La Dieta OC de la Hiperlongevidad.

Consideraciones Previas

Uno de los pilares fundamentales en la supervivencia dentro del Gran Juego, que es en realidad un juego de exterminio, es la alimentación.

Hemos dicho sobradas veces que con la alimentación no alcanza para lograr la longevidad y, mejor aún, la hiperlongevidad. Se necesita además, la ingesta de grandes cantidades de infusiones y tinturas vegetales para lograr dicho objetivo.

Un Miembro de la OC consume diariamente 30 mililitros de una mezcla de 376 tinturas vegetales diferentes y, al menos 2 litros diarios de una Infusión, denominada “Te de los 233 tesoros” (233 hierbas diferentes), con lo cual se asegura tener en su cuerpo cientos de sustancias diferentes, imprescindibles para mantener todos los sistemas corporales en correcto funcionamiento.

La dieta alimentaria es una pieza fundamental en todo este delicado equilibrio que deseamos mantener, por cuanto sabemos que actualmente todo reboza de toxicidad. Desde los transgénicos tanto animales como vegetales, pasando por las decenas de pesticidas, los antibióticos, hormonas y vacunas en las carnes, hasta los colorantes, resaltadores del sabor, conservantes e infinidad de compuestos que en conjunto actúan en forma destructiva y acumulativa.

También sabemos que la toxicidad se agrava por el consumo constante de aguas colmadas de fluor y cloro por los gobiernos de casi todos los países, en una actitud demencial que solo genera un debilitamiento general de la población. El agua debería ser pura, sin agregado alguno. Nos preguntamos: ¿sin han de agregar algo por qué no adicionan calcio, magnesio o sustancias que realmente dieran un valor agregado al organismo? ¿Por qué fluor y cloro que son poderosos venenos acumulativos?.

En fin, los miembros de la OC no consumen agua ni comprada ni de red. Todo miembro de la OC cuida su salud y consume agua de lluvia (la mejor de las aguas o ¿acaso no has visto como rejuvenece la naturaleza cuando llueve?) o bien agua de pozos profundos o de vertientes.

El agua fluorada actúa como un “potenciador de los tóxicos”. Asi es, en vez de favorecer la limpieza de tóxicos en el organismo, contribuye a fijarlos.

Nada funcionará a medias. Las famosas dietas para adelgazar, que las hay infinidades, tienden a ir al fracaso porque no toman en cuenta los múltiples factores que estamos considerando.

El Banquero del Cuerpo

Las grasas son almacenadas como reserva energética para ser liberadas en caso de emergencia, de hambruna. El codicioso banquero del cuerpo las atesora en “todos los rincones” que puede, incluso alrededor de los órganos y en las arterias. Prefiere consumir otros recursos disponibles pero no liberar grasas.

Antiguamente fue un sistema imprescindible para la supervivencia, sobre todo en épocas de hambruna. En la era actual, abundan las grasas en todos los sistemas alimentarios, por lo cual nuestro “codicioso banquero” está más que “agradecido”. De ahi la epidemia de sobrepeso y obesidad que funciona como “gatillo de la muerte”.

Este banquero es muy pérfido, porque al menor error en una dieta, donde detecta que ha ingresado grasa al sistema. cierra literalmente el consumo de grasa.

POR ESO son tan difíciles las dietas porque incorporan grasas y hacen que la pérdida de grasa sea extremadamente lenta. Un error, una ingesta y se detiene el consumo de las grasas de reserva, hasta que nuevamente “el banquero” detecta la señal de alerta y las libera.

La OC considera que deben ingerirse grasas “buenas”, pero que no deben existir adiposidades y menos que menos grasa almacenada en los órganos del cuerpo.

La Dieta OC solo funciona en el marco de lo mencionado anteriormente, que es considerar:

a) consumo de agua sin fluor ni cloro,

b) consumo de tinturas vegetales,

c) consumo de infusiones y,

d) seguir al pie de la letra las instrucciones alimentarias de la Dieta OC

Prohibiciones de la Dieta

a) Todos los tipos de carne a excepcion de pescados. Los pescados no pueden ser ni de granja ni de rio; solo son admisibles los de mar.

b) Harinas de trigo y maíz por ser altamente transgénicas y llenas de químicos.

c) Todos los derivados de harinas de trigo y maíz sin excepción: fideos, galletas, galletitas, tortillas, totopos, etc, etc, etc.

d) todo tipo de botanas y bebidas embotelladas que no sean exprimidos naturales,

e) Café, alcoholes, leche, quesos, yoghures, derivados lácteos.

 

¿Qué se puede comer?

a) Hortalizas y Frutas

Todas.

b) Carnes

Solo pescado de mar una vez por semana

 

¿Cómo complementar?

Agrega al menos Chía, Ajónjoli y Quinoa a todas las preparaciones, desde sopas a ensaladas, en igual proporción.

También agrega siempre lentejas y frijoles negros

 

Condimentos Fundamentales 

Es fundamental que todas tus comidas tengan en proporciones iguales y en cantidad, cúrcuma, orégano, albahaca, perejil, achiote (semillas), laurel, olivo, ajo, azafrán (chino o español)

En proporción de 1/3 agrega romero, cilantro, mostaza (que son de sabores dominantes, por eso debe agregarse solo la tercera parte con respecto a curcuma, oregano, etc)

También puedes agregar otros condimentos a la lista.

Utiliza solo aceite de oliva extravirgen, ningún otro.

Agrega aceto balsámico o bien las versiones comunes de vinagre.

Siempre agrega limón. Es fundamental.

 

Reemplazos en la Cocina, ejemplo

Ya se dijo que quedan descartadas al completo las harinas de trigo y de maíz por ser tóxicas, como resultad de los procesos industriales que se aplican en su elaboración.

Fabrica tus propias “harinas”. Si bien el nombre de “harina” se usó originalmente para el trigo molido, su uso se extendió para otras “harinas” como lax de arroz, maíz, etc.

Tu muele los granos y haz tus propias harinas de frijoles, de lentejas, de arroz, de cebada, de linaza, centeno, etc. Las puede utilizar para hacer “milanesas” de camote, de berenjena, etc.

Con ellas o mezclas de ellas, puedes hacer tus propios panes por si alguna vez te surge un “antojo”

 

Consideraciones Finales

Trátase pues más que de una dieta alimentaria, de un sistema de vida,que implica trabajo y dedicación; pero que traerá como consecuencia inmediata una rápida pérdida de peso y, lo más importante, un mejoramiento radical en tu salud, mejorando todos los sistemas del cuerpo al punto tal que eliminarás hasta depósitos de ateromas en las arterias.

Alcanzar longevidad ya no será un sueño imposible.

 

Alejandro Vega Ossorio

JEMG – Orden del Cetro

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *