Categories
Orden Militar y Esotérica del Cetro

Orígen y Objetivo de la Orden Militar y Esotérica del Cetro

La Orden Militar y Esotérica del Cetro, es una organización originada hace más de 500 años, con el propósito expreso de resguardar el Conocimiento Esotérico de civilizaciones anteriores a la actual.

Formada inicialmente por Maestros de la Antigua Orden en Salamanca, España, se extendió hacia el Nuevo Mundo, al compás de la Expediciones de los Adelantados y hacia el Asia, por medio de sus Maestros Peregrinos.

Es una Orden Militar, no masónica, única en su género, cuyo fin no es reclutar gente ni expandirse, sino preservar el conocimiento.

Cuenta con un Consejo de 12 Maestres Generales, destribuidos en 12 países y una Gran Maestre, elegido por el antiguo Principio de “Primus Interpares”, quiénes son los Guardianes de este Conocimiento.

Cada uno porta un Cetro, que es distintivo de su posición y, es un canalizador de la energía telúrica que conecta a todas las mentes de la Red Mental (de la que formamos parte)  a la estructura del Programa Domo, regido por lo que se conoce como “Geometría Sagrada” popularmente y, que no es más, que la simple codificación de la Ilusión que vivimos, conocida como “Realidad” o “Lingua Franca”.

Existimos como un Alma que se desdobla en múltiples mentes, que discurren simultáneamente en Realidades alternas, como Clones Alternos; al par que en cada una de ellas, estos clones alternos, pueden generar copias de sí mismas, llamadas Clones Especulares,  a través de las “Máquinas Holográficas” que conocemos como Superficies Reflectantes (espejos) que cumplan la condición de ser líquidos de alta densidad.

Existe una sola física, que es la física cuántica, que regula el funcionamiento de la Red Mental. Las aproximaciones útiles para el cálculo, como la física newtoniana o clásica, son inexistentes para la OC, al igual que la física relativista.

Para comprender mejor la base de nuestro conocimiento esotérico presentamos aquí un vídeo de 10 minutos que resume las ideas básicas.

 

 

Alejandro Vega Ossorio.

JEMG 

Orden MIlitar y Esotérica del Cetro

 

Categories
Conociendo la Orden del Cetro Orden Militar y Esotérica del Cetro

Orden Militar y Esotérica del Cetro. Fundamentos

Somos una Organización Esotérica con una Estructura Militar. Por eso se llama Orden de los Maestros, Orden del Cetro u Orden Militar y Esotérica del Cetro.

La Palabra “Orden” implica una Jerarquía claramente establecida y una cadena de mandos. Es un tipo de Organización que no es exclusiva de la Masonería,  sino que está extendida a otras organizaciones públicas algunas, discretas o secretas las otras. La Masonería por ejemplo tuvo y tiene decenas de Organizaciones estructuradas militarmente: publicas algunas y secretas las otras. Las mas conocidas: Los Caballeros Templarios y la Orden de los Caballeros de Malta.

Todas las Ordenes de Caballeros han sido y son Ordenes Esotéricas con Organización Militar. Cada una con sus objetivos abiertos y secretos. Cada una respondiendo a una doctrina.

En la OMEC, Orden Militar y Esotérica del Cetro estamos trabajando para decenas de años al futuro, en una sociedad que estará claramente dividida entre “ellos” y “nosotros”, entre ovejas y despiertos, entre fluorizados y los demás

¿Qué diferencia hay entre una simple Logia y una Orden?

Una Logia es una organizacion menor, una estructura  local. Una Orden, en cambio puede tener alcance internacional. Pero,  la diferencia fundamental es que la Orden siempre tiene estructura militar.

La Orden de los Maestros, fue una Orden Militar Esotérica constituida por Maestros Esotéricos altamente entrenados en el Gran Arte, cuyo Distintivo Principal fueron los Cetros y el uso de los Espejos. Para el trabajo individual usaron Cetros, que son colectores de energía telúricas y emisores de bioenergía, y los hubo de muchos tipos, algunos de ellos extremadamente peligrosos y de altísimo voltaje y amperaje. Para el Trabajo Grupal, usaron los espejos, por ser éstos máquinas holográficas.

¿Qué diferenció a la Orden de los Maestros de las Ordenes Rivales?

El fomento del individualismo extremo. Cada Maestro era como un caballero medieval “solo contra el mundo”,  al mejor estilo de los Caballeros de la Tabla Redonda, de las Sagas Medievales y unido por el honor y la lealtad a sus pares

La Orden de los Maestros, se originó a finales de la Edad Media en Salamanca, España´, como una respuesta “individualista” a la Ordenes Opuestas. Estaba basada en un Código de Honor extremo, pero nunca se adaptó a la verdadera ciencia de la guerra, que de idealista y honorífica no tiene nada; mientras que las otras Ordenes si lo hicieron.

La Orden de los Maestros nunca tuvo un Jefe, solo Consejos que una vez cada década se reunían.

Como Organización siempre rechazó la alineación a cualquier ideología y/o religión, la creencia en dios o en dioses o incluso la elevación del ser humano a la calidad de dios. Siempre estuvo prohibido cualquier intento de personalismo o de adoración.

A lo largo de los siglos incorporaron gente de distintas vertientes esotéricas, pero todos eran ingresados a la Doctrina del Gran Arte, superadora de las diversas corrientes místicas preexistentes.

Hubo personajes de distintas formaciones que fueron incorporados a lo largo de los siglos, pero todo el que ingresó renunció a sus creencias previas para desarrollar la Gran Doctrina. Pero, a pesar de tantas corrientes de pensamiento, la doctrina permaneció incorrupta, solo avanzando hacia adelante. Sin embargo, el espíritu individualista extremo conspiró en contra de la organización que fue diluyendo sus filas con el tiempo hasta casi llegar a la extinción a principios de la década de 1980.

Fue en esa década cuando los últimos miembros de la Orden de los Maestros se reorganizaron en la actual Orden Militar y Esotérica del Cetro. La nueva estructura “aggiornada” se basó en un “mix” de la estructura absolutamente individualista de la OM y de las estructuras piramidales de las Ordenes de Caballería. La Nueva Organización se centró en el concepto de “Primus Interpares” o sea de aquel a quién los demás designan Jefe, pero que individualmente es igual que todos. Es un par, un igual, pero designado “principal” (jefe) para ejecutar una o varias misiones. La estricta disciplina de la Orden permite hacerlo y continuar su desarrollo, extendido actualmente en 12 países de hispanoamérica.

Somos un Ejército Esoterico en tiempo de paz. Nuestro unico objetivo es el entrenamiento, el conocimiento, desarrollarlo y preservarlo, porque no esta lejano el día que se necesitará de este entrenamiento y de la organizacion de la OMEC.

Categories
Arte Marcial OC

La Espada en la Piedra. Principio Fundamental del Arte Marcial de Combate de la Orden del Cetro

Entendiendo la Energía del Vacío. Qi (Chi), Prana, Vril son algunos de sus nombres en la Historia

Energía o términos populares “poder interior” es la energía almacenada en el cuerpo humano. Esta “Bioenergía” puede ser súbitamente utilizada por el humano tanto en “estados de concentración” como en “emocionales emocionales”, generando “impactos” a su alrededor que, a veces sorprenden por la magnitud. Esto es la base no solo de las Artes Marciales Orientales, sino de todo proceso que implique conocimientos esotéricos profundos, no vulgares.

Básicamente esta energía, que ha recibido distintos nombres a lo largo de la historia como Prana, Vril, Qi (chi), etc, según sea la cultura. En el marco del hinduismo, el praná o prāṇa es una palabra en sánscrito que significa ‘aire inspirado’ o energía vital.

