Categories
Nova Arqueología

Troyanos en América Precolombina. Parte 8. Símbolos Indoeuropeos en todas las Culturas Americanas

Es tan grande y abrumadora la sumatoria de pruebas de la presencia de pueblos indoeuropeos en América Precolombina que hasta resulta increíble, sino hilarante, ver como la mente humana se acostumbra a ellas y no les presta la más mínima atención.

Las “explicaciones” retorcidas y francamente ridículas que se leen para explicar la presencia de estos símbolos, sorprenden por su asombrosa “creatividad”.

Hemos visto a lo largo de los 7 capítulos precedentes la presencia de “Indios Blancos”, de Barbados, de Momias de Cabellos Claros, rasgos blancos y elevada estatura y la presencia de Fusaiolas o Torteros ( que se usan para hilar) de diseños exactamente iguales a los de Troya en la provincia de Santiago del Estero, Argentina… Todas estas pruebas ya de por sí deberían ser lo suficientemente impactantes, como para no dejar lugar a dudas. Veremos ahora la presencia más que abundante e impactante de símbolos indoeuropeos en cerámicas, esculturas y, en forma tan clara y evidente, que deberían echar por tierra cualquier asomo de duda.

Símbolo de la Protección Sagrada en Pintura de un Vaso Griego. Extraido de la obra de F. Nicolay, Historia de las Creencias, en esta pintura se vé a una joven griega perseguida por combatientes, la cual para liberarse de la persecución sube a un altar y toca el símbolo sobre él, al par que alza su mano izquierda en señal de detención hacia los soldados puesto que está invocando la protección sagrada. Es exactamente igual al que se encuentra en estatuillas y cerámicos de Colombia, Bolivia y Argentina
Fusaiola o Tortero (usados para el hilado) de la “Cultura” chaco-Santiagueña con el mismo símbolo indoeuropeo. Museo de Santiago del Estero, Argentina. Los torteros son una espectacular demostración de la presencia Troyana en Argentina.

Este símbolo de la Protección indoeuropeo, extendido en toda europa y en particular en el mundo griego, heredero de la cultura troyano-micénica, es encontrado en todas partes en América del Sur y en otros lugares del Planeta adonde han ido los indoeuropeos en sus constantes incursiones.

Observe en las siguientes figurillas del Primer Imperio de Tiwanaku, que no solo las tres figuras son barbadas (se presenta aquí el anverso y reverso), si no que la primera y la tercera, presentan el mismo símbolo de protección que pertenece a las culturas megalíticas cretense, micénica, troyana y griega, todas indoeuropeas.

El alto valor de éste símbolo se destaca en la pintura del principio de esta página, porque con sólo tocarlo, la joven parece liberarse de la persecución, demostrándolo con su mano en la clásica señal de “alto”.

Símbolo de la Protección Indoeuropeo en 3 Fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina

Este Símbolo Sagrado de Protección de la Cultura griega ES UNO DE NUESTROS PREFERIDOS como prueba de la presencia de europeos en América Precolombina.

Artesanía moderna ucraniana, que presenta el legendario símbolo de la protección en idéntica disposicón a las cerámicas precolombinas

Se encuentra el MISMO SIMBOLO en los ídolos Chibchas (Muiscas de Colombia), en Bolivia y en Santiago del Estero Argentina e incluso en Tajin, cultura totonaca, Estado de Veracruz, Mexico y hasta en el Norte de Africa y Asia.

Cerámicos Precolombinos, del Museo de Santiago del Estero, Argentina, con el Símbolo Indoeuropeo de la Protección Sagrada. ¿Alguna duda?

 

 

¿Qué más hace falta para darse cuenta de lo que es evidente?

Lauraque, figurilla barbada de Santiago del Estero, Argentina, de evidente influencia tiahuanacota, con el símbolo indoeuropeo de protección

¿Cuántas “estupideces ilustres” más tendremos que escuchar como que estos simbolismos son “arquetipos” de la humanidad? ¿En serio? ¿”Arquetipos”?

Estatuilla de oro de los Quimbaya, Colombia, con símbolo indoeuropeo de la protección en sus manos.

Una pregunta capciosa: ¿Estos “arquetipos” vienen “impresos” en el ADN?

Disposición del Símbolo Indoeuropeo de la Protección exactamente igual a las Fusaiolas Prehispánicas Argentinas, en el Plato Griego de Euphorbos, que además incluye swastika

¿Con qué objeto? Lo científico se basa en buscar la explicación más simple posible. Más simple que pensar en “arquetipos impresos en el ADN” (subconciente colectivo o como quieran llamarlo), es pensar en migraciones.

Tetrasquel o Lauburu, (swástica) junto con Símbolo de la Proteción de Castro de Briteiros, en Galicia, España. Aqui a la izquierda se observa una swástica y el Símbolo de la Protección Indoeuropeo, que se repite ampliamente en las fusaiolas de toda Aamérica del Sur y contínuamente en las de Santiago del estero Argentina

¿Qué más se necesita para admitir que hubo una gran migración que ocurrió en las Américas, al menos desde México hasta Argentina, en tiempos precolombinos?

Plato de Piedra de la Cultura Chavin de Huántar, Perú, con el Simbolo indoeuropeo de la Protección

Dejemos de escuchar idioteces, estos símbolos se transmiten de pueblo en pueblo, de generación en generación, por simple intercambio cultural y, para que haya intercambio, tiene que haber migración, movimiento de personas en el tiempo y en el espacio.

Símbolo de la Protección en las Ruinas de Tajín, Cultura Totonaca, México
Vaso Votivo Indoeuropeo, con el Símbolo de la Protección de Dupljaja, Serbia

¿Se necesita algo más para admitir que todas estas culturas están conectadas culturalmente o vamos a seguir en la “ceguera”? Son símbolos de pueblos indoeuropeos que vienen desde el neolítico y que, por lo tanto: a América, Africa y Asia, los transmitieron pueblos indoeuropeos.

El Símbolo de la Protección Indoeuropeo, derivó con el Correr de los Siglos en el Caduceo y el Irminsul

En toda la web y en muchos libros se difunde que el Símbolo conocido como “Irminsul”, es originario del pueblo indogermánico sajón. Lo cual no es real.

Es un Símbolo muy anterior, perteneciente a los pueblos Indoeuropeos y se deriva del Símbolo de la Protección. Con esta simple comparación se hace evidente que el irminsul no es de origen Sajón, ni pertenece a ningún pueblo Indogermánico, pertenece a todos los pueblos Indoeuropeos, de los cuales se originaron los nórdicos.

Símbolo Micénico (1.200 a.C.) Antecedente directo del Irminsul, basado en el símbolo anterior de la Protección
Irminsul Sajón

 

Fusaiola de Santiago del Estero, Argentina, 1.200 a.C.
Irminsul Sajón de 4 puntas

 

Como hemos dicho, el Caduceo se deriva del símbolo micénico y además, este último símbolo da orígen al Irminsul. A la izquierda un Irminsul Sajón y a la derecha un caduceo griego

La Górgona Indoeuropea en las Culturas Precolombinas

La Górgona no es una deidad exclusiva de los griegos y los romanos, si no que es anterior y muy difundida en todo el mundo euroasiático y africano, que perteneció al panteòn de los pueblos indoeuropeos. Ya hemos visto como pueblos indoeuropeos cruzaron al norte de Africa y de ahí se expandieron hacia Egipto, a las Canarias y a America. Sin dejar de tomar en cuenta los pueblos indeouropeos que fueron hacia China (ver Momias Blancas de
Tarim). Posteriormente, ya en el período helenístico, la Górgona (ver capítulo dedicado exclusivamente a las Górgonas), junto con el símbolo de la lechuza y las serpientes, será
sincretizado en el Culto a la Diosa Atenea, Diosa de la Inteligencia, cosa que en América no ocurrió.

La llegada de la Górgona a América es atribuible a los pueblos troyanos emigrados de Troya. La inversa es posible también: que la Górgona haya viajado hacia europa desde América como sostienen algunos, basado en los relatos de Hesíodo o bien en el Mito de Perseo. Pero, de una manera o la otra, ésto confirma que si o sí hubo contactos interoceánicos y que, además éstos simbolismos se expandieron por toda américa al compás del avance migratorio.

 

Górgona en un cuenco griego. Museo de Atenas)
Górgona Precolombina del Museo de Sgo del Estero

El símbolo de la Górgona, en América tomará el nombre de distintas deidades locales. Por ejemplo, se llamará Chaac entre los Mayas o Ai-Apaec entre los Mochicas y aunque no conozcamos sus nombres entre los habitantes de Chavín de Huántar (Perú) o entre los de San Agustín (Colombia) o entre los Comechingones (Argentina, cultura Chaco-Santiagueña); siempre conservó algunos aspectos indoeuropeos: colmillos prominentes, lengua saliente (en pocos casos) y ojos grandes.

Pucos del Museo Arqueológico de Santiago del Estero, Colección de Emilio Wagner de la “Cultura” Chaco-Santiagueña (en realidad Comechingones).
Ampliación del símbolo del Puco de Santiago del Estero, Argentina, donde se ve claramente al Ai- Apaec (Mochica), que no es otro que el Dios de Chavín de Huantar, el mismo de la cultura San Agustín de Colombia, el mismo de los Mayas (Chaac) y, en definitiva una Górgona Indoeuropea

Aquí, entre estos Pucos (cuencos) de Santiago del Estero, Argentina a miles de kilómetros de la cultura mochica de Perú, y pasó desapercibido a todos los investigadores, nos hemos encontrado con uno uno de los Símbolos que representan al Dios Ai-Apaec (Dios de la Tormenta), que como ya veremos en capítulo posterior, fue una sociedad mixta de blancos y amerindios.

 

Las 3 más comunes representaciones del Dios de las Tormentas Ai-Apaec en la Cultura Mochica. Esta representación (al medio) en Pirámide de la Luna, en la Cultura Moche es exactamente igual a la encontrada en el Puco de Santiago del Estero… Pregunta obvia: ¿Qué hace Ai-Apaec de los Mochica, Perú en una Cultura Precolombina en Santiago del Estero, Argentina? Y…todavía discuten , ya no hablamos de contactos interoceánicos, si hubo o no “contactos” entre las culturas precolombinas… 😛 Fíjese ahora si hubo “contactos o no en lo que viene…
Representación Gorgónica del Dios Ai- Apaec Mochica. Perú.
Górgona de Esparta, Grecia. Dibujo de Schliemann, descubridor de Troya)
Aquí vemos la ampliación de una de las representaciones del Dios Ai-Apaec, Dios de las Tormentas Mochica, en la Huaca de la Luna (Perú), igual a la encontrada en Pucos de Santiago del Estero, Argentina)
Górgona cretense con Swástikas, cruces y un Lauburu (variante de la swástika)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Chaac Dios Maya de la lluvia, Cultura Maya, Uxmal, Yucatán, México. Casi no tiene diferencias con Ai-Apaec, quien también era dios de las tormentas
Dios del Trueno de los Mixtecas, Nuhu Savy. Observe el símbolo en su pecho.
Plato Cerámico con el Símbolo del Dios Nuhu Savy, Dios de las Tormentas Mixteca. Compárelo ahora con otra de las representaciones posibles de Ai- Apaec, Dios de las Tormentas Mochica. con ligeras variaciones es el mismo símbolo
Representación Mochica de Ai-Apaec en su forma de cangrejo, que lo asemeja mucho a la representación mixteca. Ai-Apaec como Nahu Savy era dioses de la tormenta.

 

 

 

¿Cómo explican esta igualdad si supuestamente no hubo contacto cultural entre Mayas y Mochicas?? Ah, ¡claro! ¡Cómo no nos dimos cuenta! ¡Es un”Arquetipo”! …. ¡O mejor aún, los hiceron iguales por “telepatía transcultural”!

DEJANDO EL SARCASMO DE LADO, LO INTERESANTE ES QUE EN AMBAS REPRESENTACIONES, LA MIXTECA Y LA MOCHICA PARECEN SER EL MISMO ANIMAL: UN CANGREJO Y… ¿QUE TIENE QUE VER ESTO CON LA SIMBOLOGIA INDOEUROPEA? MUCHO, MAS DE LO QUE PARECE. 

EN EL CASO MOCHICA AI-APAEC ES ASOCIADO A VECES CON UN CANGREJO Y A VECES CON UNA GORGONA… 

Ai-Apaec, DIos mochica de las tormentas, luchando con el Cangrejo (demonio). Idéntico al Mito de Hércules y Cáncer

¿Cómo se explica esto? Fácil, Ai-Apaec lucha en muchos huacos (cerámicos) contra el “demonio” según los “librepensadores”. Dicho “demonio” es un cangrejo. Lo cual no es otra cosa que la vieja leyenda indoeuropea de Hércules luchando contra el cangrejo (común a griegos y troyanos). Conclusión: la verdadera “forma” de Ai-Apaec es la de una Górgona y uno de sus enemigos es el cangrejo. Cualquiera de las dos formas, lo “invocan”. En América se dio una fusión de las dos leyendas relacionadas a Hércules.

La alusión a Ai-Apaec, Dios del Trueno, mochica, en forma de cangrejo, también se encuentra en Tiwanaku (Bolivia) junto en las piernas del Monolito “El Fraile”
Deidad de Chavín de Huántar, cultura antecesora, Perú, que no es ni más ni menos que el futuro Ai-Apaec de la sucesora Cultura Mochica, la misma de los Mayas (Chaac) y en definitiva, la Górgona Indoeuropea.
Figura del Dios de Chavín de Huántar, Perú (Cabeza Clava en Muro) que no es otra cosa que una Górgona

¡Y todavía los “libre-pensadores” de siempre, no se dieron cuenta que es la misma deidad que tenían sus sucesores mochicas: Ai-Apaec, jajajajajaja! Todavía lo clasifican como “demonio” de Chavin,

 

Górgona de San Agustín, Colombia. El mismos estilo, la misma deidad. Aclaremos que la mayoría de las esculturas de San Agustín, al igual que en Chavín son de Górgonas.
Górgona de los Paracas, cultura posterior a la mochica y a chavin de huántar, con “Cabezas Trofeo” de blancos y amerindios y con una larga lengua bífida, al igual que muchas esculturas de deidades mexicanas
Górgona de un Tapíz de la Cultura Paracas, una sanguinaria tiranía blanca, heredera de Chavín y los Mochicas.
Vasija de Los Barriales, Catamarca. Museo de La Plata. Argentina. El parecido de esta figura con la Górgona Espartana de Schliemann es indudable. Solo que en América del Sur, solo que aquí perdió su clásica lengua, como en otros lugares de América. Estos “personajes con rayos” – así los “clasificaron” – se encuentran en toda América en ruinas y piedras pintadas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Swástikas en América Precolombina

Independientemente que el partido nacionalsocialista la haya utilizado, es un símbolo que viene desde el neolítico. Si bien ha sido denostado hasta el cansancio por el poder judeo masónico que domina en occidente, en asia se puede usar libremente y es un símbolo de prosperidad en China, Japón, Corea, Vietnam, India, etc.

 

Cerámico Mexica. Museo de DF, México

 

Swástica con serpientes de doble Cabeza, Cerámica de catamarca, Argentina

 

Kultrum. Tambor Ritual Mapuche, Sur de Chile y Argentina, con Lauburus. Variante de la Swástica.

 

Cerámico. Indios Hopi. USA

 

Plato con Swástika. Cultura Chaco-Santiagueña, Museo Wagner, Santiago del Estero, Argentina
Swástika. Museo de Santiago del Estero, Argentina. Cultura Chaco-Santiagueña (Comechingones)

 

Swastikas en fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina. Museo Wagner

 

Lauburu (swastika esprilada) de Pontevedra, Galicia, España

 

Swastikas de la Cultura Comechingon de Argentina. 1200 d.c Las imagenes son fusaiolas. Son una de las tantas pruebas de la influencia blanca en America del Sur.

 

Swástikas (flechas verdes) y Símbolos de la Protección (flechas rojas) Precolombinos en Fusaiolas (Torteros) del Museo de Santiago del Estero, Argentina

Triskeles en América Precolombina

Triskel. Plato cerámico Museo de Santiago del Estero, Argentina El Triskel, variante de la Swástica, como Rueda cósmica o Símbolo Solar (depende de la interpretación que adoptemos), es otro símbolo indoeuropeo en Sudamérica.
Triskel en la Banderas de Sicilia y de la Isla de Man.
Triskel en Cerámica Huari, cultura tributaria de Tiwanaku, Bolivia.

El Rombo u “Ojo de Dios”

No debe ser confundido con el triángulo con el ojo central judeo masónico. Se trata de un rombo, a veces con un círculo en el centro, que es conocido en muchos pueblos como “el ojo de dios”.

Se los encuentra en Caral (Perú), (dos palillos en cruz, a los cuales se les anudan hilos, hasta formar un rombo). También entre los Paracas y entre tribus amazónicas como los Shipibos, quienes los venden a los turistas como “Ojos de Dios”. Los españoles los conocieron de los indios Huicholes y los Cora de México.

Ashkashinka “Ojo de Dios” de Caral, Perú)
Ojo de Dios. Artesanía Huichol, Mexico)

 

 

 

 

Cerámico Tolteca. Museo de sitio de Teotihuacán
Cerámica Mogollón. Museo D.F., México
Rombos en Cerámica de anterior) a América. Santiago del Estero, Argentina
Rombo (Ojo de Dios) y Swástika en Cerámico Griego de tebas del 650- a-c. Museo de Atenas

 

Rombos en Cerámica  de Santiago del Estero, Argentina

 

Guarda de Rombos en cerámico Griego del 800 a.C. Museo de Atenas

 

Rombos (Ojo de Dios) en Cerámica del Museo de Santiago del Estero, Argentina
Rombos entre las Ruinas de los Chachapoyas, Perú

 

Rombos en los Tocapu de la Vestimenta del Séptimo emperador Inca Iauar Vacac Inga
Rombos Iguales a los de las vestimentas de los emperadores Incas en una vasija Tolteca, Museo de Sitio de Teotihuacán
Rombos en Cerámica Beocia de Grecia
Cerámico del Período Geométrico Griego. Se observa una cruz igual a las usadas e América Precolombina y un medio rombo, también usual como “Ojo de Dios”

 

Cruz Romboidal.

Es un símbolo extremadamente complejo presente en culturas tan alejadas como las americanas y las europeas, que no puede ser atribuido a “arquetipo” o patrañas por el estilo.

Cerámica Griega de Beocia (700 a.C.) con símbolo que se encuentra muy repetido en América Precolombina, expecialmente en Santiago del estero, Argentina
Comparación del anterior con plato cerámico del Museo de Santiago del Estero, Argentina
Cerámico del Período Geométrico. Museo de Atenas con el mismo símbolo. Este símbolo es en realidad la conjunción de 4 rombos concéntricos.
Cruces Romboidales en Platos Cerámicos Precolombinos del Museo de Santiago Argentina, iguales a las encontradas en cerámicas del Período Geométrico en Grecia (900 al 700 a.C.)
Motivo de la “Cruz Romboidal” en la Cultura Guachimontón, del Occidente Mexicano. Museo de Guadalaja, México
Cerámica del Período Geométrico Griego que muestra un gran parecido a la cerámica precolombina, del Museo de Santiago del Estero, Argentina

La Lechuza Símbolo Indoeuropeo de la Inteligencia en América Precolombina

Lechuza es un símbolo indoeuropeo de la Inteligencia, precursor del culto de Atenea. Presente aquí en una medalla de la cultura Chaco-Santiagueña
Moneda Griega con el símbolo de la Diosa Atenea, Diosa de la Inteligencia. Para una descripción del Símbolo Indoeuropeo de la Lechuza en América Precolombina

Símbolo de las “Flores Lobuladas”

Las Flores Lobuladas son uno de los tantos símbolos que introdujo la primera oleada inmigratoria de blancos en el continente americano: la oleada de los refugiados de troya. Lo portaron todos los Emperadores Ingas, juntos a sus escudos, las flores lobuladas son un claro símbolo indogermánico. Fuera del continente Americano lo encontramos en Europa, Africa y Asia. Ejemplo claro es el Rey Númida (bereber) Massinisa. Estas flores lobuladas, son un clásico ejemplo de símbolo indoeuropeo como se observa en los siguientes ejemplos:

Flor de 8 lóbulos de la Rotonda de Arcinoe de Samotracia
Vasija griega del 325 a.C. con la flor de 8 Lóbulos
Flor de 8 Lóbulos. Emblema del Rey Númida Massinissa
Observe esta figura en los Muros de Sechin, Perú, cultura muy anterior a la Incaica. Es precisamente como veremos el simbolo que llevan los Emperadores Incas en sus cayados o bastones de mando.
“Flor de 8 Lóbulos” de los Muros de Sechin, igual a la portada por los emperadores Incaicos, como el ejemplo siguiente del Cuarto Emperador Maita Capac
Cuarto Emperador Inga, Maita Capac con un cayado con forma de “Flor Lobulada y mango recto”, como la de la Meseta de Nazca.
Aunque la “Flor de Nazca”, tiene 6 lóbulos, posee un “tallo” o mango recto al igual que los cayados imperiales. Este era hasta ahora uno de los dibujos más enigmáticos de Nazca. Esta Comisión sostiene que es un atributo que se apropió la Realeza Incaica de una “marca” anterior de dominio

 

Bandera actual de la Nación Mapuche. Porta un símbolo indoeuropeo de al menos el 900 a.C.
Cerámica griega del Período “Geométrico” 800-900 a.C con el mismo Símbolo de los Mapuches
La Ironía Mapuche: Simbología Indoeuropea presente en la bandera actual de la etnia Mapuche (Araucana), resulta hilarante por que ostenta un Símbolo de pueblos de raza blanca, indoeuropeo como el griego. Lo irónico del tema es que la etnia Mapuche lo tomó de su Kultrum (tambor ritual) con un símbolo de oposición y reclamo al blanco en Chile y Argentina…¡Ay, Pueblo Mapuche dile a tus líderes que no sean tan retrógrados!
¿Qué más se necesita para aceptar que éstos son Símbolos Indoeuropeos presentes en América Precolombina?
¿Quizás un troyano, un micénico, un fenicio o un Hitita atestiguando ante escribano?

Aunque les pese a quienes no admiten que hubo influencia indoeuropea, las pruebas “explotan” en la cara…

ÉSTOS, ESTIMADOS LECTORES, SON SÍMBOLOS INDOEUROPEOS PRESENTES EN TODA LA AMERICA PRECOLOMBINA Y SON PRUEBA FEHACIENTE DEL INTERCAMBIO MIGRATORIO

Las evidencias que confirman la presencia de indoeuropeos en América Precolombina, son demasiadas como para seguir con las idioteces chauvinistas (“patrioteriles”) de que no hubo influencia de razas blancas en los pueblos amerindios.

 

Alejandro Vega Ossorio

Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG

Orden del Cetro

Categories
Uncategorized

Troyanos en América Precolombina. Parte 7. Górgonas en América. Tradiciones Iguales a las Europeas: Perseo y la Górgona; Hércules y Cáncer

Las 3 representaciones gorgónicas del Dios Aiapaec de la cultura mochica. Izquierda: con forma de Cangrejo simil del mito de Hércules y el Cangrejo (Aipaiec también luchó con un cangrejo). Medio: se pueden ver serpientes que brotan de su cabeza, al igual que en la clásica medusa griega. Derecha: la representación más conocida de los mochicas, con cabellos y barba enrulados como serpientes, al igual que la górgona  griega.
Imágen de la Górgona europea del Museo Arqueológico de Corfú

 

A la izquierda: tapiz de la Cultura Paracas (Perú). A la derecha: Górgonas Mochicas con la lengua prominente.

 

A la Izquierda: el dios Aiapaec de los Mochicas, adorado como el dios creador, protector de los moches, proveedor de agua, de los alimentos y triunfos militares.  Es una pieza de orfebreria mochica, con serpientes en la cabeza, al igual que la Górgona europea y sus característicos ojos redondos y colmillos. A la derecha: Chaac dios Maya de la lluvia, Cultura Maya, Uxmal, Yucatán, México. Observe que esta representación es casi igual a la de la izquierda

 

A la izquierda: Górgona de “Los Barriales”, Con cruces de tipo indoeuropeo y serpiente. Provincia de Catamarca, Argentina. Colección Barreto. En el Museo de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, Buenos Aires, Argentina. A la derecha: Górgona de Esparta. Dibujo de Schliemann, descubridor de Troya. El parecido con la Górgona de Catamarca y el dios Aiapaiec Mochica es indudable.

 

Entre las cosas que hemos descubierto es que el dios Aipaiec de los Mochicas, se encuentra representado también en el monolito “El Fraile” de Tiwanaku, lo cual es lógico porque primero llegaron a la zona Mochica y luego a Tiwanaku.

Nosotros descubrimos que estos símbolos son la representación del archienemigo del dios “Aiapaec” Mochica, del cangrejo (Aipaiec también luchó con un cangrejo como Hércules) en Tiwanaku y, en definitiva de la Górgona indoeuropea)

 

 

Aipaiec en su versión de cangrejo en el Monolito el Fraile de Tiwanaku
Aipaiec Mochica en su forma de cangrejo en Perú. Cultura Mochica

El Mito de Hércules en la Cultura Mochica

El Mito Indoeuropeo de Hércules (Herakles) luchando contra el Cangrejo (Cáncer) estuvo muy presente entre los Troyanos y aunque les parezca “sorprendente” a nuestros lectores, también lo fue en la Cultura Moche, de Perú, heredera directa de Chavín de Huántar, donde también veremos la fuerte influencia indoeuropea también.

Es muy común ver en los huacos mochicas al dios Ai-Apaec (dios de las Tormentas), que no es otro que el mismo de Chavín de Huántar, que nadie se atrevió a identificar aún, luchando “contra los demonios” según nos han dicho los” intelectualoides de turno”.

Si observamos bien, en estos huacos y, hay centenares de ellos, podemos ver que el “Demonio” contra el que lucha Ai-Apaec no es otro que un cangrejo (Cáncer)…

¡Qué “Casualidad”!

Más increíble aún es que nadie, hasta hoy, haya mencionado este hecho trascendental. Es una prueba más de la presencia de indoeuropeos (troyanos) en América: la igualdad de la historia de lucha del Ai-Apaec mochica contra el cangrejo con la historia de Heraklés (Hércules) contra Cáncer.

¡Hasta el mismo animal!

 

Unificación de Mitos Indoeuropeos en la Cultura Mochica y su antecesoras la Culturas peruana de Chavín de Huántar y de colombiana de San Agustín.

En esta Cultura peruana, se observa una unificación de mitos indoeuropeos como el de Perseo y la Górgona y el de Hércules y el Cangrejo, en un solo dios, “que lucha contra los demonios”, que es Aia-Paiec. A veces se lo representa luchando contra los cangrejos y, a veces como una górgona.

Sin embargo en Chavín de Huántar, cultura peruana anterior, al igual que en San Agustín, Colombia, las górgonas son el ídolo predominante.

 

Górgona de Chavín de Huantar, Perú
Cabeza clava de Chavín de Huántar, con su indiscutible formato de górgona

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Górgona Cretense alada, con swastikas y cruces. A la derecha górgona griega (Museo del Louvre)

Górgonas cretense

Diferentes Representaciones Gorgónicas Egipcias.

Górgonas de diferentes culturas mexicanas

Górgonas de la Cultura de San Agustín Colombia

 

 

Orden de llegada y expansión

Desde México se expandieron hacia Guatemala (Palo Alto). De allí a Colombia (San Agustín). Prosiguieron a Perú  a Sechín y Chavín de Huántar. Luego continuaron a través de los Mochicas y posteriormente a través de loos Paracas. Finalmente se asentaron sobre las ruinas (preexistentes) de Tiwanaku y fundaron el Primer Imperio. De allí a al norte argentino-chileno, expandiéndose hasta Santiago del Estero (Cultura Chaco-Santiagueña). E incluso hay vestigios megalíticos en los incontables menhires y dolmenes en formaciones muy amplias en las Sierras de Tandilia y Ventania (Provincia de Buenos Aires, Argentina)

  

Arriba: formaciones de menhires y dólmenes se encuentran de a cientos en las Sierras de Ventania y Tandilia

 

Alejandro Vega Ossorio

Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG

Orden del Cetro

Categories
Nova Arqueología

Troyanos en América Precolombina. Parte 6. Prueba Fundamental: Torteros (fusaiolas) Iguales

Presentamos aquí la prueba más formidable de la presencia de pueblo de Cultura Troyana en América Precolombina:  La exacta igualdad de los diseños de los torteros o fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina con los de Hissarlik (Troya).
Comparación de Torteros o Fusaiolas (se usaban para el hilado) de Santiago del Estero (Argentina) y Troya. La igualdad es prueba concluyente y capital de la influencia cultural troyana en Argentina Precolombina. Ceramicos descubiertos por Emilio Wagner en la Década del 30. Museo de Arqueología de Santiago del Estero, Argentina. Izquierda: Torteros de Argentina. Museo de Arqueología de Santiago del Estero. Derecha: Torteros de Hissarlik (Troya). Colección Schileman (descubridor de Troya).

 

Prueba contundente, imposible de negar y de explicar, a menos que se acepte la influencia cultural de descendientes de troyanos en Argentina. Las Fusaiolas son elementos cerámicos o pétreos perforados, de forma trapezoidal cónica o bicónica, Empleado para labores textiles domésticas por pistintos pueblos de la antiguedad e incluso hoy en día.  Lo increíble es que el tipo de Fusaiolas o Torteros de la Cultura Chaco-Santiagueña de Argentina,

 

Primera Fila: Torteros de Sgo del Estero, Argentina. (Colección de Duncan Wagner, Museo de Santiago del Estero). Segunda Fila: Torteros de Troya (Coleccion Schlieman, descubridor de Troya). Sus diseños son exactamente iguales y aqui no pueden decir “esto es arquetípico”. Pueden darse creaciones “parecidas”, no iguales y menos que menos cuando cientos de motivos son exactamente iguales 😛

Encontradas en multitud de sitios de excavación de la Provincia de Santiago del Estero, presentan diseños exactamente iguales a las Fusaiolas Troyanas. Así es, el mismo Duncan Wagner se había percatado la igualdad de diseños troyanas con las fusaiolas o torteros del Museo Arqueológico de Santiago del Estero, Argentina; pero además se encuentran variedad de diseños que indican sucesivas influencias culturales con el paso del tiempo. Por ejemplo las Cruces Patadas, como la de la fusaiola Santiagueña a la izquierda, no pueden atribuirse a la Cultura Troyana que son consecuencia directa de Actividad de Templarios en Argentina.

Las cruces Patadas (pate) son una insignia clásica de Caballeros Teutones y/o Templarios. La pregunta es: ¿vamos a seguir  negando la realidad, por si algún pueblo aborígen se “enoja” o se “sensibiliza”?

¿Alguien puede explicar cómo se pueden dar diseños geométricos exactamente iguales (sin diferencia alguna) en Santiago del Estero y en Troya, no solo en una pieza, sino en decenas y centenares de piezas y no solo con un diseño sino con muchos diseños diferentes?

Primera Fila: Fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina. Segunda Fila: Fusaiolas de Troya
Primera Fila: Fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina. Segunda Fila: Fusaiolas de Troya

No hay explicación racional posible para La igualdad de diseños de las fusaiolas Argentinas con las troyanas. No hay más remedio que aceptar que hubo algún tipo de contacto o influencia cultural de troyanos en Argentina, más de 2700 años antes del descubrimiento oficial de América.

Primera Fila: Fusaiolas de Santiago del Estero, Argentina. Segunda Fila: Fusaiolas de Troya

Cabe aclarar que las cerámicas troyanas fueron descubiertas a finales de 1800 en las excavaciones de Schlieman en la Ciudad de Troya; asi que es imposible pensar en su conocimiento antes de esa época.

Además hay que destacar que la Cultura Chaco-Santiagueña, de Argentina, se inició cerca del 1.200 antes de nuestra era, para la misma época en que se estima la Caida de la Troya Homérica y, para la misma época, en que se desarrollaron las culturas agrupadas (arbitrariamente) bajo el nombre de “Olmecas” (México), Monte Alto (Guatemala), San Agustín (Colombia), Sechin, Chavin (Peru) y Tiwanaku (Bolivia).

¿No será ya la hora de aceptar que hubo una Influencia directa de la cultura troyana sobre Sudamérica y, que esta se desarrolló especialmente en Santiago del Estero y todo el noroeste argentino, con base en Tiwanaku?

¿No sería ya la hora de aceptar que blancos Indoeuropeos estuvieron mucho antes que Colón en la misma Sudamérica?

Wagner se había dado cuenta de la igualdad de diseños, pero no llegó a la lógica conclusión que “alguien” haabía llegado hasta allí con dichos diseños (ya Lo dijimos varias veces: no hay peor ciego que el que no quiere ver).

Fue Jacques de Mahieu quien conectó correctamente ambos tipos de cerámicos y se dio cuenta de la presencia de descendientes de troyanos en toda américa y, especialmente en Argentina.

 

Torteros de San Agustín, Colombia

 

Fusaiolas de la Cultura Chaco- Santiagueña con Swasticas Dextrógiras (símbolo de “buena fortuna”). ¿Swásticas? ¿Un símbolo de los pueblos indogermánicos en Santiago del Estero (Argentina), en este remoto confín del Continente Sudamericano?

 

Fusaiolas (llamados Torteros por la Arqueología Argentina) de la Cultura Chaco- Santiagueña con Swásticas Levógiras (símbolo de “mala fortuna” o de “advertencia”)

 

Primera fila Torteros de Catamarca, Argentina. Segunda fila Torteros de Salta, Argentina. Del Museo Arqueológico Calchaquí.

