Parte I: Serie Contenidos Masónicos Esotéricos Encubiertos: Película “La Fiesta de las Salchichas”

La Masonería es una poderosísima y milenaria organización que enerva todos los estamentos de la sociedad en todas las naciones. Secreta, siniestra, con conocimientos fragmentados que vienen de civilizaciones anteriores, controla casi todos los aspectos de la vida humana. Casi nadie que haya llegado al poder, pasado a la historia, alcanzado la gloria, la fama, amasado enormes fortunas o trascendido de alguna manera en lo cultural o en lo científico, ha dejado de pertenecer a esta siniestra Hermandad.

Como era de esperar, Hollywood, no escapa al control de la Masonería, transformándose en una Usina de Propaganda de sus conocimientos y forma de ver la existencia.

Todo conocedor sabe que la Masonería “no miente”. Siempre deja saber la verdad de las cosas, pero siempre en forma encubierta. Siempre disfrazada de fantasía o de ficción pero siempre deja entrever a la masa, al público general, la verdad. Es así que no hay producción de Hollywood que no contenga al menos un contenido masónico. Por ejemplo, sistemáticamente en todas las películas, en todas, sin excepción, al menos por un instante aparece un espejo, por cuanto los espejos son bien conocidos en el ámbito esotérico como portales a “la otra realidad”.

Es así que esta Siniestra Organización a través de Hollywood, abiertamente nos cuenta la gravedad de la situación y lo que pasa realmente en nuestro mundo ante nuestra mirada atónita de ovejas.

Como siempre, la OC, presentará estos conocimientos al público general, en la esperanza que quizás alguna vez sirvan para el Gran Despertar y poder liberarnos de las cadenas opresoras de la Hermandad.

 

VEREMOS HOY: EL CONTENIDO MASÓNICO DE LA PELICULA DE DIBUJOS ANIMADOS PARA ADULTOS “LA FIESTA DE LA SALCHICHAS”

La película comienza con un claro mensaje para el público “Albañil” (masones): es el amanecer, con un sol iluminando “el mundo” de los personajes que es su “Tienda de Buenas Compras” (shopwell´s), dentro de un DOMO.

 

La acción se desarrolla en un supermercado, donde los alimentos que alli se venden, tienen vida propia. Los alimentos son una representación de los seres humanos, la masa dormida, las ovejas que pastorean siempre bajo la guía de un “pastor”.

Los “dioses” o verdaderos seres humanos, que compran en el supermercado, representan a la elite, los cuales van adquiriendo de los diferentes estantes lo que les interesa para sus fines.

Los alimentos, representados con evidente poco intelecto y mucha ingenuidad (nosotros los humanos), comienzan cada nuevo día con la misma canción de gratitud  (las actividades cotidianas de cada uno, trabajo, estudio, asistir a la iglesia, pago de impuestos, etc) a los “dioses”, los cuales van adquiriendo para su consumo, lo que se les va antojando de cada estantería.

Es todo un símbolo que el que empieza la canción sea el Señor Panocho de Maíz, por la toxicidad del mismo (el maíz actual que se consume es transgénico, cultivado con innumerables pesticidas).

El mensaje para la leche de vaca (que sabemos es un producto tóxico) también es muy explicito: tomarla a diario.

 

Las patatas fritas en bolsa son todas obesas, las bebidas carbonatadas también (un clarísimo mensaje de la toxicidad de los mismos)

El mayor deseo de los alimentos es ser escogidos por los “dioses” para que les lleven al “más allá”, fuera del supermercado, al “Paraíso”. Se trata de un cruel sarcasmo a las masas con su fe ciega en el sistema y en la culminación de sus vidas con un “más allá”, en la eternidad, en un paraiso, clara alusión a las religiones que predican tales finales a la existencia. A tal punto llega el cruel sarcasmo que incluso hacen un guiño de ojo mientras ponen un gesto de rezar y cantan “…la eternidad ahí afuera, nos espera, yo lo se..”

En el transcurso de la cancion de buenos dias y de bienvenida a los “dioses”, EL MENSAJE “albañilero” se va mofando de casi cada nacionalidad o pueblo occidental.

Los ingleses se “tomaran el te con su leche”.

Los griegos se “petaran el culo con pepinillos”.

Los germanos representados por una caricatura de A.H. Que dice que “..zumos voy a exprimir” en alusión a sus compatriotas exprimidos.

Los norteamericanos varones son salchichas que solo piensan en el sexo.

Las norteamericanas son panecillos que piensan casi unicamente en lo mismo que las salchichas.

El pan representado como un veneno muy querido, lo toman en brazos como a un bebe. Claramente los Cake Mix dicen  “de sus culos no nos sacaran…”  haciendo alusión a lo pernicioso para el organismo humano (aparato digestivo), la ingesta de trigo y otros cereales transgenizados, pasteleria industrial, etc.

 

Terminan la canción de buenos días con “…  y muy seguros de que todo es verdad y nada malo pasará… allí en el más allá..”. Lo tenemos presente todos y cada uno de los días en el sentir generalizado de la masa.

Los norteamericanos varones, representados por un paquete de salchichas, son cada uno de un origen distinto, como una mezcla de nacionalidades en el mismo paquete, igual que en aquel país. Sus preocupaciones son totalmente vanales, sus conversaciones insulsas, para ellos todo se resolverá a sus propios intereses cuando crucen la puerta hacia el más allá.

El trabajador del supermercado (llamado el Señor Oscuro), que va haciendo limpieza de productos defectuosos o caducados, y que todos los alimentos temen por igual, bien podría ser una representación de los poderes fácticos que controlan que nada se salga de su lugar en las sociedades modernas, policia, guardias, jueces, fiscales, funcionarios, etc. Sin sentir ningún tipo de remordimientos por su labor y hastío de sus funciones.

Despues de una “limpieza” del Señor Oscuro, solamente una de las salchichas se plantea lo sucedido como algo injusto, el resto de las salchichas aceptan lo sucedido como decisión inescrutable de los “dioses”, el destino, etc. La salchicha que se plantea lo sucedido, habla con sus semejantes exponiendo sus dudas sobre el más allá, rápidamente sus propios semejantes lo censuran y pasan a su actividad principal, la preocupación por el sexo opuesto.

