Troyanos en América Precolombina. Parte 2: Momias Rubias y Pelirrojas

Son múltiples las evidencias de la presencia en América Precolombina de Pueblos Indoeuropeos, entre Los que se destacan los Megalíticos, Troyanos, Celtas, Vikingos Noruegos y Daneses y, por supuesto Asiáticos.
Momia de largas trenzas pelirrojas, de Paracas, Perú. Fotograma extraido del video de Jacques de Mahieu sobre los Troyanos en América Precolombina.

En todo el continente americano: momias. Swásticas, cruces celtas, templarias, runas hiperbóreas, runas vikingas, torteros o fusaiolas, cerámicas, esculturas de górgonas, el culto a la Lechuza y a la serpiente (precursor del culto de Atenea) y, hasta pirámides escalonadas, que no hacen más que reflejar la presencia de las culturas Blancas del norte de Africa, las Canarias y del Horizonte micénico-troyano.

Lo más interesante de todo es que la gran mayoría de todas estas evidencias, aparecen posteriormente al año 1.200 antes de nuestra era, luego de la caída de la Civilización troyana, que se estima entre 1300 y 1200 antes de nuestra era.

Abordaremos en esta página, el tema de las Momias Rubias de América del Sur, con todas sus implicancias, que lanzan por tierra todas las “alegres especulaciones” de los Movimientos Indigenistas (motorizados por la Masonería) que hablan del “pasado glorioso” de sus civilizaciones.

Pasado que fue en realidad motorizado por Minorías exógenas de blancos europeos, con Un mayor desarrollo cultural y tecnológico que los sojuzgaron en el pasado. Es así quedurante la dictadura del Generalísimo Juán Velazco Alvarado en Perú, se gestó la llamada “Revolución Nacionalista”.

Un nacionalismo populista parecido al peronismo argentino donde se hablaba de “no alineación con el
capitalismo ni el comunismo”. Otra especie de “mamarracho político”, una mescolanza de fascismo con ideas izquierdistas, típica de los tiranuelos latinoamericanos que nos gobiernan.

Fue precisamente durante esta época que un hecho sin precedentes tuvo lugar: arqueólogos y antropólogos hallaron las Momias Rubias y “Cabezas Trofeo” cuya antiguedad máxima se remonta al 1.200 antes de nuestra era… ¡ Qué casualidad! Siempre la misma fecha! 1.200 a.n.e.

 

 

Dos Momias rubias de Paracas, Perú, junto a otra de cabello negro negro. En el mismo sitio de excavación. La presencia ambas momias, desvirtúa por completo el argumento que los cabellos “se decoloran” por la acción del clima desértico. Los cabellos no se decoloran. El color rubio y los cabellos finos, indican sin lugar a dudas la presencia de blancos precolombinos en Perú. Cortesía del Explorador Investigador Sebastián Suárez

Quema de Momias Rubias

Gran parte de estas Momias fueron quemadas por el Gobierno del “Ilustre” Velazco Alvarado, para evitar “teorías disparatadas” – según Velasco- de los “enemigos reaccionarios”. Nada que nos sorprende de las demagogias latinoamericanas pseudonacionalistas, que terminan siendo escandalosas “pantallas” de verdaderas bandas de entregadores de las riquezas nacionales al salvaje capitalismo externo. Sin embargo, no solo han quedado imágenes que las rescataron del olvido, para terminar de una vez por todas con la ceguera y la ignorancia populista, si no que también, por suerte, siguen apareciendo…

 

Fotogramas extraidos del Video de Jacques de Mahieu sobre los Troyanos en América Precolombina. Son Momias rubias y Pelirrojas de Paracas, Perú

 

A la izquierda: Momia de Cabellos Rojizos de Arequipa, Perú. Cortesía del Explorador Investigador Sebastián Suárez. A la derecha: Cabellera castaña y de cabellos finos. Es un cráneo de una momia de la cultura Paracas, Perú. Cabellos castaños y finos no son atributos de las razas amerindias.