 

Cruz Patada en una Fusaiola Santiagueña

Como dijimos al principio en las fusaiolas o torteros del Museo Arqueológico de Santiago del Estero, Argentina, se encuentran variedad de diseños que indican sucesivas influencias culturales con el paso del tiempo. Por ejemplo las Cruces Patadas, como la de la fusaiola Santiagueña a la izquierda, no pueden atribuirse a la Cultura troyana y, si son consecuencia directa de Actividad de Templarios en Argentina.

Las Cruces Patadas (pate) son una insignia clásica de Caballeros Teutones y Templarios. 

La Cultura Chaco-Santiagueña, descubierta por Los hermanos Wagner, se remota al 1200 antes de nuestra era (¡de nuevo la misma fecha!) Y perduró A lo largo de varios siglos, en un entorno diferente al actual.

Santiago del Estero es una provincia árida y yerma, resultado de la destrucción masiva de sus bosques tropicales a manos de los ingleses, quienes talaban sin consideración alguna los bosques para fabricar durmientes de ferrocarril. Sin Embargo, las cosas eran diferentes en aquellas épocas y era una tierra muy apta para la supervivencia de grandes grupos humanos.

Sabemos que esta cultura fue muy extendida por cuanto se han obtenido más de 75 mil piezas de cerámica de sus túmulos funerarios, tan parecidos a los encontrados en todas las culturas megalíticas europeas.

Fusaiolas (Torteros) del Museo Arqueológico Wagner de Santiago del Estero. Se observan “Cruces Pate”, Swásticas y símbolos repetidos de culturas indoeuropeos

 

La Cultura denominada “Chaco-Santiagueña” por Emilio Wagner, tenía conexión directa con el Primer Imperio de Tiwanaku, fundado sobre las ruinas que dejo una civilización muy anterior, donde inicialmente se hicieron fuertes los descendientes de troyanos, y con todo el noroeste argentino.

De esta cultura descienden directamente los Comechingones, Indios blancos y barbados que encontraron los españoles cuando incursionaron en la provincia de Córdoba. También descienden de ellos los Huarpe, los Tehuelche, los Huiliche y los Charrúa.

Cruces Pate. Clara influencia Templaria

 

Símbolo de “Protección” indoeuropeo en Fusayola de Sgo del Estero, Argentina

Poco a poco, esta cultura troyana se fue apagando. Cuando llegaron los vikingos Daneses a Tiwanaku y fundaron el Segundo Imperio, los Comechingones quedaron como tributarios.

El Segundo Imperio de Tiwanaku comenzó a comerciar pronto con Europa, exactamente con los Caballeros Templarios, tal cual lo demostró Jacques de Mahieu y, éstos interesados en el Cerro Sagrado del Uritorco, habrían tomado contacto con estos pueblos en los límites del Imperio. De ahí la Presencia de cruces paté en la zona.

Tras las caida del Segundo Imperio de Tiwanaku y la aparición del Tercer Imperio de Tiwanaku (ahora con base en Cuzco), el Imperio de los Ingas, ya prácticamente nada quedaba de la cultura Troyana original… Habían pasado 2.400 años desde su llegada a la Zona Olmeca en México, América del Norte, desde el Norte de Africa y desde las Canarias.

 

Símbolo de “Protección” indoeuropeo encontrado en Toro Muerto, Perú
Símbolo Indoeuropeo de la protección, encontrado en una vasija griega del siglo VI antes de nuestra era. Se observa claramente a la mujer levantando la mano en señal de alto, contra dos hoplitas, que no pueden tocarla, porque ella está sobre el altar tocando el símbolo e invocando protección divina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reflexión:

¿Seguiremos escuchando estupideces de los ignorantes e intelectualoides que nos gobiernan?

¿Cuantas Décadas más seguiremos enseñando las mismas sandeces en las Escuelas ? ¿Cuánto tiempo más habrá que esperar para que algún “libre pensador” se decida a actualizar los planes Educativos?

¿Cuánto más habrá que esperar para que los “Nobles Brutos” (con perdón de los Caballos) que nos gobiernan adquieran un poco de cultura y no solo el interés por vivir a costillas de los pueblos que embrutecen?

¿Cuánto saqueo y destrucción de las raíces culturales tendremos que observar antes que la escoria política se decida a proteger el patrimonio de las naciones?

 

Alejandro Vega Ossorio

Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG

Orden del Cetro

Categories
Nova Arqueología

Troyanos en América Precolombina. Parte 5: Culto a la Lechuza, Górgona, Serpiente y Félidos. Indudable influencia Indoeuropea.

Athenea Partenos de Anthiocos del Siglo 1 antes de Cristo, copia de una de Fidias del Siglo V antes de Cristo. Se observa una cabeza de Górgona en su pecho (la Medusa) y su casco en forma de lechuza. Uno de los atributos de Atenea.
Cerámica Troyana con el Motivo de la Lechuza. Museum-für-Vor-und-Frühgeschichte. Sala Schlieman

Culto a la Lechuza: La Lechuza o mochuelo, el pájaro que ve bien de noche está estrechamente relacionado con la diosa de la sabiduría (Atenea).

 

 

 

En representaciones arcaicas, Atenea suele ser representada con un mochuelo (lechuza) posado en su cabeza.

El altorrelieve, La Reina de la Noche, también llamado ” Relieve Burney”, datado entre los años 1800-1750 a. C., fue tallado en época del imperio paleobabilónico, bajo el reinado de Hammurabi, que se extendió por Mesopotamia en la zona de los ríos Tigris y Eufrates, actual Irak. Esta Deidad, común en el oriente medio y en anatolia es la posible precursora de Atenea. Con sus dos Lechuzas, leonas y sus alas.
Motivo central de una Vasija Griega de Beocia del 680 a.C. (Clasificada en el Museo de Arqueología de Atenas como “Diosa Pájaro”) donde se ve prácticamente a la misma Diosa anterior con dos pájaros y dos leones. Esta es posiblemente precursora de Atenea

En tiempos antiguos, Atenea bien pudo haber sido una diosa pájaro, parecida a la diosa desconocida representada con mochuelos, alas y garras de pájaro en el relieve Burney. O bien, la “Diosa Pájaro” de las vasijas Beocias (griegas) del Siglo VII antes de Cristo.

En la mitología griega, Atenea o Atena es la diosa de la sabiduría, la estrategia y la guerra justa. Es mentora de héroes. Diosa guerrera, nunca una niña, y siempre virgen (parthenos).

Protectora del arte de tejer (introdujo a los hombres la rueca) y otras manualidades.

También es consejera y protectora de la ciudad de Atenas y de las instituciones políticas. Introdujo en el Ática el olivo como símbolo de la civilización. Según Homero, Atenea sigue en jerarquía a Zeus, de quien fue hija predilecta.

 

Trozos de Cerámica encontrados en las Excavaciones de Hissarlik (Troya). Estos dibujos son de Schliemman su descubridor

Ya hemos visto exhaustivamente, a lo largo de estas páginas pruebas contundentes de la presencia de pueblos indoeuropeos en América precolombina, que abarcan momias rubias, fusaiolas, cerámicas, esculturas y símbolos indoeuropeos de indudable parecido y contenido a las encontradas en Europa, África del Norte e incluso Asia.

Cerámica de la Cultura Chaco-Santiagueña, descubiertos en las múltiples excavaciones hechas en Santiago del Estero. Dibujos de Duncan Wagner del Museo Arqueológico de Santiago del Estero, Argentina

Es increíble el parecido de los motivos y los estilos como para seguir negando una influencia troyana en sudamérica.

Es hora de ACEPTAR la realidad: hubo pueblos blancos en América Precolombina, muy anteriores incluso a las incursiones vikingo-noruegas en Canadá y USA y a las conquistas vikingo-danesas en México, América Central y Sudamérica

Analizaremos ahora cerámicas y esculturas que presentan los rasgos de una Lechuza, símbolo de trascendental importancia en las culturas indoeuropeas.

 

Athene Noctua o Lechuza común. En la antigua Grecia era el animal sagrado de la diosa Atenea, de la cual toma su nombre científico, y es símbolo de la ciudad de Atenas. Muchas monedas acuñadas llevaban la imagen del animal.

Una de las cosas más interesantes es que la cerámica de Santiago del Estero y del Norte Argentino reproducen las líneas de un rostro de lechuza o mochuelo. Pero más interesante aún es que estas cerámicas del Norte Argentino, son iguales a las halladas en Troya.

La Lechuza como divinidad, parece ser el origen de la Diosa Atenea de los pueblos del mediterráneo, que no sólo era acompañada por una lechuza, si no que en muchas representaciones lleva una górgona (ver Górgonas en Sudamérica) sobre su pecho.

El nombre Atenea no tiene etimología griega, y probablemente era ya una diosa en el Egeo antes de la llegada de los griegos.

Ha sido comparada con las diosas madre anatolias, siendo su nombre posiblemente de origen lidio o bien cretense.

 

Cabeza de Lechuza de la Cultura de San Agustín, Colombia. Observe el extraordinario parecido de este motivo con la cerámica troyana abajo

Heródoto y Platón la identificaban con la antigua diosa de los libios (actuales bereberes) y egipcios Neith, “la libia”.

Hay muy fuertes indicios derivados del análisis de cerámicas y estatuillas que, en tiempos antiguos, la propia Atenea era considerada una lechuza, o una diosa pájaro en general.

Se decía que el búho (alegoría de la sabiduría en las tradiciones de origen indoeuropeo), o en todo caso la lechuza, inspiraba intelectualmente a los hombres durante la noche ya que estaba vigilante próximo a los secretos de Hipnos (el Sueño).

 

 

 

Cerámica Troyana con el Motivo de la Lechuza. Museum-für-Vorund- Frühgeschichte. Sala Schlieman

Es interesante advertir que “glaux”, ‘mochuelo’(mochuelo o lechuza) tiene la misma raíz, presumiblemente por sus distintivos ojos.  Aquí ya vemos una sincretización de todos los símbolos indoeuropeos anteriores en la imagen de Atenea. Están todos: el leon, las serpiente

, la górgona, las aves…

Luego en época ya clásica, bajo el dominio de Atenas, la imagen de atenea se estilizó.

En el caso de América Precolombina, se produjo una “congelación” del mito que nunca llegó a desarrollarse como en el Mediterráneo, hasta alcanzar una imagen clara y definida como la de Atenea.

En América Precolombina, traídos por las oleadas inmigratorias de Blancos, probablemente troyanos, pero sin lugar a dudas indoeuropeos, quedaron las tradiciones de la lechuza, las serpientes, los pájaros compañeros, los leones (reemplazados por pumas o jaguares) y, por supuesto, las górgonas.

De tal manera que vemos desde San Agustín, Colombia, hasta Córdoba en Argentina, cerámicos que representan lechuzas, serpientes y félidos de pares e incluso górgonas.

 

 

Culto a la Lechuza: Cerámicos Precolombinos: (1.200 a.C.) del Museo Wagner de Santiago del Estero, Argentina, con el mismo rostro.

 

 

 

 

Cerámicos troyanos (coleccion Schlieman)

 

Moneda Griega (anverso y reverso) mostrando la asociación de la Lechuza con Pallas Athenea. Reverso de moneda griega con el símbolo de la Lechuza (en el anverso siempre había una esfigie de la Diosa Atenea). Reversos de monedas griegas con el símbolo de la Lechuza (en el anverso siempre había una esfigie de la Diosa Atenea).

  

 

 

IMPACTANTE FUSIAOLA O TORTERO DE SANTIAGO DEL ESTERO, ARGENTINA, CON LA IMÁGEN DE UNA LECHUZA, SIMILAR A LAS REPRESENTACIONES DEL MEDITERRÁNEO

A la izquierda: Fusaiola (Tortero) de Santiago del Estero con el Símbolo de la Lechuza. Como ya dijimos, la Lechuza era la Compañera de Atenea; pero en tiempos remotos era la Deidad en si misma. A la derecha: Athene Cunicularia. Lechuza abundante de Sudamérica.

 

Cerámicas Precolombinas – 1000 a.C. – de  la zona de “Represa de los Indios” en Santiago del Estero, Argentina, que refleja a la Lechuza. Museo Antropológico Wagner de Santiago

 

Culto a la Górgona: Común al Mediterráneo y a las Américas

 

Medusa. Górgona Alada de Creta, con swástikas y dos pájaros en sus manos. Aquí comienza a observarse una sincretización con el mito de la Górgona Medusa. Cuenta la Mitología Griega, que la Cabeza de la Górgona Medusa (eran tres: dos inmortales y una mortal), le fue regalada a Atenea por el Héroe Perseo, tras cortársela y, que Atenea la colgó de su pecho.

 

Górgona de las Ruinas de San Agustín. Colombia)
Aquí ya vemos una sincretización de todos los símbolos indoeuropeos anteriores en la imagen de Atenea. Están todos: el leon, las serpientes, la górgona, las aves… Luego, en época ya clásica, bajo el dominio de Atenas, la imagen de atenea se estilizó.

 

Atenea y Heraclés. Vaso Atico del Siglo V antes de Cristo. Se observa una lechuza en la mano de Atenea y Serpientes saliendo de su vestido. Además de las clásicas cruces indoeuropeas.

 

En esta copa Atica del Siglo V antes de Cristo, se observa a Atenea sosteniendo una lechuza en su mano, una Górgona en el pecho, serpientes saliendo de su vestido, las clásicas cruces indoeuropeas e incluso un león alado sobre su casco (esfinge).
En esta escultura de la tardía Cultura de la Aguada (600 al 900 d.C), Argentina, observamos claramente la imagen de la Lechuza, formada por la cola de los dos félidos (ojos de la lechuza) y por los brazos de la figura “humana” que forman el “arco” sobre los “ojos” de la lechuza. También se observan Cruces Pate o Patadas. Clara influencia indoeuropea.
En el caso de América Precolombina, como ya dijimos, se produjo una “congelación” del mito que nunca llegó a desarrollarse como en el Mediterráneo, hasta alcanzar una imagen clara y definida como la de Atenea.
En América Precolombina, traidos por las oleadas inmigratorias de Blancos, probablemente troyanos, pero sin lugar a dudas indoeuropeos, quedaron las tradiciones de la lechuza, las serpientes, los pájaros comprañeros, los leones (reemplazados por pumas o jaguares) y, por supuesto, las górgonas.a imagen de atenea se estilizó.

 

Pallas Athenea Giustaniani. Con su casco en forma de ojos y pico de lechuza, rematado incluso por una lechuza y adornado con serpientes. Hay una Górgona en el pecho y con Erictonio en su forma de serpiente a sus pies.
Mito del Nacimiento de Pallas Athenea
Atenea Velletri de la Gliptoteca de Munich, Alemania, con Medusa en su pecho y su Casco con una estilizada lechuza como símbolo de su característica “visión” mental

La historia de su nacimiento aparece en varias versiones. En la más comúnmente citada, Zeus yació con Metis, la diosa del pensamiento astuto, pero temió inmediatamente las consecuencias.

Había sido profetizado que Metis alumbraría hijos más poderosos que el propio Zeus. Para impedirlo, Zeus transformó a Metis en una mosca y se la tragó después de yacer con ella. Pero fue demasiado tarde: Metis ya había concebido un hijo y empezó a fabricar un casco y una túnica para su hija nonata. El martilleo que provocaba mientras hacía el casco, causó a Zeus mucho dolor; entonces Prometeo o Hefesto o Hermes o Palemón (según sea la fuente consultada), partió en dos la cabeza de Zeus con un hacha minoica de doble hoja (labrys). Al hacerlo, Atenea saltó de la cabeza de Zeus, adulta y armada.

 

 

Alejandro Vega Ossorio

Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG

Orden del Cetro

Categories
Nova Arqueología

Blancos en América Precolombina: Breve Cronología

Uno de los principales problemas al respecto, es la falta de información oficial. Por razones políticas, culturales y de muy variados intereses, se oculta que no hay realmente “Pueblos Originarios” en América.

Se utiliza ese término para hablar de pueblos de origen mongoloide, ignorando por completo o soslayando de ex profeso los pueblos blancos que desde hace miles de años pueblan las tierras de este enorme continente.

Nadie es “originario” realmente en América. Hubo diferentes inmigraciones a lo largo de la prehistoria y de la historia. Son tan antiguos los pueblos mongoloides como los blancos. Es por eso que creemos necesario al menos dar una cronología aproximada de lo que fueron las corrientes migratorias blancas sobre América y al menos contrarrestar tanta desinformación proporcionada al respecto.

Básicamente, afirmamos que:

1) Hubo contactos con pueblos europeos, africanos y asiáticos en America Precolombina y lo demostraremos.

2) Ningún pueblo es absolutamente “puro” y “autóctono”. Todos son mezclas de razas y culturas.

3) Suponer que culturas provenientes del otro lado del Atlántico o del Pacífico “lo hicieron todo” o que los amerindios “crearon” todo, es una falacia. Todo fue el resultado de la fusión de culturas.

4) Aceptar que hubo blancos, asiáticos y negros en toda la América Precolombina, no implica “disminuir” en capacidades y destrezas a los “Amerindios” actuales, ni la supremacía de alguna raza sobre otra.

5) Dicho sea de paso, los “Amerindios” fueron “inmigrantes” (o sea invasores) en América provenientes de Asia (según las teorías vigentes), al igual que los otros “invasores”: Blancos y Asiáticos provenientes de Eurasia y del Norte de Africa.

6) Terminemos con la cantinela política de los “pueblos originarios”. Amerindios, asiáticos, negros, blancos, vinieron de otros continentes. Todos fueron en algún momento o “inmigrantes” o “invasores” .

 

Veamos el siguiente resúmen de las Inmigraciones a América, antes de “Colón, el Embustero” (como lo llamara el gran maestro Jacques Marie de Mahieu),

 

22.000-16.000 ANE (Antes de nuestra Era):

Pueblos de la Cultura Solutrense (europa occidental) arriban a america en sucesivas oleadas a través del Escudo Glaciar de Wurm (sobre el Atlantico Norte)

16000-12000 ANE:

Distintos publos blancos entre los que se destacan los de la Cultura Clovis arriban a América del Norte y se expanden hacia el sur. estos son los responsables del origen de los Tehuelches, los Huarpes, Wiliches, Comechingones  y otras culturas blancas en América del Sur.

Resultado de imagen para blancos en america precolombina

5200-2000 ANE:

En distintas oleadas llegan los Pueblos Megalíticos de Europa occidental a Canada, USA y México portando la religión del Dios Sol se expanden hasta argentina a lo largo de esos 3 mil años.

2400 ANE:

Arriban expediciones egipcias a la costa este de México

 

2100 ANE:

Los pueblos del Mar y emigrados de varias culturas (troyanos, macedonicos, etc) arriban a América, tras pasar por las canarias, como resultado de la gran Guerra de Troya. Son los que originan la vertiente blanca de la mal llamada cultura “Olmeca”

Se expanden tras 200 años de marcha, hasta Sudamérica y dan origen al Segundo Imperio de Tiwanaku. Tiwanaku ya tenía una gran antiguedad para ese entonces.

100 ANE:

Arriban pueblos chinos provenientes del Río Yang Tsé y se afincan en Tabasco y en Chiapas, Mexico. Originan la vertiente asiática de la mal llamada Cultura Olmeca e influyen enormemente entre los amerindios de la cultura maya.

Nota: decimos “mal llamada “Cultura Olmeca, porque ésta, es en realidad una mezcla de diferentes cultura y razas que ocuparon las mismas regiones en distintas épocas.

500 a 1100 DNE (Despúes de Nuestra Era):

Durante 600 años llegan distintas oleadas inmigratorias celtas: primero los irlandeses, luegos los escoceces y por último los galeses. Influyen notablemente en USA, Canadá y México. Los escoceses son los que originan HVITRMANNALAND (tierra de los hombres blancos relatadas en las sagas vikingas)

960 DNE:

Arriba a México la expedición vikinga danesa del Jarl  Ullman, quien interfiere en el reino tolteca y funda la Liga Maya de Mayapán con foco en Chichen Itzá. Esta misma corriente se expande hacia Sudamérica y funda el Tercer Imperio Blanco de Tiwanaku.

1000-1100 DNE:

Se suceden una serie de incursiones vikingas noruegas sobre Canadá y USA, que no germinan en colonización definitiva.

1200 DNE:

Llegan los templarios a Sudamérica y comienzan a negociar con el Tercer Imperio de Tiwanaku, gobernado por una minoría descendiente de vikingos daneses y,  a través del Paraguay y Brasil embarcan la plata, base de su enorme poderío económico, con la cual inundan Europa,  fundando catedrales, imponiendo su dinero, la banca, etc

1290 DNE

Cae el Tercer Imperio de Tiwanaku, a mano de la sublevación del Cacique Diaguita Kari. Los descendientes de vikingos daneses se dispersan. Algunos van hacia Perú, otros hacia la Isla de Pascua y la polinesia, otros se internan en el amazonas. Durante 140 años se estabalecen en unpequeño reino con base en Cuzco.

 

1307 DNE

Cae formalmente la Orden Templaria y se diluye su poder en lo aparente, en lo formal; pero siguen existiendo en numerosas Ordenes de Caballería y siglos despúes resurgen formalmente en la Francmasonería.

1430 DNE

Los autodenominados “INGA”, modernizado como “Inkas” y luego “Incas”, que significa literalmente “Los Descendientes”. Fundan el Imperio Inca o Cuarto Imperio, ya no con base in Tiwanacu, sino en Cuzco.

1531 DNE:

Cae el Imperio Inca. Fin del Cuarto Imperio. Invasion Española en América

Nota: Demás está decir que hubo también múltiples inmigraciones adicionales como polinésica, jomón (japon) e incluso expediciones griegas y posteriores romanas

 

PARA AMPLIAR

https://artemarcialdelcetro.com/2017/04/02/blancos-en-america-precolombina-los-indios-blancos/

 

 

Autor: Alejandro Vega Ossorio

JEMG

Orden del Cetro

Categories
Nova Arqueología

Blancos en América Precolombina: Fundamentos. Parte III

Versión actualizada: haga click en el enlace

https://artemarcialdelcetro.com/2018/01/26/blancos-en-america-precolombina-fundamentos-fotograficos/

Categories
Nova Arqueología

Los Blancos en América Precolombina: Pruebas.

Autor: Alejandro Vega Ossorio. Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas de la Corporación Planetarios. JEMG de la Orden Militar y Esotérica del Cetro.

Desde el 22 mil antes de nuestra era, pueblos blancos inmigraron a las Américas provenientes desde Europa e incluso desde el Asia. Entre los pueblos blancos con más de 10 mil años de antiguedad en el continente podemos encontrar a grupos raciales como Huarpes, Charrúas, Comechingones y Tehuelches.

Posteriormente, cabe aclarar que hacia el 2.500 antes de nuestra era, más de 1000 años antes de la Inmigración Troyana sobre América Precolombina (postulada por Jacques de Mahie y demostrada por quien escribe este artículo), Pueblos Megalíticos Europeos, cruzaron el Atlántico en varias oportunidades, como fuera demostrado por Jay Wakefield y Reinoud de Jonge en el libro “How the SunGod Reached America”.

Monumentos como Stohenengen son Monumentos Megalíticos al descubrimiento de América. Las Ruinas Megalíticas están extendidas en toda América. Posteriormente entre los años 1.300 y 1.100 de Antes de nuestra Era, todo el Mundo Antiguo Occidental estuvo fuertemente convulsionado.

La Caida de Troya inició una onda expansiva sobre  toda la Cuenca del Mar Mediterráneo, generando enormes movimientos de masas, que no sólo impactaron sobre los Reinos e Imperios establecidos sobre sus costas, si no también sobre  América Precolombina.

Hacia el 1200 aC, pueblos Indoeuropeos, movidos por el hambre y las guerras, se desplazaron por el norte de Africa hacia Canarias y de ahi a América, desembarcando en México. Entre ellos no solo venían pueblos de raza blanca, sino también de raza negra, quizá como esclavos, lo cual era muy usual, por ejemplo, entre los buques fenicios. Ya en México, dieron origen a los preliminares de lo que luego se llamará Cultura “Olmeca”.

La mal llamada Cultura “Olmeca” es en realidad es una sucesión de culturas y razas que se entremezclaron durante el correr de 3 mil años en la Zona Olmeca (Veracruz, Tabasco, principalmente, de México). Por eso resultó tan enigmática durante tanto tiempo para los investigadores. En dicho lugar, la costa de Veracruz, en México, mil años despúes del arribo de la inmigración mediterránea, hacia el comienzo de nuestra era, arribó una importante inmigración asiática, que se mezcló con los amerindios, los blancos y los negros que ya estaban en el lugar.

Estos asiáticos (chinos) introdujeron cambios culturales, como por ejemplo el tallado del jade, el uso del papel, etc., que influyeron en las culturas mesoamericanas y en la cultura Maya. Una clarísima demostración de la influencia asiática en la zona “Olmeca” y en la zona Maya, se encuentra en el libro del preclaro Investigador Mexicano Octavio Luis González Calderón “Arte Olmeca y Maya: la Influencia Asiática”.

Algunos de estos pueblos blancos no se detuvieron en México, continuaron avanzando hacia el sur, fue entonces cuando casi simultáneamente, hacia la misma época (1.200 antes de nuestra era), se produjo en todas las Américas un despertar de la civilización. Desde la zona “Olmeca”, interactuaron con la cultura de San José Mogote, precursora de Monte Albán (México).

Los constructores de las Cabezas Colosales, las repetirían a lo largo del Continente: hasta Pascua y Argentina. Luego, prosiguieron hacia Palo Alto (Guatemala), San Agustin (Colombia) Sechín y Chavin (Peru) y, finalmente, a Tiwanaku, donde formaron el Primer Imperio de Tiwanaku (sobre las Ruinas  de la Original Tiwanaku, de las cual hay fuertes indicios que habría construida entre el 12 y el 10 mil antes de nuestra era, al igual que otras ruinas como Gobeli Tepke, por alguna civilización con avanzado dominio del arte de la piedra).

Torteros o Fusaiolas en América (usados para el hilado), desde Colombia a Argentina, idénticos en diseño a los encontrados en Troya

Dicho Imperio, que se expandió hasta el norte de Chile y Argentina (por el sur) y hasta Colombia. Algunos se establecieron en Isla de Pascua, donde los Moais (los gigantes de piedra) tienen el mismo estilo escultórico que los de Guatemala (Monte Alto).

Este Primer Imperio de Tiwanaku, fue el iniciador de lo que luego sería mal llamados “Caminos Incaicos”. En cuanto la Cultura Chavin de Huantar de Peru, de ésta derivará la Mochica y de éstos últimos los Paracas y Nazcas, cuyas sanguinarias élites gobernantes fueron de raza blanca y, los que en definitiva, construyeron las famosas “Líneas de Nazca” y el complejo hidráulico de la zona.

De más está decir, que esta cultura inmigrante en América Precolombina, se destacó por las obras hidráulicas que dejaron desde San Lorenzo (México) hasta Santiago del Estero (Argentina). Esta primera Inmigración blanca del 1200 a.C, es la que dará origen a todas las Naciones de Indios Blancos de Argentina, Chile y Uruguay. Entre estas naciones de Indios Blancos se encontraban Huarpes, Comechingones, Tehuelches, Huiliches, Pehuenches y Charrúas.

Todas Tribus de Indios Blancos que sorprendieron primero a los Inmigrantes Vikingos Daneses que formaron el Segundo Imperio de Tiuwanaku (hacia el 1.100 d.c), luego a los Templarios que incursionaron en América para comerciar con éstos y, por último al Invasor español, que fue sorprendido por la elevada estatura de todos ellos, más el uso del hierro (comechingones) y la presencia de individuos barbados. A la llegada del español ya habían pasado 2.700 años del arribo de estos troyanos, quienes por supuesto hacia rato que habían olvidado sus orígenes.

Inmigración Celta

Más de 1800 años después, hacia el 600 de nuestra era, comienzon las incursiones Celtas Irlandeses
sobre América del Norte, que dejaron el recuerdo del Primer Quetzalcoalt: el ascético. Estas Incursiones Celtas alcanzaron su cúspide con la llegada de los Celtas Galeses del Príncipe Madoc hacia el 1170 a las costas de USA.

Inmigración Vikinga

En el interín, hacia el 1.000 de nuestra era una nueva invasión de blancos sacude el continente: Vikingos Noruegos incursionan sobre Canadá y Estados Unidos, mientras que Vikingos Daneses incursionan en México tomando Tula (capital de los toltecas).

El Quinto Rey Tolteca, un blanco, asume con el nombre de Quetzalcoalt y, es así que se genera la nueva versión del mito de Quetzalcoalt: el Guerrero. Desde allí, un grupo de Guerreros Vikingos, al mando de Ullman (de ahi viene “País de Oliman” (repetido por las mayas), se dirigen al sur y toman Chichen Itza, conformando la Liga Maya de Mayapán (**).

Blanco Barbado con Armamento y Casco Emplumado, ubicado en el Templo frente a la Pirámide de Chichen Itzá. Es ignorado totalmente por los Guías Mayas que administran el Complejo Arqueológico, quienes simplemente dicen “no tiene barba”

La imagen mítica del “Dios” blanco Quetzalcoalt ingresó en el Panteón Maya como Kukulkán. Sin embargo, los Mayas mantuvieron separada la imagen ascética de la guerrera del dios Blanco, con
Itzamaná como el Dios ascético. Tras varios excesos en ejercicio del poder, y tras una gran revuelta, los blancos de Chichen Itzá, son expulsados por los Mayas y vuelven a Tula.

Entonces, “Quetzalcoalt” se va hacia el Atlántico “enojado” con los suyos por haberse mezclado con los amerindios. En realidad el mito refleja un gran enfrentamiento entre facciones rivales por elcontrol del Reino Tolteca. Quetzalcoalt se va, pero advierte que en fecha determinada otros blancos volverían (la famosa profecía azteca cumplida con elarribo de los Conquistadores Españoles). Quizás “Quetzalcoalt” y los suyos retornaron a Europa, pero algunos de los blancos que quedaron, emigraron hacia sudamérica.

Primero desembarcaron en Venezuela, desde donde se dirigieron a Colombia. de allí a Ecuador (fundando el Reino de Quito) y de ahi a Tiwanaku donde se encontraron con la élite gobernante blanca (de la la anterior invasión), a la cual asimilaron conformando así el Segundo Imperio de Tiwanaku.

Los nuevos amos del Imperio, lo expandieron aún más incorporando el Paraguay y el actual Brasil, hasta las costas del Atlántico y llegando en Argentina hasta Tucumán.

Mejoraron los Caminos anteriores y agregaron los “Caminos del Peabirú” (Caminos Mullidos) que atraviezan el Paraguay hasta el Atlántico. En el interín, estos descendientes de Vikingos Daneses, retomaron contacto con Europa y, establecieron relaciones comerciales con la Poderosa Orden de los Caballeros Templarios.

Los Templarios se beneficiaron con la introducción en Europa de enormes cantidades de plata provenientes de las minas de Cerro Rico (Bolivia), que fueron la fuente de su meteórica expansión y poderío.

Hacia el 1290 de nuestra era, tribus diaguitas del norte de Chile y Argentina, encabezaron una revuelta a las órdenes del jefe Cari (o Kari) y terminaron con la supremacia blanca de Tiwanaku , colapsando al Segundo Imperio.

Se produjo entonces una “diáspora” de los blancos supervivientes. Algunos se internaron en la Selva Amazónica; otros quedaron aislados en el Paraguay y Sur de Brasil; otros emigraron hacia Pascua y de allí probablemente a Polinesia (todos ellos origen de múltiples tribus de “Indios blancos”.

Otros, se reagrupan y dan origen al Tercer imperio (ahora con base en Cuzco): el Imperio de los Descendientes. el Imperio Inga.

Este Tercer Imperio: el Imperio de los Descendientes, perdió el control de las Postas del Paraguay y la salida al Atlántico, a través del Brasil. Sin embargo, expandió su control hasta Santiago del Estero en Argentina, donde obviamente, al igual que sus antepasados vikingos, hallaron a los Comechingones, lejanos descendientes de la primera oleda invasora blanca. También llegaron hasta el Rio Maule en Chile, donde se enfrentaron en varias batallas con la nación amerindia Mapuche.

La Nobleza Incaica hacia 1531, época de la llegada de los españoles, estaba sumergida en la corrupción y en la guerra civil.

Dicha elite gobernante, habia olvidado sus remotos orígenes indoeuropeos y daneses y solo estaba interesada en mantener su cuota de poder parasitario a costillas de la enorme mayoría amerindia.

Esta Nobleza Incaica era de origen blanco (mezcla de vikingos daneses y de los muy anteriores descendientes de troyanos) y, al igual que sus antecesores, dominó a la mayoria amerindia. La Nobleza Incaica fue rápidamente absorvida por el Conquistador Español, por una simple razón: eran blancos. Se trató de un “arreglo entre primos”.

En la Parte III publicaremos “Nuestros Fundamentos”.

(a izquierdaVega Ossorio junto al Menhir del Guerrero con Casco tipo Vikingo, en el Parque Provincial de Menhires, de la Provincia de Tucumán, Argentina)

 


Las líneas generales de esta investigación se basaron en Jacques de Mahieu y Louis Kevran, 
quienes no contaron con los recursos financieros y técnicos de hoy en día para demostrar sus intuiciones y teorías. Nuestro mérito, consiste, en dar consistencia y demostración a las mismas.

Alejandro Vega Ossorio.

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas 

 

JEMG

Orden Militar y Esotérica del Cetro