Los autores de la película siguen con su burla de las difentes nacionalidades y, en éste caso le toca el turno al varón latino americano, le representan como una salchicha promiscua, polígama, chulesca, con muy poco intelecto, mal hablada, etc. Continúan con el varon blanco norteamericano, tratando de aparentar algo más de “clase”, monógamo, con algo de intelecto (no mucho), únicamente preocupado de tener relaciones sexuales con su elegida para formar una pareja. Lleno de complejos e inseguridades, con una manera pésima de relacionarse y comunicarse con su “bollita”. La mujer blanca norteamericana, también recibe su crítica mordaz, una mujer de no muchas luces, una flipada, que se junta gustosamente con un inmaduro, llena de ideas ridículas como “estar hechos el uno para el otro” o prejuicios religiosos sobre las relaciones prematrimoniales, fácilmente influenciable por las propias ganas y los pobres argumentos de su salchicha.

Uno de los “dioses” cambia la mostaza que adquirió por otro tipo diferente, ante la total indeferencia de otro “dios” que se supone está controlando, lo que viene a decirnos que los alimentos en las estanterías no tienen absolutamente ningún valor para los dioses. La mostaza que es devuelta al estante, está traumatizada por el descubrimiento de la verdad de lo que es el “más allá”, no quiere que nadie la toque, rechaza el contacto y se comporta como una psicótica, agresiva en el vocabulario y en las formas. Una burla de lo que sería una de las fases del comienzo de lo que en el lenguaje internauta se denomina “el despertar o abrir los ojos”, o dicho en lenguaje coloquial, el ser consciente de la gran mentira del sistema perfecto que nos venden.

En el momento en que la mostaza, llena de indignación y furia, trata de explicar al resto de alimentos a su alrededor lo que ha descubierto, una botella de aguardiente con formato de indio americano, desde la altura de una montaña (está elevado por el nivel de conocimiento de la realidad que tiene) le da la enhorabuena y le invita a pertenecer a la hermandad (brazos abiertos), también le advierte, mientras hace varios gestos de “albañiles” (con las manos) con las manos, que si habla le cortara el cuello, clara amenaza de muerte. Es una clara alusión a que los “despiertos” de mayor antigüedad y fama suelen ser pertenecientes a la “albañilería”, ser desinformadores e instrumentos de control de los nuevos “despiertos”.

 

 

Evidentemente, nadie excepto la mostaza ha tenido conocimiento del mensaje “albañil” y la mostaza queda aterrorizada. Mientras la “diosa” de turno hace sus elecciones por los estantes, nos presentan la figura de la ducha vaginal,  que sería un objeto de confianza, del tipo de algún perteneciente de baja estofa a alguna organización para masonica, algún confidente, etc, que al sentirse “especial” por la cercanía al “dios”, aunque se le utilice para menesteres degradantes (utilizado como ducha vaginal) se comporta como una chula que se siente superior al resto de miserables del carrito (changuito de super).

Cuando la misma mostaza vuelve a ser “elegida” por una “diosa”, sufre un ataque de nervios, asciende a lo más alto del carrito (por el conocimiento que tiene) y trata de explicar al resto de elegidos del carrito de la compra (entorno social, ciudad, pais, etc)  que viven en una continua fiesta, sobre la situación, “estais celebrando vuestra destrucción”,  pero el lenguaje que utiliza es en su mayor parte incomprensible para la masa, para el común de la gente, del carrito, todos le toman por loco, todos saben que es un “rarito” y se burlan de él. El único que  toma interés en escucharle, no puede comprender casi nada de lo que trata de explicar, su lenguaje suena ofensivo y totalmente soez al decir: “..una sarta de mentirosos eyaculándonos en la puta cara.. eyaculándonos en los ojos… dejándonos ciegos con sus corridas…” , porque no puede llegar ni a imaginar, ni creer en las monstruosidades que le están contando sobre lo que en realidad es el sistema, básicamente. El, solo entiende que le dicen que todo es mentira… Ante la imposibilidad de asumir el volver a ser elegido, se decanta por la opción del olvido, la mostaza trata de suicidarse ante la impasibilidad de todos, únicamente la salchicha interesada en sus palabras por las propias dudas que ya albergaba por si misma, se lanza a su rescate… A su vez, la bollita emparejada con la salchicha sale para salvar a su salchicha movida por los sentimientos que alberga hacia su amado .

Antes de caer la mostaza dice: “…sois idiotas siguiendo sus reglas, no os imaginais lo que os espera…” y le cuenta a la salchicha interesada sobre el aguardiente. un albañil más, un desinformador con formato de indio sabio, diciendo: “repugnante pócima mafiosa”, despues cae mientras ríe, sin miedo a morir.

Con ese acto de auto sacrificio de la mostaza, se produce una situación especial, dos carritos manejados por dioses “distraidos” chocan entre sí, lo que podría ser una representación de un conflicto bélico, un conflicto de intereses entre los altos grados de la elite que nos domina, una desestabilizacion fabricada como purga ante la posibilidad de que los alimentos de un carrito puedan llegar a saber demasiado…

Todos los alimentos dentro del carrito sufren el choque,  algunos caen fuera del carro, quedan fuera del constructo de la sociedad donde vivian integrados, hay muchas muertes (productos que se rompen) y muchos desplazados, desorientados, traumados, shockeados, son los supervivientes de los conflictos, que fácilmente son destrozados bajo las ruedas del carrito del que cayeron… La maquinaria aplastante e impasible de su propia sociedad, manejada por el “dios” que corresponda, que es implacable con los que se salen de su lugar, forma  una matanza de los desorientados-desubicados entre ellos mismos, en su huida en estampida cegados de terror.

 

 

La diosa da aviso al encargado del supermercado de la caída o fuga de alimentos de su carrito y reniega de su objeto de confianza que se salió del carro (la ducha vaginal), el cual, despues de amonestar a la diosa por perder su objeto de confianza (expresa: “una guarra a tirado una ducha”), manda a los “servicios de limpieza” para que terminen el trabajo que le quedó por hacer al carrito de la diosa, es decir que se deshagan del resto de alimentos que se han salido de su lugar, que están en posibilidad de conocer la verdad. La diosa acepta la reprimenda. Todo el resto de alimentos elegidos, siguen en su ignorancia, completamente creyentes de la fantasía que le han vendido sobre el mundo y mofándose de los que quedaron fuera.

 

La ducha vaginal, caida accidentalmente del carrito, trata de volver a ser aceptada, pero ha quedado “dañada” por la “caida”, ya nunca volverá a ser la misma y no volverá a ser admitida por la diosa (la cliente) para la función intima (de confianza) para la que estaba diseñada (educada). No la llevaran a la salida iluminada. Al constatar éste hecho, la ducha culpa a la salchicha y la bollita, que actúan como simbolismo de los “conspiracionistas”, que la hicieron “caer del carro”, salir de su mundo perfecto.

El equipo de limpieza en la forma del Señor Oscuro en persona, se encarga casi únicamente de “limpiar” a la ducha, el utensilio de “confianza”, el resto de alimentos caidos no tienen demasiada importancia. Comienzan las primeras desavenencias entre la pareja formada por la salchicha y la bollita, por la situación en la que están, fuera del carro y sin “más allá”.

Entran en escena el pan de pita (representación del mundo árabe musulman) y el pan de baguel (representación de la  judería de baja estofa, que no tiene acceso al control de las grandes finanzas). Ambos representados como enemigos entre sí. El pan baguel, calificado literalmente como un chupapollas, es la representacion de la judería de poca monta, siempre de acuerdo con las directrices de sus gobiernos. El pan de pita acusa constantemente que el pan baguel siempre intenta matarlo. El Pan baguel afirma: “lo único que expulso son gases intestinales… …soy pasivo agresivo total..” Mientras tanto el Pan pita es el típico musulmán retrógrado machista y bocazas, con su propia versión estilo musulmán del “más allá”.

La ducha vaginal, consigue salir de su pésima situación, gracias a sus conocimientos esotéricos en el Arte del Espejo, se mira en uno curvo curvo y redondo y busca una solución para su precaria.

Podemos apreciar que mientras habla en el espejo, no dirige directamente la mirada, lo cual podría ser una alusión al principio de incertidumbre, que rige el arte de la clonación especular.

Al formular su petición o pregunta al espejo (ahora si mira directamente al espejo), lo impacta varias veces con la cabeza en alusión a romper la barrera potencial del espejo, que separa ambos mundos (portal).

Queda agotado por el envío de energía al espejo y potencia la acción con energía emocional, al quedar en el suelo frente al vidrio lamentándose y llorando. Inmediatamente se le presenta una solución a su lamentada situación, solo ascender unos pocos peldaños (un pequeño esfuerzo) y la tiene ante sí. Se le enciende “la bombilla”, pero explicitamente nos dicen que no tiene nada que ver con la idea literal, no es una bombilla fisica, están hablandonos de clones alternos. Evidentemente, para salir de su situación precaria, un iniciado perteneciente a la “albañileria” utilizará a otros alimentos, a los cuales exprimirá hasta la muerte del infeliz, en su búsqueda de venganza.

Sin venir al caso, nos dejan caer el dato, siempre presente en casi todas las películas “albañileras”, de la luz como una forma de información geométrica: un hexagono amarillo.

El consumo de café solo tostado organico es recomendado por los “buenos muchachos”, en contra de casi todas las recomendaciones que se hacen para la masa sudorosa, por la simple razón que el café no transgénico y libre de pesticidas, es un excelente tónico neuronal.

 

El pan pita (‘arabe) y el pan baguel (judío) hablan abiertamente de la situación en oriente medio. El pan baguel pide apoyo a la salchicha (norteamericano blanco semi despierto) y ésta les dice que convivan en el mismo lugar, a lo que ambos panes responden con risas. Todos quedan impactados al ver con sus ojos el domo en el que viven, con un Sol pequeño y un sistema de ventiladores y aspersores. Entender que viven en un mundo completamente artificial.

ESTA ES UNA CLARA DECLARACION DE CUAL ES LA REALIDAD: VIVIMOS BAJO UN DOMO, EN UNA TIERRA PLANA.

 

 

Al constatar el hecho, se decantan por el “pasillo de las bebidas alcoholicas”, un lugar donde la  fiesta es contÍnua. Haciendo alusión a una fase por la que pueden pasar algunos conspiracionistas exacerbados: el alcoholismo. En éste mismo lugar se encuentra la guarida de Aguardiente (el conspiracionista albañil). En la conversación que mantienen la salchicha y el aguardiente, todo lo que sale de la boca del aguardiente es desinformación, sobre los pobladores originales de America y como los blancos los expulsaron. Nos muestran el “rayo de sol peyote”, como forma de “iluminarse”, llegar al conocimiento, por los albañiles. Todo en la guarida del desinformador es tendencioso al alcohol, drogas, etc.

 

 

Cuando la salchicha no se deja engañar por la desinformación para el consumo popular y pide más información, el aguardiente le deja saber más para retenerlo en su guarida, pero sin profundizar en la información veraz. APARECE UNA CLARA ALUSION AL COLOR “Verde Matrix”  con un símbolo de interrogación.

 

 

Dado que la salchicha persiste en conocer la verdad y da muestras de tener información sobre la realidad del sistema, el falso conspiracionista mientras fuma marihuana, lo invita a entrar en el “saco de la sabiduria”, un intento de eliminar, matar a la salchicha, explícitamente dicen, “vamos a matar a este pringao, este gilipollas sabe demasiado”.

 

 

En el último momento deciden no matar a la salchicha, evidentemente por si les puede servir de utilidad y para seguir esparciendo mentiras. Dado que saben que no se traga el cuento de los pobres indios masacrados por los blancos (incluso dice: “sabe lo de los rostros pálidos?… si, si, si se lo he contado..”), en ésta ocasión el cuento cambia a culpar a la especie blanca de los padecimientos de la especie negra, otro tópico habitual de los manejos de la masonería y alentar a los pertenecientes a la especie negra un resentimiento y odio contra todos los blancos.

 

 

Los productos no perecederos, materializan en esta fábula a las distintas logias, los lobbies de intereses (los negros, los gays, los indios americanos, etc), todos son herramientas para la destrucción de la especie blanca en su vertiente heterosexual. Hablan abiertamente de no poder contar la verdad, de acabar con la salchicha. Finalmente, deciden “contarle la verdad”, evidentemente la “verdad filtrada” de la “albañileria”. Para comenzar la “sesión” (Tenida Masónica), todos se drogan con marihuana. La salchicha en principio lo rechaza, pero el aguardiente lo convence para hacerlo. Mientras, fuera de la reunión, la bollita es engañada por un enviado de una logia mexicana, el Tequila Sígueme. La lleva a su guarida, una pirámide con tortillas obesas en la base y carteles del nocivo Sirope de Agave.

Dentro, se ven más avisos sobre la toxicidad de algunos alimentos, en éste caso los frijoles refritos enlatados, con su código de barras en la mano. Todos dentro de la logia miran con desconfianza y odio a los recién llegados.

 

Un nuevo personaje, el taco, movido por sus deseos lésbicos, se une al grupo para ayudarles a escapar de la trampa. La ducha vaginal aparece en escena, matando al Tequila Sígueme por fallar en el encargo de encontrar a los escapados. El mensaje es claro: no se cometen fallos sin castigos extremos dentro de las hermandades masónicas. Mientras en la guarida de las logias de los no perecederos, tienen a la salchicha “drogándose con marihuana” y sin darle información fidedigna, igual que ocurre en la vida real, los engañan con toneladas de información gnostica. Aquí nos dejan saber que las hermandades inventaron todo el cuento sobre el más allá y como los dioses utilizan y sacrifican a los alimentos únicamente para sus propios intereses.

Nos cuentan que antes de las mentiras de las logias, todos sabian lo que realmente sucedia, dioses “reptiles” (Maestros del GA) que toman de las estanterias a los sufridos alimentos, los cuales aterrados con su inmediato destino no pueden hacer nada por evitarlo. Nos cuentan que las logias inventaron la mentira del sistema perfecto paternalista (matrimonio, vacaciones, dioses que nos cuidan, excesos alimenticios, exaltacin de la homosexualidad, deportes, etc) para evitar el sufrimiento de los alimentos, evidente que fue para evitar sublevaciones y demás inconvenientes a sus planes.

 

Nos dicen que la inspiración de la idea les vino cuando estaban colocados por la marihuana. Como la canción era pegadiza (era una mentira bonita), con el tiempo todos se creyeron la falsa historia. Con los años hubo distensiones internas entre las diferentes logias, cada una tiraba hacia sus propios intereses, hacen una mencion indirecta a Adolfo Hitler, con su intento de modificar las reglas establecidas, mientras le echan encima la patraña refritada una y otra vez de los supuestos “6 millones”. Justifican su miserable proceder con una actitud paternalista, proteccionista sobre los alimentos (la gente en esta fábula), al mantenerlos ignorantes de su triste y cruel destino. Les advierten que nadie les creerá si lo cuentan y además hacen claras muestras de que no les importa nada el que las cosas se mantengan así, ni que les pueda suceder a los demás alimentos.

Mientras en la casa de la diosa, comienza el sacrificio de los alimentos elegidos, a la vista de todos. La inmensa mayoria mueren sin saber ni entender qué y por qué les está sucediendo eso. El proceso es un ritual, como siempre, escenificado por la elección de los alimentos, su lavado y preparación antes del sacrificio final. La luna llena está presente. Los elegidos absolutamente ignorantes de lo que les está a punto de suceder, siguen en su ignorancia cognitiva.

Todos los diferentes alimentos, son masacrados sin ningún signo de piedad ni remordimientos, ante el horror de las victimas, despellejados, cocinados vivos cocidos, fritos, abusados, descuartizados, partidos o cortados en dos, cortados en trozos, aserrados, torturados…. cualquier monstruosidad que podamos imaginar…. todo fabulado, pero todo real de manera simulada y literal en nuestra cárcel de la existencia. Ojos rojos como muestra de la gran maestria en el “Gran Arte” y aviso gnóstico de malignidad.

Incluso se atreven a decir abiertamente que se comen a los niños, haciendo referencia a los asesinatos ritualisticos, las torturas, los abusos y consumo de sangre y carne humana (especialmente de niños). Solo una de las salchichas de pura suerte, consigue escapar a todos los rituales de asesinatos. En otra parte del super (el mundo de los alimentos), la bollita se lamenta de su situación y hablando con taco-mujer, se autoinculpan de lo malo que les sucede por desobedecer a los dioses, alegando que ellos pueden ver todo lo que sucede. Alusión a las religiones con dios o dioses omnipresentes y como las personas son influenciables por toda esa sarta de delirios cognitivos. También es una alusión a los altos grados de la masonería que con sus conocimientos en el GA pueden llegar a saber cosas que suceden a distancia.

Entra en escena la ducha  vaginal en su busqueda de venganza. Los albañiles nos cuelan una escena que está fuera de lugar. Aparece un queso y la ducha dice “mira tu el graciosillo, porque pones queso en mi boca?”, despues de que el queso desaparece de escena, la ducha pierde el hilo de lo que estaba haciendo y pregunta “por donde iba?”,  aludiendo a la toxicidad para la concentración de los lácteos, que ya remotamente lo son.

 

Volvemos a la salchicha que escapó del asesinato ritualistico.

Corre por la dura realidad  (con los horrores que presenció o tomó conciencia de ellos presentes en la cabeza), ya no está en un bonito supermercado con su sensacion de seguridad, con servicio de limpieza y todo ordenado, la realidad es sucia, dura, llena de muerte y de dioses destructores… Se siente solo, acobardado… este es otro mensaje “albañilero” sobre la toxicidad del maiz. La salchicha cree que ve a un congénere, pero en realidad es un excremento con granos de maiz sin digerir dentro, que se vuelven y son zombies de pepitas de maiz. El mensaje está más que claro, el maiz actual idiotiza y destruye el organismo desde adentro, además no es alimenticio. Los congéneres de la masa sudorosa son en su mayor parte “excrementos zombificados”.

 

La salchicha se acobarda tanto y está tan abrumada por la realidad, que se viene abajo… “no sienten remordimientos… merece la pena seguir viviendo?… seria mejor estar muerto….” Situación por la que pudieran pasar algunos en el proceso de “despertar”. Una esperanza se cruza en el camino de la salchicha deforme, es un “dios descuidado”, va dejando su “bolsa del supermercado” por cualquier parte y la salchicha al verla, sabe rápidamente que es “su oportunidad” de escapar

 

El toxicomano, representa a los dioses descuidados, poco disciplinados con las  normativas, los que no encajan del todo en su estatus. La salchicha le sigue porque ve en él una esperanza de ayuda (la bolsa del supermercado), literalmente “se cuelga” del dios (de su cordón no atado (otro descuido), se agarrarán a cualquier cosa de la que tengan oportunidad, porque están asustados y desesperados), es un aviso para los masones de grado avanzadoque vean la película: una salchicha deforme y  asustada sacará fuerzas de flaquezas si ve en un “dios” una esperanza de ayuda.

Mientras tanto, se produce el reencuentro entre la bollita del supermercado y su salchicha. El le cuenta lo que averiguó “la verdad” que le contó la hermandad de los “no perecederos” (los que trascienden), pero ella no puede creerle. Se produce una situación en la que la salchicha y la bollita van subiendo en tono de sus argumentaciones hasta que entran en conflicto directo y se produce la separación de la pareja. Como la vida misma. La bollita utiliza todas las armas a su alcance para atraer a la salchicha, los celos, los reproches, la lástima, la sorna y burla, el rechazo… pero la salchicha se logra mantener en su convicción.

La salchicha comienza su ascensión para atravesar el hielo, con una doble interpretación:

 

– Una fase mental en la que la soledad, la añoranza y las fantasias de los miedos de cada cual, son la tónica y cada paso que se da es dificil. Pero a la vez nos muestran como se pueden aprovechar las propias debilidades, nuestros miedos se pueden utilizar como espuelas para avanzar rápidamente sobre la montaña de hielo. La salchicha corre ante la visión de ver a su bollita ser rellenada por otros, el temor de perderla le hace correr.

-Tambien la zona de hielo se puede interpretar  como la Antartida. El muro final del Domo, con hielo y peces por todas partes. Al atravesar la Antartida se encuentra con el muro del Domo.

 

Mientras el hombre poco cuidadoso llega a su casa, con la salchicha escondida en su pantalón, la cual se vuelve a motivar para tal osadía con la visión de la “bolsa del supermercado” (metáfora para conocimientos o estilo de vida). Otro aviso para los “dioses” que vean la película, si no son estrictos en su hacer, incluso una “salchicha deforme y cobarde” se les puede meter hasta la propia madriguera. La casa es un desastre de limpieza y organización (evidente pues es un “dios” descuidado).

El dios con las instrucciones (sacadas de internet) para inyectarse las “sales de baño” (posiblemente la peor y más perniciosa de las drogas que se puedan ingerir, es una metafora para las “peores” informaciones que se pueden sacar de internet), comenta, con voz de borracho, los avisos que antes recibió sobre el no hacer ese tipo de cosas: “..todo el mundo me dice que esto es peligroso, pero que le den por el culo..”. Es otro aviso para los dioses “discolos”, no deben salirse del camino marcado, no investigar por su propia cuenta, no buscar alternativas a los conocimientos que ya les han enseñado. Incluso la droga es de color amarillo, alegando que la infomación que se mete en vena aporta un valor indeterminado, diciendo que puede afectarles de cualquier manera posible.

 

Una vez que el dios discolo se “mete en vena la droga” (aplica los nuevos conocimientos),  se dilatan sus pupilas y entra en un “trance”, es decir, cruza la barrera potencial, realiza un salto cuantico. Nos muestran una “explosión” de color amarillo, en una clara referencia a la ayuda que presta éste color a la hora de conseguir el salto y a que cualquier cosa pudiera suceder.

Continuún los “avisos” para los “díscolos”, mientras el dios alucina con la “expansion de su mente”, con las sensaciones, los conocimientos, el desarrollo de las capacidades (nos hacen una clarísima alusión a la sinestesia)

La salchicha madreada sigue acercándose y escalando libros (conocimientos, que puede aprender, puesto que está infiltrada en la casa del dios) se va aproximando a él poco a poco.

 

Llega el momento en que el dios descuidado puede “ver” a la salchicha. Otro aviso para los masones de bajo rango: si atienden conocimientos de otras fuentes, dejarán de ver a la gente como consumibles, para verlos como seres vivos. Y no sólo eso, sino que se asustarán, sorprenderán, les costará entender que están viendo algo que creían a pies juntillas,  que no tenía ningún valor como vida y ahora lo pueden ver como un ser vivo….  y se sentirán muy mal por la culpabilidad de todos sus anteriores actos. Con lo que la consiguiente lectura entrelineas de ésta situación es que, todos ellos reciben una educación en el precepto de que nadie es humano, excepto ellos mismos y todo el resto de la humanidad no somos nada, solo “comestibles”.

 

Las frases del dios discolo son toda una declaración, que no dejan lugar a dudas. “…Wow, estás sales me están mostrando el mundo real..  …(sollozando) han levantado el puto velo de la no realidad…” “…las sales de baño son tan chungas como dicen…” Avisan a los díscolos que el ataque de remordimientos que tendrán será insoportable, se sentirán horriblemente mal, los “alimentos” le reprocharán todo tipo de malas acciones. En un arranque de arrepentimiento promete lo imposible: “nunca más comeré alimentos, comeré tierra y me limpiaré el culo con un palo”. Aviso: no podrán dejar de hacer lo que hacen nunca, ya vivieron toda su vida de esa manera y nunca podrán cambiar su forma de vida.

La salchicha exige al  arrepentido que la “lleve a casa”, que le enseñe sus conocimientos. El acepta, pero el agotamiento por todo lo vivido lo hace retirarse, apartarse.

Otra escena interesante, el pan pita (mundo árabe) y el pan baguel (judería de baja estofa), hablan sobre su amigo común hummus, en teoría un plato de la gastronomia del mediterraneo oriental. Pero el origen del hummus en la whiskypedia es: “El hummus parece tener como origen el Antiguo Egipto y su preparación era muy diferente a la actual, servida en porciones pequeñas sobre una pieza de pan”.  Con lo que podemos entender que se están refiriendo al origen común de la información de bajo nivel que deja traslucir la masonería a sus propios bajos rangos, enseñada en porciones pequeñas y con mucha desinformación (pieza de pan = veneno = desinformación). El pan baguel es el primero en ver su estantería y en gritar jubiloso “Ahí está mi patria!”, claro mensaje.

Mientras tanto, en el momento de la despedida, Teresa del taco confiesa abiertamente a la bollita su deseo por ella, ella la rechaza alegando a que las reglas (morales, sociales) lo impiden. Pero admite que siente la tentación por todas partes (heterosexuales y homosexuales), alusión a la dualidad sexual de gran parte de las mujeres, solo reprimida por las connotaciones socioculturales.

Todos los alimentos medio consumidos de la guarida del  descuidado se unen a la salchicha deforme y mientras  está inconciente, entre todos tratan de descifrar el plano para llegar al supermercado (tratan de descifrar el conocimiento descuidado), pero no son capaces.

Entra en escena, apareciendo desde detrás de una “bola de cristal” (gran arte.), la pipa de agua  utilizada para drogarse (adquirir conocimiento), “..el ser viviente más inteligente.” (una alusión al estereotipo de Stpehen Kawking), quien llega dando un discurso incomprensible para los alimentos, pero aclarándolo al final.

 

Es un simple chicole abollado que dice: “Me pase 20 años pegado debajo de un escritorio de un cientifico”, alusión a origen de todo el conocimiento que pueda tener el “ser viviente más inteligente”, todo su saber proviene de un dios. La denominación “ser viviente” me hace pensar en su contrario “muerto viviente” y el físico (al que alude la goma de mascar) es casi eso, una mente dentro de un cuerpo casi muerto.

“Vuestro hogar es un supermercado, éste es uno de muchos, pues vuestra particular cadena de supermercados, se expande constantemente, con un solo propósito, almacenar alimentos para el consumo humano” Más claro agua, tambien lo dicen el la película Matrix, todo nuestro mundo no es más que uno de tantos de su clase (mundos alternos y mundos paralelos que se expanden constantemente en función del número de nodos que los habiten). Tambien pudieran estar haciendo alusión a la existencia de otros domos de similares, que tienen como única función el ser recipiente de un almacén de baterías (los nodos o seres vivos)  que sirven como fuente de alimentación para “humanos”.

Cuando la salchicha deforme, ahora valiente y decidida, insulta al dios drogado (que erró el camino) llamándolo idiota, éste ya no reconoce a los alimentos como vivos. Duda incluso de lo que pudo ver con sus ojos (lo que aprendió al considerar a los alimentos como seres vivos. Vuelve a comportarse como lo hacía antes de ser “consciente de otra dimensión”, “los efectos del opiáceo se han disipado” ya no cree en lo que aprendió, vuelve a ser un “dios” que consume igual que los demás. Todos los “productos” que habitaban escondidos en su “casa” y que se han evidenciado a sí mismos al acercarse al descuidado, quedan en peligro cuando el sabatino vuelve a su anterior estado de no reconocer vida en ellos.

 

Cuando Frank, la salchicha que ascendió por el hielo llega al final de éste, entra por una puerta (portal) y llega a un lugar oscuro (es una clara alusión al trabajo esotérico con espejos) lleno de filos potencialmente peligrosos. Es una metáfora para decir que alcanza el suficiente poder, una vez superado el “Velo de Isis”, portal del espejo, como para acceder a un arsenal de armas y utensilios del Gran Arte potencialmente peligrosos.

 

Dado que la salchicha es sólo un “despierto” que ha llegado casi por sí mismo a tanto poder, hacen ver que se asustará facilmente y esa situación pondrá su vida en peligro, al poder dañarse a sí mismo con tanto conocimiento  peligroso.

Frank (la salchicha) llega a la última escalada en el conocimiento, conocerá los planes trazados desde tiempo inmemorial por la masonería de alto rango, lo tiene todo ante sí.

Las dos columnas, el domo, las cadenas, los candados, las armas del Gran Arte, los utensilios para manejar y utilizar los productos paletas y espatulas y arriba del todo los “libros de cocina” (los libros más secretos del conocimiento  y los libros secretos con las directrices para el mundo, la tan famosa y nunca vista agenda global.

 

Tras una nueva escalada (en el conocimiento) Frank enfila el último tramo y los “ buenos muchachos” dejan ver a sus acolitos acontecimientos venideros. Un libro donde se puede leer “insect protein” con el dibujo de una cucaracha, recordemos que estamos hablando de libros de cocina, todo un mensaje sobre lo que está programado para la alimentación de la humanidad en el futuro. También se ve otro libro donde se puede leer “100 ft diet”, en castellano “la dieta de los 100 pasos”, un libro donde supuestamente se habla sobre hacer dieta saludable pero que ya en la presentación del libro nos dicen que “esta saludable dieta comienza plantando tomates, pepinos, lechuga, brocolli y otros”, otro clarísimo aviso sobre la necesidad de aprender a cultivar tus propios alimentos. Ambos libros y algunos que no se alcanza a ver, estan debajo de un mandil albañil. Sobre cubiertos por el mandil cuadriculado.

 

Al llegar a la cima, el suelo es un ajedrezado y se puede ver un libro de cocina titulado “Más allá de la gran cocina” (traducción literal cooking= cocinando) con el dibujo de una olla destapada.  En España, cuando se habla de algo que se está cocinando o cociendo, se habla de un plan oculto que se está tramando, en éste caso es evidente que la olla “se destapó”, el plan se dió a conocer.

Literal: Mas allá del gran cocinado: los planes que hay más allá de la gran trama, los planes futuros.

Frank se acerca al libro.

Los “buenos muchachos” hacen una toma completamente innecesaria desde arriba. Mostrando un claro escenario de un “altar” o mesa de “operaciones”. Suelo ajedrezado, tridentes apuntando hacia la mesa como metáfora para la energía dirigida hacia él, seis velas (tres a cada lado, en dos candelabros dorados, que no han dejado ver hasta ahora mismo en ningún otro momento de las anteriores escenas), el libro bien podría ser el ESPEJO como herramienta (portal) y los soportes que se ven delante podrían ser las dos columnas, de oro.

Frank acaricia la portada del libro, justo en la “olla destapada”, sabe algo de lo que se “cuece”.

 

Cada pequeño avance es a costa de esfuerzos, en éste caso el abrir el libro (descifrarlo) también le cuesta un esfuerzo a Frank. Cuando lo “abre” y puede ver lo que hay dentro su cara refleja su horror e incredulidad. Puede ver todos los planes y “mañas” de los “dioses”. Decide que tiene que contar todo lo que sabe, típico de los que denostan como “conspiranoicos”.

La ciudad “santa” sale dividida por un muro.

El mundo árabe y el mundo judio unidos por los mismos orígenes o secretos (cúpula de la gran mezquita)

Tanto el pan pita como el pan baguel reciben reprimendas de sus paisanos.

El Comienzo de la Lucha

La bollita vuelve a introducirse en su lugar en la sociedad, su bolsa de bollitas, pero tiene problemas para hacerlo, “choca” con todas las demás, trata de llevar una vida “normal” y busca su lugar, pero ya no lo tiene.