Es que no fueron pocos los Blancos precolombinos en América. Si bien algunas de estas imágenes fueron Rescatadas de videos antiguos (más de 40 años) VHS, pertenecientes a Conferencias del Antropólogo Jacques de Mahieu, de baja calidad para los  estándares digitales actuales puesto que se ven borrosas, muestran claramente de qué estamos hablando: momias de Raza blanca y cabellos claros.

Por suerte, como dijimos, no quedáron solo imágenes de viejos videos. Las Momias Rubias continuán apareciendo y, por suerte, nuestros Colaboradores en Perú, nos siguen enviando imágenes, para que por cuestiones políticas no se oculte la Verdad.

La Gran Farsa Peruana; barnizar las momias blancas para que parezcan amerindias

 

A la izquierda: momia de Piel Blanca, barba, bigotes y cabellos castaños del Museo “A las Peruanas “antes de ser peruanizada”, es decir pintada con barníz para que parezca “más peruana”, de acuerdo a las “políticas” del gobierno peruano.  A la derecha: estado deplorable en que quedan las momias de piel blanca luego del proceso de “peruanización” (barnizado), es decir de oscurecimiento de la piel para que se parezcan a las mayorías indígenas de la población de Perú

 

A pesar de las salvadas de tantos ignorantes y de tanto político cretino, el tema de las Momias Rubias de las culturas Paracas y Nazcas en Perú, actualmente es algo inocultable, al igual que las Momias Rubias de las primeras Dinastías Egipcias o las Momias Rubias de Tarim en China.

Por más que los tiranos de turno se esfuercen en ocultar las verdades, tarde o temprano surgen a la vista las pruebas. Las pruebas “estallan” en la cara de éstos cavernícolas.

Preguntas cuyas respuestas caen por su propio peso

¿Amerindios de cabellos rubios, castaños y rojizos (los cabellos no se decoloran tras la muerte)? ¿Amerindios de Facciones indoeuropeas? ¿Es mucho no como para seguir negándolo? ¿Alguna vez vio algún amerindio puro de pelo rubio o rojizo natural?

Sería como ver a un japonés rubio. No los verá nunca, porque genéticamente es imposible.  Aunque a algunos no les caiga en gracia el aceptarlo, los pueblos amerindios fueron Influenciados por pueblos blancos venidos de otro lado del océano .

“Cabezas Humanas de Trofeo” de la Sanguinaria Cultura Paracas y Nazcas: innegable prueba de la presencia de blancos

Fue costumbre de ésta cultura cazar personas y ostentar sus cabezas como trofeo. Muchas de esas cabezas muestran pieles blancas, cabellos rubios, castaños y pelirrojos. Esta fue una sanguinaria costumbre de los Guerreros Paracas y Nazcas, minoría blanca sojuzgando a blancos y amerindios. victimizaban amerindios y
también a sus congéneres blancos para obtener estos “trofeos”. Una tiranía sustentada por el terror, al igual que lo fueron las ciudades estados Maya y el Imperio Azteca, muy posteriormente.

 

 

 

 

Momias en Sitios Arqueológicos y Museos; Máscaras Riturales con ojos azules

A la izquierda: Momia de la cultura Huari o Wari, reino aliado de Tiwanaku. Presenta cabello castaño y lacio, piel blanca y ojos claros. A la derecha: momia de cabellos rubios del Cementerio del Sitio de Chauchillas, Perú (abajo se vé la ampliación).

 

A la izquierda: momia de cabellos lacios y castaños del Museo de Sitio de Chaucillas. A la derecha: ampliación de momia de cabellos rubios y lacios del mismo lugar.

 

Momia de un Bebe blanco, con pelo castaño Cultura Wari, también controlada por blancos (Reino Aliado del Primer Imperio de Tiwanaku)

 

Ampliación de la Momia Bebe de la Cultura Wari. Observe su dedo en la boca. Observe el gorro con motivos tiwanacotas.

 

 

A la izquierda: Momia de la Cultura Huari o Wari, aliada del Primer Imperio de Tiwanaku. Pose una máscara mortuoria con ojos celestes claramente definidos. Recientemente descubierta. A la derecha: su ampliación. Dicho sea de paso esta costumbre es común a varias partes del planeta.

 

Es obvio que muchas de las Momias de Paracas y Nazca (Perú) o las del Norte de Chile, pertenecieron a individuos de raza blanca.

Jacques de Mahieu, fue el primero que sostuvo que dichos individuos tenían linaje de orígen troyano, dada la gran cantidad de pruebas adicionales que iremos viendo a lo largo de estas páginas de la Saga Troyana en América Precolombina. Pruebas que incluyen símbolos Indoeuropeos: swásticas, runas, torteros o Fusaiolas, cerámicas, esculturas de Górgonas, el culto a la lechuza y a la Serpiente (precursor del culto de Atenea) y, hasta pirámides escalonadas.

Momias Blancas y Rubias del Norte de Chile: Atacama, Antofagasta y Chinchorro

A la izquierda: momia de cabellos rubios de Atacama, Chile. A la derecha: Momia de Cabellos Rojos. Ambas del Museo de la Serena, Chile.

 

 

A la izquierda: momia de cabellos castaños de Antofagasta. A la derecha: momia de bebe con cabellos rojizos de Atacama, Chile.

 

 

A la izquierda: momia de bebe con cabellos rojizos. Cultura Chinchorro, Chile. A la derecha: momia con peluca de cabellos rojizos
de la Cultura Chinchorro, Chile

 

 

A la izquierda: momias de la Cultura Chinchorro, en el Museo. Les quitaban las visceras, reemplazaban sus rostros con máscaras de barro y colocaban pelucas en lugar de sus cabellos. Dichas pelucas son en su mayoría rojizas algunas; rubias, las otras. A la derecha: Comechingones: Tierra de Cromagnones: Izquierda Cráneo de un Cromagnon (raza blanca) de más de 30 mil años de antiguedad (Francia). A la Derecha Cráneo de un “indígena” de la “Cultura Chaco Santiagueña” (supuesta por Wagner), que es en realidad la Cultura Comechingón de Argentina, con más de 2 mil años de antiguedad, que es también un Cromagnon. Sorprendente correlación ya detectada en la década del 30 y nadie se animó a afirmar que los blancos ya estaban en América Precolombina, porque la idea parecía “descabellada”.

Arriba: momias de la cultura Chinchorro, de Chile

 

La Expansión Indoeuropea

¿Le resulta extraño que los indoeuropeos se hayan expandido por todo el mundo, alejándose de Europa a lugares tan lejanos Como Canarias, Norte de Africa, Asia Menor, Irán, la India, América e incluso China?

No se sorprenda: las razas del tronco Indoeuropeo fueron un pueblo muy inquieto, explorador y conquistador.  Los Indoeuropeos se extendieron por todo el mundo antiguo dejando la costumbre de la momificación. Momias rubias en Egipto, en Canarias, en la Cuenca de Tarim en Xinjiang, China. Cabelleras Rubias, Castañas, Rojizas, pieles Blancas, cabellos finos…

Las Momias Rubias Egipcias

Otro caso emblemático además de las Momias de Tarim en China, las de Paracas en Perú o las de Chile, son las momias rubias egipcias, de las primeras dinastías, cuyos cabellos nada tienen que ver con el perfil racial semítico actual del pueblo Egipcio.  Egipto es una tierra que ha sufrido Decenas de invasiones de todo tipo de razas a lo largo de su historia y de la cual es lógico suponer una mezcla contínua hasta dar con el perfil actual de Los egipcios. Nada de que avergonzarse. Nada para estar ocultando.

Egipcios rubios de las primeras dinastías. 

Egipcio rubio paseando a un perro… ¿dálmata?

A la izquierda: momias rubias de dignatarios egipcios. A la derecha: momia pelirroja de la Faraona Hatshetput

 

Momia rubia del poderoso Faraón Ramses II

 

Sin embargo, son Momias cuyo orígen racial original, se empeñan los curadores Egipcios en ignorar. Es como si no Existieran. Nefertiti, es un claro ejemplo de un individuo de raza blanca, perpetuado en una cerámica.

Los Faraones se casaban entre Hermanos, al igual que la nobleza Incaica. Conducta reiterada entre las minorías Indoeuropeas, de las Castas Gobernantes, para evitar el mestizaje con los grupos raciales a los cuales dominaban y poder así perpetuar el dominio sobre las mismos. La Casta gobernante egipcia original, es descendiente de los pueblos de Cromagnones, que emigrando de europa, ocuparon el norte de África.

Colocamos a Nefertiti como claro ejemplo de las evidencias que tenemos ante la vista y que, de tan obvias, no les prestamos atención.

El Busto de Nefertiti, es un llamado de atención muy notorio de como a veces las evidencias están a la vista y las ignoramos sin pensar. Ver cerámicas es mucho mejor que tratar de imaginar el aspecto de las momias. Al busto de la Faraona Nefertiti, esposa de Akhenaton, le agregamos digitalmente el ojo faltante para evitar distracciones con el ojo vacío. Resulta más que obvio, que fue una mujer de raza blanca. Observe el puente de su naríz, su barbilla rectangular…

 

Las Momias Blancas e Tarim, China

El caso de las Momias de Tarim es clásico y emblemático de como las “pruebas estallan en la cara de los gobiernos”, oponiéndose a sus sucios intereses y doctrinas. Se hallaron momias de rasgos blancos, que datan de fechas que van del 1800 antes de nuestra era al 200 de la misma.

Las momias de Tarim, se asocian a la cultura Tocaria. Una cultura en China que nada tiene que ver con las razas asiáticas. El ADN de estas momias está emparentado con las razas de blancas de la Mesopotamia asiática, India, el danubio y otras regiones a determinar.

Momias rubias de Tarim, China

Durante años el gobierno chino negó su existencia para evitar tensiones separatistas en la zona de Tarim. Ya Plinio el Viejo los mencionaba en su obra “Taprobane”, donde hace una descripción de los “Seres” (pueblo ubicado en el noroeste de China). Dicha descripción la hizo un Embajador desde Taprobane (actual Isla de Ceylán) al Emperador Claudio, diciendo que los Seres excedían la altura Normal de los hombres, que tenían ojos azules y pelo lacio”. Refiriéndose así probablemente a las tribus blancas Asentadas en la cuenca del Tarim.

El hecho concreto es que los Indoeuropeos se expandieron por todo el mundo, llevando toda su simbología y cultura, que incluyen entre otros las famosas swásticas que encontramos en todo el planeta: desde América hasta el Asia.

 

Momia Blanca de Cherchen, China. El “Hombre de Cherchen” está acostado boca arriba, con la cabeza apoyada sobre una almohada y las piernas flexionadas. Sus rasgos físicos no son asiáticos. Definido como “célticos”, medía 1,80 de estatura, tenía los pómulos y la nariz angulosos, el pelo castaño pelirrojo.

Y, es en Asia donde se usa ampliamente todavía como símbolo de buena fortuna, a pesar que en occidente sea considerado como un símbolo de la maldad, impuesto por los vencedores de la 2GM. Al punto de llegar a la ridiculez que si alguien lo usa va a prisión. Por suerte en Asia no hay tanta idiotez.

Las primeras apariciones de de las swásticas son del neolítico y se registran en europa occidental, tierra del Cromagnon que fue el orígen de los futuros Indoeuropeos.

En Loulan se han encontrado muchas más momias, algunas caucásicas, otras de rasgos orientales, pero la difusión de los hallazgos y la investigación sobre la Cultura Tocaria se ha enfrentado a numerosos obstáculos por parte del Gobierno Chino, hasta la actualidad.

 

 

 

 

 

 

 

Momia de rasgos indoeuropeos de Tarim, China. Fíjese si hay diferencia con las Momias de Paracas, Perú o las de Egipto
La “Bella de Loulan”, China. Una mujer de rasgos europeos que medía 1,55, ha sido datada alrededor del 2000 A.N.E.. Lleva el pelo adornado con una pluma de pájaro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monje Budista pelirrojo, de ojos claros y de Tarim, China rasgos de raza blanca. Cueva de los Budas en Asia Central No tiene nada de sorprendente: los pueblos indoeuropeos se expandieron por todo el mundo.

 

Alejandro Vega Ossorio

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas

JEMG

Orden del Cetro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *