 DNE

Los autodenominados “INGA”, modernizado como “Inkas” y luego “Incas”, que significa literalmente “Los Descendientes”. Fundan el Imperio Inca o Cuarto Imperio, ya no con base in Tiwanacu, sino en Cuzco.

1531 DNE:

Cae el Imperio Inca. Fin del Cuarto Imperio. Invasion Española en América

Nota: Demás está decir que hubo también múltiples inmigraciones adicionales como polinésica, jomón (japon) e incluso expediciones griegas y posteriores romanas

 

PARA AMPLIAR

https://artemarcialdelcetro.com/2017/04/02/blancos-en-america-precolombina-los-indios-blancos/

 

 

Autor: Alejandro Vega Ossorio

JEMG

Orden del Cetro

Categories
Nova Arqueología

Liberan al Público Mapa de la Isla y Colonias de Atlantis

El Reconocido Atlantólogo Georgeos Diaz-Montessano, autor intelectual del vídeo para National Geographic de James Cameron, “Atlantis Rising”, ha liberado al conocimiento público el último y más vanazado mapa de la Isla de Atlantis, basado en mas de 200 eferencias de la antiguedad.

Al decir del autor:

“Este mapa una de las varias interpretaciones de reconstrucción paleo-geográfica que he realizado teniendo en cuenta todas las referencias que he reunido de la antigüedad sobre la isla Atlantis, y especialmente las diferentes representaciones en mapas antiguos, desde tiempos egipcios, de una isla delante de un estrecho en estos parajes del gran océano de aguas frías del remoto occidente, y teniendo en cuenta también posibles mapas rupestres hallados en Iberia, como muy reciente de época tartésica, que considero igualmente representan Iberia, Marruecos y una isla delante en esta posición.

En fin, este mapa (junto con otros que he realizado) resume más de 200 referencias documentales en fuentes primarias escritas y fuentes cartográficas.

Ahora bien, a nivel geológico, a día de hoy, no se considera posible la existencia de esta isla o masa de tierra emergida en tiempos que el hombre pueda recordarla. Ésto es lo que se sostiene de momento. Pero la ciencia evoluciona constantemente, y nada impide que en un futuro esta idea cambien con nuevos descubrimientos científicos”

 

Nota: La Ciudad de Jaen en España posee el Yacimiento de Marroquies Bajos, que fue diseñado bajo la influencia directa del Reino de la Atlantida. 

El yacimiento de Marroquíes Bajos es la única ciudad, poblado o macro-aldea (como prefieren llamarla quienes creen que no merece denominarla de otro modo más importante) de la antigüedad que llegó a tener un diseño geométrico urbanístico muy semejante al que tenia la capital de Atlantis. Incluso hasta en el detalle tan “sui generis” que siempre se creyó era mera invención de Platón de alternar fosos circulares concéntricos que canalizaban agua con espacios inter-fosos o anillos de tierra sobre los que se erigían casas y otros edificios de la ciudad.

Por ello, y porque más allá de estas analogías con la leyenda de la Atlántida es -sin duda alguna- uno de los asentamientos arqueológicos más importantes, más antiguos y únicos del mundo, es que debemos exigir a las autoridades competentes que sea definitivamente protegida para siempre de cualquier alteración urbanística.

 

La imagen puede contener: una o varias personas, barba, primer plano e interior

Autor: Georgeos Diaz-Montessano

Categories
Nova Arqueología

Vikingos en Argentina. Pruebas Impactantes

El Descubrimiento del Dios Thor en la Provincia de Tucumán, Argentina

 

El Guerrero con Casco Vikingo en Tucumán, Argentina

 

 

Arriba el autor, Vega Ossorio, junto al menhir del Parque Provincial de Menhires de la Provincia de Tucumán, Argentina.

El autor demuestra que el casco es de origen vikingo por contrastado fotográfico de las líneas de tallado de la piedra, surge a las claras la cabeza de un Soldado, con Casco de Guerra, que incluye protectores de naríz, mejillas y orejas.

Compare esta talla en piedra con esta otra talla en marfil de una torre de ajedrez vikingo.  Huelgan las explicaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este mismo tipo de casco ostentaban los guerreros de la cultura Mochica, antecesora de los incas. Las cultura Mochica, al igual que la Tiawuanacota, recibieron un fuerte impacto cultural de los descendientes de vikingos daneses que llegaron en el 960 d.C a México.

 

Barbado de Tafí del Valle, Provincia de Tucumán, Argentina

En el Parque Provincial de Menhires “El Mollar” cercano a la localidad de Tafí del Valle, Provincia de Tucumán, se encuentra un menhir con un Barbado fácilmente reconocible sobre todo por contrastado de la imágen.

 

Menhires Peniformes de Estilo Nórdico

En este mismo lugar se encuentra decenas de mehires con forma peniforme tales cuales abundaron en la cultura nórdica.

  

Ejemplos de tallas peniformes nórdicas, para comparar

 

La Prueba Indiscutible

Descubrimiento de Jacques de Mahieu en Tucumán, Argentina: La Piedra Rúnica de la Sierra de Medina

Por su parte en la década del 70, Jacques de Mahieu en una de sus tantas exploraciones arqueológicas, descubrió lo que se ha denominado como Piedra de Medina, en las cercanías de la misma Sierra.

Image result

Dicha Piedra de Medina contiene un claro texto rúnico que dice: “2 días a lo de Sven”. Fue dada a conocer por el Documentalista Héctor Buela, quien ha sido el preservador de la Obra del Gran Maestro De Mahieu

 

 

Parque Provincial de Menhires “EL Mollar”, en la Proximidad de Tafí del Valle, Tucumán, Argentina

En éste lugar el fallecido Gobernador Militar de Facto de la Provincia de Tucumán, General Antonio Domingo Bussi, apiló en los menhires que se encontraron a lo largo de toda la Provincia. La idea en sí fue buena, sino hubieran desaparecido todos, robados por traficantes. Lo malo es que no se guardó ningún registro de dónde fueron obtenidos, ni de la posición en que estaban. Un trabajo mal hecho, sin criterio.

 

Conclusión:

Se acabó el “misterio”Tafí del Valle, Tucumán, Argentina fue una encrucijada militar del Tercer Imperio de Tiwanaku (bajo dominio de descendientes de Vikingos Daneses, como postuló en su teoría Jacques de Mahieu).

 

 

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Descubridor del Menhir Dios Thor en Tucumán

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG

Orden Militar y Esotérica del Cetro

Categories
Esoterismo OC Nova Arqueología

La Gran Ironía: La Bandera Mapuche es un Símbolo Indoeuropeo. Un Pueblo que Odia a los Blancos.

Simbología Indoeuropea presente en la bandera actual de la etnia Mapuche (Araucana), resulta hilarante porque ostenta un Símbolo de pueblos de raza blanca, indoeuropeo como el griego. Lo irónico del tema es que la etnia Mapuche tomó su Kultrum (tambor ritual) como símbolo de oposición y reclamo al blanco en Argentina y Chile.

El Kultrum, presente en la Bandera Mapuche que se enarbola desafiante ante el blanco, no es ni más ni menos que un símbolo encontrado en la Cerámica del Período Geométrico griego del 900 a.C. Tal cerámica se encuentra en el Museo Arqueológico de Athenas, Grecia.

La Correlación fue descubierta por este autor en el año 2010.

Cerámico Griego del Período Geométrico (900 antes de Cristo).

Observe cuidadosamente el Símbolo, que ahora ampliamos aquí.

¿No le resulta familiar este Símbolo? No?

Este pueblo enarbola una bandera en Argentina y Chile como reivindicación contra el blanco y porta un antiguo símbolo indoeuropeo. Toda una ironía…

Si ESTA EN LA actual BANDERA MAPUCHE actual con insignificantes variaciones: dos soles y la luna, que no lo tenía el Kultrum original.

El Kultrum original tenía 4 SWASTIKAS…

Conocidas como Lauburus en la Península Ibérica ¡ Qué “Casualidad” !

En éste caso tenemos otra Representación del Kultrun Mapuche. Símbolo Cosmogónico de este Pueblo amerindio, que es en realidad un Símbolo Indoeuropeo muy antiguo, aunque los Mapuche (pueblo amerindio de Chile y Argentina) lo ignoren.

Ahora compare esta representación tradicional (no la que cambiaron en la bandera actual) del Kultrum con éste conocidísimo símbolo nórdico de protección…

Más que impactante ¿no?

Bien, ahora observe por favor de nuevo las 4 Swásticas del tipo Lauburu Invertido (símbolos solares) y, compárelo nuevamente (convénzase) con el símbolo del cerámico griego.

A la actual  “Bandera Mapuche” le agregaron 1 “patita” (valga el sarcasmo) a las swastikas, tipo Lauburu, para estar más acorde con las políticas marxistoides que sostienea este grupo étnico. Repetimos la bandera para su comodidad. ¿Sorprendente no?

Lo repetimos: ésta es la representación más usual y actual del Kultrun Mapuche, presente en la Bandera. Con dos Soles de 5 patas (para evitar mención a la “pecaminosa” swática, considerada así por la dirigencia “progre” en Argentina.

También incluyeron un símbolos masónicos muy importantes como Venus (la estrella) y la Luna Creciente, para estar acorde con las poderosas organizaciones masónicas con base en Inglaterra que los apoyan.

 

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Descubridor del verdadero origen del Kultrum

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG 

Orden Militar y Esotérica del Cetro

Categories
Nova Arqueología

Blancos en América Precolombina: Fundamentos. Parte III

Versión actualizada: haga click en el enlace

https://artemarcialdelcetro.com/2018/01/26/blancos-en-america-precolombina-fundamentos-fotograficos/

Categories
Nova Arqueología

Templarios en América: La Teoría de Jacques de Mahieu.

Historia de los Templarios en América Precolombina.

Desarrollo de la Teoría de Jacques de Mahieu por la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Es un secreto a voces, por algunos sospechado, por muchos repetido y por muy pocos investigado lo que es una realidad concreta desde hace siglos, sobre la historia de la América Precolombina incluyendo los actuales países de Paraguay, Brasil y Argentina: la presencia de la poderosa Orden Templaria y de las Logias y Ordenes Militares herederas de su tradición.

Siguiendo estos indicios, el antropólogo franco-argentino (ya fallecido) Jacques de Mahieu, comenzó a sacar a la luz pública la realidad de la presencia de miembros de la Orden Templaria en la Sudamérica Precolombina. De Mahieu demostró que los Templarios realizaron un intenso tráfico de plata con el Segundo Imperio de Tiwanaku (Bolivia) hacia Europa en tiempos medievales, demostrando también y plenamente la presencia de Vikingos Daneses de Bolivia, Paraguay, Chile y Argentina.

Pruebas de Templarios en la Patagonia y las ciudades de los Cesares

 En apoyo de la teoría que el Temple conocía América, desde 1195 d.C (Casi 298 años antes del “Descubrimiento” de Colón) podemos ver que en el tímpano del Atrio de la iglesia de Vézelay, se encuentra representado un “Orejón” americano , su mujer “Orejona” y su hijo. Representación exagerada por el artista (quien sin haber visto a alguno, lo imaginó).

Pruebas de Templarios en la Patagonia y las ciudades de los Cesares II

Nota: Vézelay era el punto de encuentro de los peregrinos que se dirigían a Santiago procedentes del Norte y del Este de Europa. Es la llamada vía Lemovicense, una de las 4 rutas del Camino que atraviesa Francia. Esta basílica es conocida por toda Europa, desde el 1195 d.C porque en ella se decía que se encontraban las reliquias de Santa Magdalena y porque fue el punto de partida de la segunda cruzada llevada a cabo por San Bernardo en el siglo XII. Más tarde, allí se encontraron Ricardo Corazón de León y el rey de Francia, Philippe Auguste, para comenzar la tercera cruzada hacia Jerusalén. También fue el lugar que escogió San Francisco de Asís para fundar el primer monasterio franciscano en Francia

 Esta es una historia que se remonta hasta el año 1200 de nuestra era. Todo comienza con el viaje de retorno y contacto con Europa de un grupo de descendientes de vikingos daneses de Tiwanaku quienes traban relaciones con la Orden Templaria asentada en el Puerto Militar de La Rochelle (Francia).

Vezelay: punto de encuentro

A raíz de ese acuerdo. la flota templaria comenzó a llegar a las costas del Brasil, al Puerto Natural de la Isla Santa Catarina, para comerciar con los descendientes de vikingos daneses, fundadores del Segundo Imperio de Tiwanaku lingotes de plata con los cuales inundaron Europa y, que fueron la base de su poderío económico.  Desde la actual Bolivia los lingotes llegan a las Postas Vikingas del Paraguay y a través de los Caminos del Peabiru

Paraguay: Postas Vikingas

 hasta la Isla de Santa Catarina, en donde los Templarios cargan el mineral proveniente de Bolivia, hacia el Puerto Templario de La Rochelle, en Francia

Playas de Brasil

Una de las postulaciones de De Mahieu es que en el acuerdo logrado entre los vikingos daneses que retornaron y los templarios, fue que a cambio de plata, los Templarios proveerían mano de obra especializada para la construcción de un gran Templo, evangelización e instrucción avanzada. Así fue, como según de De Mahie, la Iglesia, conocida como Templo del Sol,  no estaba terminada en 1290 cuando la Ciudad cayó en manos de las tropas del Jefe Kari. La Puerta del Sol constituía una de las entradas del recinto de la “iglesia”. Se adorna con un friso que reproduce (siempre según de De Mahieu), en el estilo de Tiwanaku, la Adoración del Cordero, tal como se la ve al tímpano de la catedral de Amiens.  El motivo central responde en sus menores detalles a la descripción apocalíptica del Cordero.

Las cuarenta y ocho figuras de las tres hileras superiores representan, con sus atributos respectivos, a los doce Apóstoles, los doce profetas menores y los veinticuatro ancianos portadores de cithares y corte de oro, tal como lo describe San Juan. Sobre la hilera inferior, se ven dos Ángeles tocando la trompeta, instrumento desconocido en la América precolombina.

Amiens se sitúa en la frontera de Normandía y Dieppe es su puerto. La catedral de Amiens se construyó entre 1220 y 1288 y su pórtico entre 1225 y 1236.

Nota: Uno de los pocos errores de Jacques de Mahieu fue creer que el escudo que sostiene Abraxas en el Sello Templario era un posible arco de indio americano. Posteriores sellos encontrados, con dibujos más claros, demostraron que se trataba del conocido sello de “Abraxas”. Deidad seguida en secreto por la Orden.  Este símbolo templario, que no era de uso público, es de capital importancia, por cuanto descubrir un Abraxas en territorio latinoamericano, implicaría demostrar sin lugar a dudas la presencia templaria precolombina.

Caída del Segundo Imperio de Tiwanaku

Este intento templario de cristianizar el mundo pagano del Segundo imperio de Tiwanaku, derivó en un alzamiento generalizado. El caos ya era completo en Sudamérica para el 1290 de nuestra era. Fue entonces que El Segundo Imperio de Tiwanaku, cayó a manos de Tribus Diaguitas, Indios Blancos, descendientes de las primeras migraciones blancas, al mando de Kari o Cari, probablemente un jefe de armas de origen blanco, descendiente también de vikingos daneses (considerado todavía en Bolivia como “un demonio”) que no contento con la introducción del cristianismo en el imperio y los cambios en las reglas de juego, provocó la destrucción del mismo.

Pronto los pocos supervivientes se reorganizaron y dieron origen al Tercer Imperio de Tiwanaku ahora con base en el Cuzco: el Imperio Inca. Imperio conformado por una minoría blanca sojuzgando a una enorme mayoría indígena. Minoría que mantendría en secreto su derrota en Tiwanaku, eliminando la escritura, para mantener su dominio sobre la enorme mayoría amerindia.

Minoría que logró que los amerindios olvidaran la espectacular derrota que había sufrido los blancos. Y así fue como entre tanto secreto incluso ellos, olvidaron sus lejanos orígenes nórdicos y (más lejanos aún en el tiempo) troyanos, tras 200 años de Imperio Inca. Habían pasado 2700 años desde la primera inmigración blanca de origen troyano sobre Sudamérica y 500 años desde la inmigración vikingo danesa.

Fin de la Aventura Templaria en Tiwanaku

Fin del abastecimiento de plata y caída de la Orden Templaria

Para 1290 la aventura templaria en sudamericana, en las actuales Perú, Bolivia, Paraguay y Argentina, comenzó su declive puesto que ya no resultaba un lugar seguro. Los Templarios también estaban ya próximos a su propia caída en Europa en 1307.

Era obvio que tanto poder económico y político, tarde o temprano entraría en conflictos con los poderes europeos. Ellos lo sabían, por eso instalaron sus bases en Sudamérica. Quizás una de las causas del declive haya sido netamente económico al caer las fuentes de abastecimiento del metal en Sudamérica.

Mantenimiento de las Bases Templarias en la Patagonia

De todos modos, la Orden se mantuvo en Sudamérica, desplazando sus movimientos hacia el Sur, a la Patagonia Argentina y Chilena, donde conservaban pequeños enclaves militares (solo mencionamos los que han sido identificados) como “El Fuerte”, la “Ciudad de los Césares” y el “Valle Sagrado”.

 Obviamente era una orden religiosa, no solo tenían intereses materiales, sino también espirituales. Y, es en el sur, donde “resguardarían” algunos de ellos. No es “casual” tampoco que siglos después un grupo de 153 galeses (número simbólico del cristianismo: la multiplicación de los peces) se haya instalado en la Patagonia Argentina, en un lugar fuera del control del gobierno, totalmente aislados en el medio de un “océano” de indios mapuches y tehuelches.

Los Templarios en México en el Reino de los Chalcas

Tras la caída de la Orden Templaria por la persecución del Papa y Felipe IV el viernes 13 de octubre de 1307, muchos de los Hermanos Templarios huyeron hacia México donde darían origen al Reino de los Chalcas, y algunos de ellos probablemente hacia los enclaves militares en la Patagonia Argentina.

El Supuesto fin de los Templarios y el destino de sus Bienes y Reliquias

El hecho es que tras la caída de la Orden el 13 de Octubre de 1307 en Europa, súbitamente “desaparecieron”, lo cual no es real en absoluto. Gran parte de las posesiones de la Orden fueron “transferidas” a otras órdenes “neo templarías”. Gran parte se esfumó hacia Suiza, donde daría origen a la poderosa Banca Helvética (por algo la Bandera de Suiza es una Bandera Templaria invertida).  Es así que La Flota del Atlántico (17 barcos) con base en La Rochelle (Francia) zarpó hacia ultramar al día siguiente de la “caída”, transportando no solo las 13 carretas cargadas de “tesoros”, que habían escapado de París días antes (era un secreto a voces que se iba a dar la orden del Rey Felipe IV, de captura de los Caballeros del Temple), sino también de decenas de carretas cargadas de documentación y “tesoros” provenientes de todas las Encomiendas de la Orden en toda Francia.

Esta Flota desapareció para siempre. Pero ¿a dónde fue? Fue hacia Escocia, hacia México (donde ya tenían una base) y hacia la Patagonia. Los “tesoros” fueron dispersados.

Hacia la Patagonia fueron algunas de las “reliquias” de la Orden, las cuales fueron “internadas” en la Meseta de Somuncurá en las actuales Provincias de Rio Negro y Chubut.

Los Templarios Patagónicos toman contacto con el Tercer Imperio

El aislamiento de los Templarios en la Patagonia, duraría unos 100 años hasta que el Tercer Imperio, el Imperio Incaico se expandió nuevamente, alcanzando hasta las Provincias de Mendoza y Santiago del Estero, donde los escasos templarios remanentes en Sudamérica tomarían contacto con ellos y mantendrían un status quo, que se rompería con la Guerra Civil Incaica y la decadencia del Imperio, que como ya hemos dicho no cayó por el Ataque Español, sino por la propia corrupción interna. Las referencias Templarias y las Informaciones que Corrían en Europa, desatan la Exploración y Conquista de América. Mientras tanto en Europa, las fuerzas remanentes de los Templarios, segundas y terceras líneas de mando, (puesto que los principales Jerarcas de los Cuadros de Mando de la Orden, habían sido aniquilados), se fueron reorganizando en múltiples logias, ente ellas las masónicas. Todas ellas, tenían resabios y parte de la verdad de lo que habían sido los templarios. Se sabía en estas logias europeas que del otro lado estaba américa y que allí estaban las reliquias de los templarios.

Esta información corría por Europa en tono de leyenda y de informaciones de carácter altamente confidencial que sólo eran manejadas por poderosos gremios marítimos, cortes europeas y geógrafos… Finalmente ya quedando escasos miembros de la Orden en la Patagonia, que ya para 1500, incluso se habrían mezclado con los Indios Blancos, llegaron los Conquistadores Españoles y la Santa Inquisición y el “repliegue” de los templarios en Sudamérica fue completo. Había en Europa referencias fragmentadas del antiguo esplendor del Segundo Imperio de Tiwanaku fundado por descendientes de vikingos daneses, sobre las bases del  Primer Imperio de Tiwanaku, a su vez creado por la diáspora de troyanos escapados de Europa tras la Guerra de Troya (entre 1300 y 1200 antes de nuestra era).

Referencias fragmentadas que provenían del Tercer Imperio Imperio: el Inca. Referencias fragmentadas que no solo venían del Alto Perú (Bolivia) y del Perú, sino que también venían de los Comechingones (“Indios Blancos y Barbados”) pertenecientes a lo que ha sido conocido en la jerga arqueológica de su descubridor Duncan Wagner, fundador del Museo Arqueológico de Santiago del Estero, como “Imperio de la Llanura Chaco-Santiagueña” y que no fue sino una extensión del Primer Imperio de Tiwanaku.

Las Expediciones en el Rio de la Plata: el recuerdo de las informaciones templarias hasta la época actual

 Gracias a esto, la historia no terminó allí, volvería a dar otro espectacular giro que, como hemos ido mostrando, se extiende desde la época del Segundo Imperio de Tiwanaku, pasando por Conquistadores Españoles españoles enlazados con Logias Templarias (y Logias derivadas de la Orden Templaria) que sabían a que iban al Río de la Plata y quiénes no eran un conjunto de simples aventureros, sino gente con buena información. Por eso enviaron expediciones a la Patagonia, las cuales salvo excepciones terminaron en rotundos fracasos debido a lo inaccesible del territorio. Caboto, Mendoza, Garay, Hernandarias y muchos más conquistadores y adelantados fueron por el botín, puesto que flotaba en el aire el secreto de las minas de plata del Alto Perú, tanto tiempo guardado por los Templarios y sus organizaciones allegadas o herederas, al par que también corrían los rumores por toda Europa de los lejanos asentamientos en tierra americana. La historia de las Logias y Ordenes influyendo en la alta política, continuó hasta tiempos tan avanzados que incluyen a personajes de la talla del Virrey Linniers, con un alto rango en la orden de los Caballeros de Malta, al igual que su enemigo inglés el Almirante Whitelocke (Comandante de la Flota de las Invasiones Inglesas a Argentina de 1806-1807). No olvidemos a la poderosa e influyente Logia Lautaro de origen Masónico, que tan decisiva fue en la consolidación de la Independencia Argentina.

A través de los siglos en Argentina se mezclaron intereses de todo tipo en busca de poderes esotéricos, dejando “pistas e indicios” que por sí mismos no parecen relevantes, pero que tomados en conjunto, dejan ver una compleja trama.

Así, tenemos ejemplos como:

  • Cacique Calfulcurá buscando el “Bastón de Mando” (¿El “Lapis Exillis” de Eschembach?)
  • Caciques Tehuelches con Cruces Templarias. Hasta autores de Personajes de Historietas, como Dante Quinterno (masón con un historial de gran pasión por lo esotérico) con su “Indio Patoruzú” (cuyo poncho siempre estuvo plagado de “Cruces Templarias”).
  • Incluso se registran múltiples expediciones en búsqueda de supuestos “Mitos” como la Sierra de Plata o las “Ciudades de los Césares”.
  • Detalles significativos como la increíble inmigración de los Galeses a tierras patagónicas bajo el dominio de una etnia guerrera como la Mapuche, cuando tenían la opción ofrecida por el gobierno argentino de ir a mejores tierras en la Provincia de Santa Fe, no pasan por alto en esta trama.
  • No es un secreto que el Partico Nacionalsocialista Alemán haya tenido una gran influencia durante la década del 30 y del 40 en Argentina, con importantes organizaciones políticas nacionales y un impresionante despliegue de empresas de capital alemán. Tampoco lo es que submarinos alemanes al final de la guerra hayan operado libremente en las costas de la Bahía Sin Fondo (frente a San Antonio Oeste, cerca de “El Fuerte”) y en Tandil y Balcarce (localidad de la provincia de Buenos Aires, en Argentina), donde hubo hacia finales de la segunda Guerra Mundial un intenso tráfico de mercaderías, con apoyo y apoyo del Gobierno Argentino.
  • Como es sabido el nazismo, tenía un fuerte componente esotérico y Himler (Jefe de las SS) estaba obsesionado con conseguir las reliquias relacionadas al Grial. La Búsqueda incluyó muchos lugares de Argentina, con apoyo de la embajada alemana en Buenos Aires.

Como ya dijimos, todos estos son “datos anecdóticos”, “indicios”, pero en conjunto marcan una clara tendencia, una trama de fondo y la existencia de muy fuertes intereses.

Entraremos en el próximo artículo más adentro en el desarrollo de la Trama de los Templarios en la Patagonia.

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG DE LA ORDEN DEL CETRO

Categories
Nova Arqueología

Templarios en la Patagonia: La Pista de los Galeses en Chubut.

Emigración de los Galeses en Chubut, Patagonia, Argentina. Siguieron la Ruta Templaria

Lo que viene ahora será entendido por muchos como “meramente especulativo”, porque desconcertará. En este punto es donde vuelve a empalmarse el pueblo celta, originador de las Historias del Rey Arturo, que inundaron la Europa medieval con relatos místicos relativos al Santo Grial y a su búsqueda. Ya dijimos que el mundo céltico y sus diversos pueblos integrantes, tenía noción de la existencia de América, por los menos en ciertos grupos selectos. Por estas razones fundamentales:

  • 1) Los Pueblos Celtas de Europa Occidental conocían América: irlandeses, escoceses y galeses ya habían incursionado en la Tierras de Huitramannaland – tierra de los hombres blancos, tal como nos hablan las Sagas Vikingas de los exploradores de Vinlandia y Helluland, que se sorprendieron al encontrarlos. Tema que hemos tratado extensamente aquí. En el Siglo V d.C, monjes guiados por el legendario San Brandan, arribaron a América. Entre los Siglos V y X d.C, monjes escoceses conocidos como “Papars” poblaron las tierras del Huitramannaland. Hacia mediados del siglo XI, el legendario Príncipe galés Madoc, desembarcó también con sus hombres en tierras e la actual USA. Hacia 1390, los hermanos italianos Zenno, tuvieron un fuerte respaldo en Escocia, fundamentalmente con el poderoso Conde Templario del Clan Synclair, viajaron hacia América del Norte en 1390.
  • 2) Los Templarios no desaparecieron de la historia simplemente por la acción el Rey de Francia y el Papado, se refugiaron en naciones que no les eran hostiles como Escocia, Portugal, España y, además se fusionaron con otras Ordenes. Es en tierras célticas donde más apoyo obtuvieron. Los Templarios sabían de la existencia de América como lo demuestran autores templarios como Dante en la “Divina Comedia” o el autor anónimo del “Alto Libro del Grial” o Eschembach mismo. Más claramente demostrado está en los Mapas que circulaban e nivel e “secreto de estado” como el Mapamundi de Waaldsemuller o el mapa de Piri Reis. Además como lo hemos dejado claramente establecido, entre 1000 y 1300 comerciaron con el Segundo Imperio de Tiwanaku, actual Bolivia, llevando a raudales lingotes de plata a Europa a través del Paraguay.
  • 3) Los Templarios también tenían bases Patagónicas (Ver Expedición Arqueológica a la Meseta “El Fuerte” y Ciudades de los Césares ). Ya hemos visto también las Rutas Templarias de la Plata.
  • 4) Los Templarios tenían también fuertes lazos en tierras galesas. Es así que con el correr de los siglos, los relatos, cuentos y leyendas se mantuvieron en el pueblo celta galés. Un pueblo muy tradicionalista, que no ha perdido ni un ápice de su historia ni de sus costumbres.

Es aqui dónde se integra la Historia de la Inmigración Galesa a la Patagonia, sugerida implícitamente por Delphos y abiertamente declarada por nosotros. Escapa a nuestro interés hacer un trabajo histórico sobre la Inmigración Galesa en la Patagonia Argentina, cosa que han hecho multitud de autores muy buenos y de la que se encuentran en web excelentes artículos. Nosotros trataremos de lo que no es público, de los intereses que no son manifiestos.

La “Historia Oficial” de la Inmigración Galesa en la Patagonia

Para sintetizar la “historia oficial” de la Inmigración Galesa en Argentina, hemos buscado un texto (de wikipedia) que resume muy bien el tema y servirá para “ponernos en situación”, puesto que ya hemos dicho que no nos interesa en este trabajo lo evidente de la inmigración galesa, la cual es muy conocido y fácil de encontrar en internet: “La idea de una colonia galesa en Sudamérica fue promovida por el profesor Michael D. Jones, un predicador nacionalista residente en Bala, desde donde invitó a “una nueva Gales más allá de Gales”.

Jones pasó algunos años en Estados Unidos, donde observó que los inmigrantes galeses se asimilaban muy rápidamente en comparación con otros pueblos. Por esto, propuso una colonia basada en el idioma galés lejos de la influencia inglesa. Reclutó voluntarios, buscó financiación, y consideró la radicación de la colonia en lugares tan distantes como Australia, Nueva Zelandia o Palestina, pero finalmente se eligió la Patagonia debido a su aislamiento y a la oferta del gobierno argentino de donar 260 km2 de tierras en la ribera del río Chubut a cambio de colonizar la región que permanecía virgen.

Hacia fines de 1862 el capitán Love Jones Parry y Lewis Jones, viajaron a la Patagonia a fin de elegir el área más conveniente para los inmigrantes galeses. Visitaron en primer lugar Buenos Aires, donde negociaron las condiciones de la colonia con el Ministro del Interior del gobierno argentino, Guillermo Rawson, para luego dirigirse al Sur. Exploraron las costas patagónicas en un pequeño barco llamado Candelaria y a raíz de una tormenta se refugiaron en el actual Golfo Nuevo, que llamaron “Porth Madryn” en honor a la región de origen de Love Jones Parry en Gales.

El establecimiento permanente de los europeos en el valle del Chubut y áreas aledañas comenzó el 27 de julio de 1865 cuando 153 galeses llegaron a bordo del reconvertido Clipper Mimosa. El Mimosa costó £2.500 convertirlo para el uso de pasajeros y el precio del viaje desde Liverpool a la Patagonia fue de £12 por cada adulto y £6 por cada niño, aunque se tuvo en cuenta la capacidad de pago de cada pasajero. Los viajeros del Mimosa, incluyendo a carpinteros, mineros y otros oficios, eran 56 adultos casados, 33 solteros o viudos, 12 mujeres solteras (generalmente hermanas o sirvientes de los emigrantes casados), y 52 niños. Había unos pocos granjeros, que fueron infortunados al descubrir que las atracciones de la región fueron sobre dimensionadas y que la tierra era un desierto semiárido que produciría pocos alimentos. A ellos les habían dicho que el área era como las tierras bajas de Gales”. Hasta aquí la historia oficial. Ahondemos ahora un poco más.

Sobre los Crismones

El crismón más usualmente admitido es la representación del monograma de Cristo XP. Consiste en las letras griegas X y P. Según otras versiones, la letra P(ro) se sustituye por la letra T (tau) o por una pequeña cruz latina. El crismón puede completarse añadiendo otros elementos como las letras alfa (a) y omega (O) que representan el principio y fin de todas las cosas, como lo es también en esta religión Cristo.

El Cristograma empezó a aparecer en las monedas romanas después del Edicto de Milán (313) con el que Constantino establecía la libertad de culto para los cristianos. Sufrió una considerable evolución a lo largo de 1700 años. Es un tema apasionante para ocupar bibliotecas enteras, solo daremos unos ejemplos para llegar al punto que nos interesa.

Simbología Templaria y Masónica presentes en la Patagonia Argentina

La Historia que pocos conocen. La “Otra Cara de la Moneda”

  • 1) Los Galeses rechazaron tierras en territorios civilizados No es cierto que el gobierno les ofreció poblar la Patagonia, tierra en dicho momento bajo dominio de los Mapuche, pueblo guerrero y conquistador amerindio, proveniente de Chile, que había invadido la Patagonia Argentina hasta el Sur de la Provincia de Buenos Aires, exterminando y/o asimilando a todas las etnias a su paso como los tehuelches y Huiliches.
    La Patagonia en dicha época estaba fuera de control del gobierno argentino, que a su vez estaba sometido a los constantes ataques de los malones mapuche-ranqueles en su línea de Fortines. Mandar civiles a la Patagonia, sin protección militar, era prácticamente condenarlos al exterminio.
    El gobierno de Buenos Aires, les ofreció tierras en la Provincia de Santa Fe, cerca de la frontera con los Indios del Chaco que no eran tan feroces ni tan organizados. Sin embargo, contra toda lógica, los Galeses, rechazaron la oferta y prefirieron tierras en el Chubut en medio de un océano de amerindios Mapuches, sin protección alguna…¿Por qué?
  • 2) Entre los Galeses Inmigrantes vino gente preparada con profundos conocimientos esotéricos. Si bien en lo aparente la colonización galesa traía fieles creyentes cristianos y era conducida por ministros cristianos, con una fuerte concepción religiosa, había algo más de fondo. Algo místico que trascendía las simples creencias y rituales cristianos de un grupo de trabajadores y campesinos.
  • a) El Número 153, número Místico Es interesante resaltar que el número de integrantes del “Mimosa” fue 153. Este es un número esotérico del cristianismo y no fue elegido al azar, sino intencionalmente.

“Nota 1: Leemos en Juan 21, 1–19. “Les dijo Jesús: – Traed pescado del que habéis cogido ahora. 11 Subió entonces Simón Pedro y tiró hasta tierra de la red repleta de peces grandes, ciento cincuenta y tres; a pesar de ser tantos, no se rompió la red. El pasaje sugiere los comienzos de la Iglesia después de la resurrección.
Vemos a Pedro como líder que reúne a los apóstoles después de Pascua. Muestra que la Pascua está ligada a la misión; también a la eucaristía. Es un pasaje lleno de simbolismos.
La pesca simboliza la acción misionera, y por ello tiene también dimensión vocacional. El siete –siete discípulos- es un número perfecto y alude a la totalidad de la Iglesia: la misión es cosa de toda la Iglesia.

El número 153 –número de peces- es esotérico y simbólico: 50 (Pentecostés) por 3, más 3 (número de la Divinidad; o bien cifra triangular con base 17 (17=10+7: 10 = multitud y 7 = totalidad). La red que no se rompe muestra la capacidad misionera de la Iglesia, por la fuerza del Espíritu.

La pesca en alta mar simboliza el mundo. Jesús en la orilla expresa que nos acompaña en nuestra misión. La comida que nos prepara es la eucaristía.
Nota 2: actualmente se intenta desvirtuar que hayan sido 153, que venían dos más, que venía uno menos, etc, etc. Pero en realidad guste o nos guste, la lista oficial es de 153, independientemente que a último momento se hayan agregado más personas.”

  • b) El Inexplicable Surgimiento del Druidismo con el correr del tiempo ya en territorio patagónico comenzó a surgir toda la cultura celta en todo su esplendor y, a medida que las generaciones pasaron, hizo eclosión el fenómeno druídico, al punto tal que hasta se erigió un Círculo Megalítico en la Ciudad de Gaiman (Chubut), al igual que los Círculos Megalíticos Celtas en el continente europeo con Druidas, bardos y todo lo relacionado. Está bien, es una manifestación religioso-cultural, pero la pregunta es:
    ¿De dónde salió todo ese conocimiento esotérico de siglos que demuestran sus líderes, escritores, poetas y músicos actuales en una colonia de galeses, muy lejana a Europa, fundada supuestamente por devotos cristianos?
    La respuesta es simple: entre ellos vinieron gente galesa con una acendrada tradición esotérica transmitida siglo tras siglo, de boca en boca. Lo más interesante es que cuando se intenta hablar del tema, preguntando, sistemáticamente todos los descendientes actuales, evaden el tema como si se hablara de los fuegos del averno… ¿De dónde salieron las fuertes tendencias esotéricas de los actuales descendientes de galeses? ¿Qué significan los círculos de piedra en Gaiman? ¿Qué significan los festivales druídicos?
  • 3. La Rápida expansión de la Colonización galesa Como ya dijimos, en esas épocas todavía esas tierras no habían sido conquistadas por el Ejército Argentino y eran dominio exclusivo de los Mapuches (Araucanos) pueblo guerrero del sur chileno que a principios de 1810 inició la expansión y conquista sobre la actual Patagonia Argentina donde vivían los Tehuelches y Huiliches.
    ¿Qué sentido tenía entonces ir a pasar penurias en esas desoladas tierras, si no hubieran sabido de antemano que “algo había”?
    Rápidamente los Galeses Inmigrantes se destacaron por su espíritu de trabajo y su capacidad para negociar con los Tehuelche, “Indios Blancos” sobrevivientes del Genocidio al que los sometieron los Mapuche, con los cuales establecieron un próspero comercio e intercambio, claro está que hubo algunos encontronazos y tiroteos con los Mapuche, sobre todo en sus intentos de exploración del Rio Chubut (Chupat) corriente arriba hacia la cordillera. Esa Ruta está jalonada de Hitos y Señales, que conducen a la “Ciudad de los Césares Templarios, tal como hemos descripto y demostrado. Colonización que fue progresiva y rápida, instalando pueblos y Capillas a lo largo del Rio Chubut, hasta llegar a fundar Trevelin al pie de la Cordillera en 1888. Entre tanto hacia 1878 terminaban las ofensivas militares de la campaña de Conquista del Desierto y la Colonización Galesa ya estaba bajo la protección del Ejército. Hasta aquí una historia de éxito de un grupo de laboriosos inmigrantes que rápidamente transformaron un desierto en un próspero lugar y que aportaron mucho al desarrollo de la Patagonia Argentina. Pero volvamos al punto, a la historia oculta, la que no se discute abiertamente (haga la prueba trate de tocar el tema con los actuales descendientes de galeses y verá en ellos reacciones esquivas). Se sabe que pronto hubieron enfrentamientos internos entre ciertos líderes e integrantes de las colonias. No los referidos a las frustraciones iniciales de quienes se “sintieron engañados” de haber sido llevados a una tierra árida y que luego se volvieron a Gales; sino disensiones en cuestiones de doctrina. Esto es un secreto a voces del que poco se habla entre descendientes de galeses, todos niegan conocer el tema, ninguno de ellos sabe que pasó… pero, ¿adivinen quienes hablan el tema y cuentan datos sueltos a veces (generalmente en forma despectiva)? Si, adivinaron: Los descendientes de Mapuche. Los Mapuche también son una raza con una cultura ancestral y cuidadosa de sus tradiciones. Todo lo que pasa ellos lo saben, aunque rara vez lo cuentan. Los Mapuche no tienen “mucha simpatía” con los extraños, pero siguiendo sus conversaciones y preguntando y preguntando, la información a veces (aunque fragmentada) llega. Hubo disidentes religiosos, que se alejaron de la vida en las colonias. Algunos con un fuerte componente esotérico y que son los responsables que ahora haya un resurgir de las antiguas tradiciones druídicas galesas. Otros, directamente comprometidos con el tema que nos interesa: el tema templario.
  • 4. Los Símbolos Templarios en la Patagonia:
  • a) La Tumba Desconocida

  • En la Capilla y Cementerio Moriah, de la Ciudad de Trelew, fueron enterrados todos los primeros inmigrantes galeses. Todas tumbas muy parecidas, con mármoles, esculturas y simbolismos clásicos de cementerios británicos de la época (finales del siglo XIX). Pero existe una tumba especial, que no responde a los “patrones de la época”. Su estilo es totalmente diferente y, mientras todas las demás tumbas están identificadas, ésta no.

Cementerio Galdés Capilla Moriah

  • Nadie sabe a quién era el que estaba adentro, a pesar del meticuloso inventario de las demás, todos ignoran su Origen (es más, los funcionarios a cargo de dicho cementerio se irritan cuando uno insiste en preguntar) Es muy interesante que la tumba presenta claramente un símbolo templario: un crismón templario no muy conocido, pero representado en varias catedrales templarías Europeas. La tumba tiene un epitafio, semidestruido y escrito en galés antiguo. Ningún galés “sabe leerlo” (¡oh cosa rara!) y los pocos que nos lo han “leído” nos han dicho todos traducciones distintas (¡oh cosa rara!). Más extraño aún es que dicha tumba ya sufrió tres atentados. Es un cementerio que no tiene guardias nocturnos y no tiene muros. Sin embargo, solo han atacado esta tumba. ¿Por qué habrían de atacar la Tumba de un “Desconocido”? La han atacado por los propios enfrentamientos internos y doctrinales entre los descendientes de galeses.

  • EN DICHA TUMBA SE HA INTENTADO DESTRUIR EXPRESAMENTE EL TEXTO.

  • ¿Qué estaba escrito en este texto? ¿Ahora entiende por qué han intentado destruir esta tumba?, porque tenía información vital relativa a lapresencia templaria. No se molesten en ir a ver que o quien tiene adentro, porque se encuentra vacía desde hace al menos 100 años. Por lo pronto, les diremos: la tumba es muy anterior a la colonización galesa y el Cementerio de Moriah, fue construido alrededor de dicha tumba.

Cementerio Galdés Capilla Moriah, ciudad de Trelew

b) Los Crismones Templarios en la Patagonia:

¿Qué son sino los extraños simbolismos templarios como los Crismones que se ven en las cruces de los cementerios galeses de la Patagonia, en Trelew y a lo largo del Rio Chubut (antiguamente Chupat) hasta la Ciudad de Trevelin? Símbolo omnipresente en muchas de las iglesias y catedrales templarias de Europa…

¿Mera “casualidad” o un indicativo más de la presencia de fuertes componentes esotéricos en el contingente de galeses que fue a la Patagonia…? Recapitulación y Conclusiones sobre la Inmigración Galesa en la Patagonia. Los primeros jefes de la colonización galesa sabían dónde Iban. Estaban imbuidos de la tradición templaria y eran conocedores de la existencia de enclaves templarios desde tiempos precolombinos en la Patagonia Argentina.

  • 1. Sabían de la famosa Ciudad de los Césares, una de las varias que se conocieron y mezclaron en las leyendas que corrían entre los conquistadores españoles en su sed de oro y riquezas.
  • 2. Sabían también del extraño sitio y, allí precisamente galeses “disidentes”, construyeron Glifos Gigantes con árboles de Tamarindos.
  • 3. Sabían también de la correlación existente entre el “Fuerte Templario” en la Provincia de Rio Negro, Argentina y el Sitio en Chubut.
  • 4. Sabían de los Túneles Interoceánicos que unen el Atlántico con el Pacífico, que están por debajo de la Meseta de Somuncurá (Piedra que habla), túneles cuyos respiraderos en la Meseta, “inhalan” y “expiran”, cambiando su frecuencia cada 36 horas (siguiendo las mareas de ambos océanos).

Los colonos galeses se expandieron hacia la Cordillera de los Andes, siguiendo el camino del rio Chubut (antiguamente conocido como Chupat), buscando mejores tierras, basados en las antiguas leyendas Mapuche y Tehuelches que hablaban de la presencia de pueblos blancos (las Ciudades de los Césares) y el propio acervo cultural celta, que recogía la tradición templaria. Entre los mismos galeses, venían miembros disidentes del cristianismo, que con el correr de las décadas han sacado a luz toda la corriente esotérica del druidismo en la provincia de Chubut. Todo un camino jalonado de cruces templarias, anécdotas, leyendas. Toda una trama excepcional.

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG DE LA ORDEN DEL CETRO