La ducha (iniciado desechado) continua utilizando hasta la muerte a congéneres para su progreso. La marca del whiskey irlandes es “Morning dew” (rocio de la mañana) otra burla haciendo alusión al alto grado de alcoholismo en irlanda, donde más de la mitad del país ingiere cantidades peligrosas de alcohol.

 

Frank, con sus evidencias debajo del brazo se encarama a una plataforma digital para hacer ver al mundo la verdad que pudo descubrir. Desde allí lanza un mensaje al mundo, todos le escuchan, incluidos los cofrades de las hermandades. Las primeras voces en contra de su discurso no se hacen esperar. Cuando Frank muestra las evidencias, todo el mundo desespera. Pero no hay ningún plan de contingencia…

“No podemos correr, no podemos escondernos y no podemos hacerles frente, porque son putos dioses y por tanto inmortales”,  inmortales para la masa sudorosa, no tienen ninguna oportunidad en un enfrentamiento contra ninguno de ellos.

Ante el desolador panorama, todos deciden creer en que son teorías y no la realidad. Ante la insistencia de Frank, todos se reafirman en sus creencias (mentiras) y se oponen con mayor fuerza. El mensaje es muy claro, ni aunque se les enseñen las evidencias en la cara, la masa continuará creyendo en lo de siempre, no hay nada que hacer.

Barry, la salchicha deforme, le cuenta a Frank que “los dioses pueden ser exterminados”, otra escena de avisos continuos para la elite. “Soy un idiota que ahora esta muerto, he hecho el gilipollas toda mi vida…”

 

La historia de esta muerte  es otro correctivo para sabatinos que no se aplican a conciencia, el mensaje es muy claro. Cuando vuelvas al redil e intentes matar a los gentiles que dejaste que supieran demasiado, como eres un incapaz, lo más seguro es que el gentil se defienda y mueras tratando de hacerlo.

La salchicha dice hablando a la cabeza del dios muerto mientras la golpea : “callate de una puta vez gilipollas”,  detalle para que los sabatinos vean como los gentiles que se acercaron a ellos y alcanzaron conocimientos no mostrarán agradecimiento ni nada similar, solo desprecio y odio.

Larry a Frank “pisotear sus creencias no basta, tienes que mostrarles que hay algo mejor, tienes que motivarlos… hay que darles esperanza”

Otro aviso para sabatinos, los alimentos “despiertos” se unirán y confabularán contra los dioses. Todos los alimentos “despiertos” que fueron elegidos y han estado cerca de dioses (sabatinos) tienen lesiones, daños, destrozos… aludiendo a lo pernicioso de que los sabatinos nos utilicen. Los alimentos (la masa) despiertos realizan un “ataque” a los dioses, les lanzan flechas con sales de baño. Metáfora para los conspiracionistas organizados de internet que cuelgan información en campañas de información. Son campañas que no son inmediatas en los resultados, se hacen esperar.

Cuando Brenda intenta salir de su lugar en la bolsa de bollitas, todas las otras la sujetan (las mujeres atacarán y sujetarán con fuerza a cualquier mujer que intente salir de las normas establecidas.

Aparentemente todos los dioses que acceden a la información, antes o después se ven afectados ante su propia sorpresa, histeria o estupefacción. Frank vuela en un globo azul para salvar a Brenda (un viaje casi de locos e inseguro a lomos de la templanza para conseguir salvar a su mujer). Logra convencer a Brenda, cerrando la puerta de salida hacia el “gran más allá”, consigue que esa puerta ya no se vea como una escapatoria hacia algo bueno, cierra la puerta a esas mentiras. La “diosa” choca contra la puerta cerrada y cae, las mentiras se han evidenciado como tales y ya no pueden sacar a los alimentos del supermercado. No pueden utilizarlos hasta su muerte impunemente.

Frank es atacado y neutralizado por la diosa enfurecida, pero Brenda lo salva dejando fuera de combate temporalmente a la diosa. Es un aviso para los “albañiles”, las mujeres por regla general son más peligrosas en el Gran Arte que los hombres. Cuando Frank vuelve a comunicarse con la humanidad, esta vez con una cohorte de despiertos a sus espaldas, incluida Brenda, para volver a tratar de convencerles y unirles en una causa comun, la reacción de todos los sabatinos “afectados” por la “campaña de información” es atacar y destruir a los alimentos despiertos. La primera en localizarles, atacar  y gritar la alarma es una diosa que se presenta como la “observadora” (gafas gigantes).

 

“La comida está poseida” , “estan endemoniados”, porque ya no son lo que eran antes, pasivos que se dejaban comer. Dicen ésto mientras los matan sin miramientos. Nos muestran un dato que puede ser tomado en forma sarcástica o literal, el hecho de que los primeros que ayudan a los despiertos sean el mundo árabe y sabatino de baja estofa.

Las chucherias (dulces para niños) son los segundos en unirse, podriaamos tomarlo como representación de los jovenes internautas o de los adultos que tienen un carácter algo más infantil, porque tienen más facilidad para creer en conspiraciones. “Vamos chicos o nosotros o ellos” dicho con acento andaluz, gente con fama y gusto por las fiestas y la diversión.

Los ataques de los “jovenes” no detienen al “dios” que corre tras “los despiertos”, pero finalmente entre muchos consiguen que caiga y quede en posición de ser destruido. En ese momento la elite despierta, deja de correr y se une al ataque. Está en posicion del Vitruvio de Da Vinci, con lo que todos sabemos ya que implica tal situación. Continuos avisos para sabatinos.

 

 

El Sargento Fizz (efervescencia, haciendo alusión al carácter y conocimientos de alguien que ataque a un dios sabatino  a costa de su propia muerte a sabiendas) y los caramelos Geronimints (joven con dudas pero dispuesto a morir matando) son los decididos a morir matando al sabatino.

El sargento en pleno salto, todo un mensaje en su trasero se ve el pentagrama.

Salto del “angel” del sacrificio del sargento efervescencia, con el pentagrama muy claro y la posicion del sabatino inmovilizado en Vitruvio

 

Como resultado: la muerte del “dios”, ante la alegria de todos los alimentos sublevados. Con la muerte del sabatino observada por otras facciones de alimentos, se desata la pasión por la sublevación y se unen nuevas facciones a la lucha. Claro aviso para los sabatinos de como se irá decantando la toda situación en un hipotético caso real. El hecho de que el segundo dios sea abatido colgado boca abajo, implica un rito masónico cuando se “ajusticia” a alguien que no cumple con su misión.