La Orden del Cetro la denomina “Espada en la Piedra” y a veces “Vril” y, básicamente supone que es la energía inherente al vacío mismo. En mecánica cuántica, la energía del vacío es una clase de energía del punto cero existente en el espacio incluso en ausencia de todo tipo de materia. La energía del vacío tiene un origen puramente cuántico y es responsable de efectos físicos observables como el efecto Casimir.

La energía del punto cero es, en física, la energía más baja que un sistema físico, mecánico-cuántico puede poseer. También llamado “energía residual”. En la teoría de campos cuántica, es un sinónimo de la energía del vacío o de la energía oscura, una cantidad de energía que se asocia con la vacuidad del espacio vacío. A nivel experimental, la energía del punto cero genera el Efecto Casimir que es observable. En una escala por debajo del micrómetro, esta fuerza llega a ser tan fuerte que se convierte en la fuerza dominante entre dos conductores neutros. De hecho, en separaciones de 10 nanómetros, el efecto Casimir produce el equivalente de 1 atmósfera de presión (101.3 kPa).

Debido a que la energía del punto cero es la energía más baja que un sistema puede tener, no puede ser eliminada de dicho sistema. Un término relacionado es el campo del punto cero que es el estado de energía más bajo para un campo, su estado base, que no es cero. Pese a la definición, el concepto de energía del punto cero y la posibilidad de extraer “energía gratuita” del vacío han atraído la atención de inventores independientes.

Esto que la Ciencia actual estudia ya era conocido en tiempos remotos por todas las escuelas esotéricas y místicas. Desde el Extremo hasta el Medio Oriente.

En los pulmones hay miles de vasos finos en los bordes hay millones de bolsas de aire. Estos vasos delicados son esenciales para absorber el aire limpio (oxígeno), que es muy necesario en el proceso de generación de energía para el cuerpo. Dicha energía circula a través de los meridianos largamente estudiados por la medicina china y reinterpretados de muchas maneras incluyendo el concepto de los chakras o centros de energía

Meridianos del cuerpo

Bajo una ejercitación constante, siguiendo pautas prefijadas por las diversas escuelas esotéricas (de la doctrina que sean) y místicas, se aprende a ejecutar correctamente las Respiraciones necesarias para Canalizar la Energía hacia un solo Punto de Contacto e incluso a “dispararla” usando como vínculo el propio medio atmosférico (aire).

Toda la Energía circula por estos meridianos y centros de energía, no reconocidos oficialmente, pero que existen y se demuestra constantemente tanto sea observando Maestros del Arte Marcial como los ahora llamados “superhumanos”, que no son más que personas que naturalmente han tenido estas capacidades y, con el correr de los años, las han desarrollado.

Todo esta basado en la respiración y en las posiciones necesarias para potenciarla.

Es obvio que esta Bioenergía proviene de otra fuente que no es el propio cuerpo humano. De tan obvio que es, resulta aceptarlo. Si tan solo se pensara que un corazon bombea 5 litros de sangre promedio a lo largo de 65 mil kilómetros de arterias, venas y capilares, durante toda la vida, las 24 horas, sin descanso y que esto implica un enorme consumo de energía, se haría más que evidente que con la energía obtenida de la digestión de un kilo promedio de comida diaria, no alcanza para abastecerlo. Y, eso que no estamos considerando todos los demás sistemas corporales con sus grandes y contínuos consumos de energía.

Esta Bionergía proviene de otra fuente. Esa fuente es la energía de punto cero o energía residual del vacío.

Toda la llamada Realidad, no es más que una Ilusión sustentada en una Red Mental que interpreta una “Lingua Franca” que sea de entendimiento común, loque entendemos como “Realidad” material que en verdad no existe más allá de la interpretación que da nuestros cerebro a pulsos de energía que son recibidos por los sentidos y, reguladas por la Red Mental.

Concentrar toda la Bionergía disponible en un solo punto de presión o “disparo”, al igual que en todas las Artes Marciales y Disciplinas Esotéricas, es el Principio Dorado del Arte Marcial de la Orden del Cetro.

Alejandro Vega Ossorio.

Gran Maestre

Orden del Cetro