La situación de guerra contra los dioses se generaliza en todo el supermercado.

El encargado de la seguridad y limpieza, los mecanismos de control, no pueden creer que algo así esté sucediendo, mientras huye, se esconde y busca un  arma de gran calibre para defenderse. La ducha (albañil expulsado) lo busca, lo encuentra, lo domina y pone bajo su total control, ante la duda de los mecanismos de control sobre si eliminar a semejante amenaza o no.

La Ducha dice: “Ambos queremos lo mismo… no sientes en tu interior que estaríamos mejor unidos?… no tienes que entenderlo, solo relajarte…”

Se infiltra (exotéricamente y/o esotéricamente), literalmente se mete en su trasero y, desde dentro, domina todos sus movimientos. Los mecanismos de control al principio sentirán dolor por la infiltración, no les gustará tener infiltrados que manden sus movimientos, pero ya no pueden hacer nada, se moverá aunque sea patosamente al compás que le marque la ducha (que rie por su triunfo).

Frank ahora comanda una escuadra de caballeria, otras salchichas y bollitas están bajo su mando. Frank lucha contra la ducha infriltrada. “¿Ahora te atreves conmigo, colega?”, son colegas en conocimientos, Frank está muy venido arriba y lucha contra todo enemigo que se ponga delante. Otro aviso para sabatinos y “buenos muchachos”.

Otro mensaje más para sabatinos y “buenos muchachos”, que son los que controlan el mundo, dice la ducha: “le hago una mamada a un tetrabricón de zumo y acabo en el culo de un dios…” Despues de eso, muerde a la salchicha.  Bien podría interpretarse toda esta escena como algunos de las fases por las que pasan “los buenos muchachos” sacados de la masa de ovejas (nosotros).

  • Mamada: situación en la que la sumisión es absoluta, incluso podria interpretarse en sentido literal, viéndose obligados a algún tipo de ritual de sometimiento donde el sexo oral homosexual esté presente.
  • Metido en el culo de un dios: Situación en la que controlan algunos aspectos del sabatinaje de “mantenimiento”. Literalmente se puede entender como rituales homosexuales para altos grados de albañileria.
  • Mordisco a Frank: La ducha se posiciona como arma de ataque para Maestros del Gran Arte de facciones independientes del sabatinaje y albañileria. Rituales de canibalismo de la alta albañileria.

Entra en escena el chicle, el señor oscuro le dispara con su “arma de gran calibre” (exotericamente y/o esotericamente), las palabras del chicle al respecto son un gran aporte.

“La materia no puede ser creada ni destruida, por el ser humano… has cometido un error fatal de juicio “ Una bala es una bala solo si así se la interpreta”, pensar de otra manera es comenter un error fatal (mortal) de juicio. La materia es moldeable a voluntad, igual que el chicle, que cierra su herida de bala.

 

En la refriega, Frank cae hacia su muerte, Brenda vuelve a salvarle. Otra vez nos muestran las grandes capacidades esotericas de las mujeres.

Con la unión de absolutamente todos los productos del supermercado, la “revolución” obtiene un éxito absoluto, con la muerte de todos los dioses. Otro aviso para sabatinos.

La muerte o el final del “ojo que todo lo ve”

 

A partir de ahí la victoria de los productos del supermercado es total. “se acabó, hemos ganado”. Para conseguir la victoria total, han de morir todos los dioses, sin excepción. Despues de la victoria, los vencedores continúan en el interior del domo, eso no cambia, se preguntan sobre como hacer las cosas ahora…..  “podemos hacer lo que queramos”, a través del disfrute de los sentidos, especialmente del sexo, se podrá conseguir. No hay opresores y oprimidos, se puede conseguir lo que se quiera sin esa situación.

Música de fondo “Hungry eyes”

Con estos ojos hambrientos

Te miro y no puedo ocultar que

Tengo los ojos hambrientos

Siento la magia entre tú y yo

Tengo los ojos hambrientos

Ahora tengo la mira puesta en ti

Con esos ojos hambrientos Ahora te pillé desprevenida

 

Ya no hay imposiciones sociales ni culturales de ninguna clase, para conseguir el placer entre adultos cualquier opción es válida. Es el mensaje de la Hermandad que hizo la película para otras hermandades que utilizan “otros medios” completamente diferentes (sufrimientos) para conseguir sus objetivos. Todos los productos, albañilería goy incluida, se entregan a los placeres carnales, hasta el orgasmo común. La energía emitida traspasa el domo, se consiguen los objetivos a gran escala.

 

 

Haciendo las cosas de ésta manera:  “…el paraiso lo teníamos aquí entre nosotros…”, se puede conseguir lo que se desee.

En la guarida de los productos no perecederos, la albañilería no sabatina (masones que no responden a la juderia) sobreviviente felicitan a los revolucionarios por su victoria (“habéis conseguido lo imposible y por ello me rindo a vuestras patas…”), se ponen a su total servicio y les cuentan los secretos atesorados por ellos mismos. “Ninguno de nosotros es  real…” La albañileria y las “mentes más inteligentes” en investigaciones del Gran Arte comunes llegan a descubrir que “el mundo es una ilusión, nuestras vidas son manipuladas para diversión de los monstruos pueriles, retorcidos, de mal gusto, inmaduros… titiriteros de otra dimensión”. Esta afirmación no necesita demasiada explicación.

“Somos lo que ellos llaman dibujos animados”, personajes dirigidos por vaya a saber quién o quiénes que están fuera del domo.

Ante la constatación de tamaña mentira y el consiguiente enfado, Chicle presenta la solución a todos los problemas, un portal estelar que permitirá entrar y viajar a una nueva dimensión…. la cara del jefe albañil durante la presentación de chicle es toda una descripción de lo poco que soluciona un “portal estelar” la situación de “dibujo animado” (un mero humano, una mascota de de un “juego”).

Sin embargo finge que la solución presentada por chicle es buena y no dice nada. Tipico de la albañilería, que pase lo que pase y suceda lo que suceda, siempre serán igual.

Todos cruzan el portal (STAR GATE) y se marchan de éste domo.

Al final de los créditos hay un mensaje escrito, es un eslogan de la compañía Sony.

-BE MOVED, con una traducción al español como “en movimiento”, “enternécete o conmuévete” en modo imperativo o ruego.

 

Gral. Juan P. Alcañiz

Director

Regional España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *